Archivo | Sugar Rush RSS feed for this section

De cabeceras II

11 Oct

Post vago para comepensar el hecho de que ayer no escribí: más cabeceras. Esta vez no las he elegido por su calidad, sino porque tienen cierto valor personal para mí por las anécdotas que hay detrás de ellas, que más bien se resumen en hacer el gilipollas con mi novia Tati (¡un beso que se que me lees!) cuando vemos la serie juntos y salen en pantalla.

The Big Bang Theory

The History of Everyting, de los Barenaked Ladies, es el tema que suena mientras un breve resumen de la historia de la humanidad nos lleva hasta los protas de la serie. La verdad es que es una canción que se da bastante bien para bailar.

Hustle

Tiri, tiri, tiri, tiri, tiri… Los créditos de Hustle son muy sencillos pero efectivos, y cumplen a la perfección el objetivo de explicar la serie en 45 segundos… y además son geniales para intentar hacer cosquillas con cada tiri. Estos son la segunda versión, por cierto.

Sugar Rush

¡Es todo rosa!, me decía ella. Y la canción de Blondie, One Way or Another, da para mover la cabeza a diestra y siniestra casi como si estuvieras escuchando Ace of Spades de Mötorhead, por ejemplo.

Eureka

Esta es la primera versión, que en los últimos capítulos ya aparece recortada, lo que es una pena. Eso sí, la música, calmada y pausada, llama a dar golpes ligeros con los dedos en la pierna de la persona que está a tu lado.

Parenthood

Para éste tenéis que ir a youtube, ya que ninguno de los que hay permite inserción. Esta cabecera no tiene mucho más que la propia canción de Bob Dylan, Forever Young. Es la versión rápida de las dos que hizo. Y en la versión que se vendió a otros países creo que la cambiaron por otro tema, supongo que por cosas de derechos.

The Cleveland Show

Perdonad por la calidad, pero no hay un vídeo mejor en youtube. La verdad es que la canción, así con los toques a lo tema disco de los 70, está chula, y la voz de Cleveland en ella se presta a imitarla y cantar a la vez que él.


Anuncios

El desconocimiento de las series británicas

28 Ago

Me parece que a estas alturas no es ningún secreto el hecho de que soy un enamorado de los programas y de  las series británicas. Me flipa la manera que tienen de desarrollar sus dramas y el toque de humor tan especial que le dan a sus comedias. Además, suelen ser bastante originales en sus planteamientos, en sus estéticas y en sus maneras de contar la historia al espectador. Y no suelen tener ese aire tan industrial que tienen las estadounidenses o las españolas, por ejemplo.

Sin embargo, parece que simplemente un puñado de series, y ningún programa, son las que llegan a conocerse en España, y sólo hay que echarle un vistazo a la blogosfera televisiva en castellano para verlo. Siempre se nombran las mismas series de siempre: Benny Hill, Mr. Bean, las adaptaciones de la BBC de novelas varias, las de Ricky Gervais, Secret Diary of a Call GirlThe IT Crowd, Little BritainSkinsDoctor Who, Torchwood, Misfits, Dead Set, Life on Mars y Ashes to Ashes, últimamente LutherSherlock y probablemente alguna otra de la que me esté olvidando. Quizá sea Casciari el único que habla de alguna más, y gracias a él la grandísima Shameless salió del anonimato. Y me parece una pena, porque hay mil y una joyas desconocidas por ahí.

Así que por eso, por aportar un pequeño grano de arena a la solución de esa carencia y dar a conocer series y programas que me gustan, pos voy a nombrar algunas que pienso que deberían de estar más reivindicados, a ver si alguien lo lee y al menos les echa un ojo. Eso no quita que en algún momento del futuro de este blog (que parece que tiene, me sorprendo a mi mismo con la cadencia de posts que llevo) se vaya a hablar más detenidamente de ellas. Vamos con el Top 9 (porque son las que se me vienen a la cabeza):

9.- Benidorm: Estoy viéndola en estos momentos. Creada por Derren Litten para la ITV en 2007 y sin acabar aún, va de las aventuras en tono de comedia de un grupo de turistas en… justo, Benidorm. Está rodada en España, y aún así, totalmente desconocida.

8.- Sugar Rush, de la que ya hablé hace poco.

7.- Mongrels: De Adam Miller para la BBC, su primera temporada acabó hace dos semanas. Es una comedia de marionetas, y va de la vida de cinco animales callejeros. Es muy bestia y con muchas referencias culturales.

6.- Black Books: De Dylan Moran y Graham Linehan. La echaron en Channel 4 de 2000 a 2004, y tiene tres temporadas. Va del propietario de una librería bastante tarado y antisocial, de su empleado y de la dueña de la tienda de al lado. También comedia.

5.- The Thick of It: 3 temporadas en la BBC desde el 2005, y sigue incluso con película de por medio. creada por Armando Ianucci, nos habla de la vida política del Departamento de Asuntos Sociales del Gobierno de Su Majestad desde un punto de vista satírico.

4.- Spooks: Van ya 8 temporadas desde 2002 de la serie de la BBC creada por David Wolstencroft. En ella vemos las vidas de unos agentes del MI5, uno de los servicios secretos británicos, en su oficina de Londres.

3.- Yes, Minister y Yes, Prime Minister: Son básicamente la misma serie a pesar del cambio de título, y nos habla de los trapicheos políticos que hay en el Gobierno desde el punto de vista de la comedia. Creada por Sir Antony Jay y por Jonathan Lynn para la BBC, se emitió desde 1980 a 1988. Es una de las mejores comedias que ha dado UK, y hasta tuvo videojuegos y todo.

2.- Red Dwarf: 8 temporadas y un especial es lo que estuvo esta serie de la BBC en antena, del 88 al 99. Creada por el dúo Rob Grant – Doug Naylor, es todo un clásico de la ciencia ficción. La historia comienza cuando un accidente en la name homónima mata a toda la tripulación menos a uno y a su gato, conservados en estado suspendido por el ordenador de a bordo.

1.- Top Gear: Dicen que es el programa más visto del mundo, y es, quitando series, mi preferido de calle. Lleva desde 1977 en antena en la BBC, aunque la etapa nueva empezó en 2002 tras unos años de parón, e incluso tiene algunas versiones internacionales. En teoría es un programa de coches, en realidad es un programa de tres colegas de mediana edad (Jeremy Clarkson, Richard Hammond y James May) que se putean un huevo y se divierten jugando con vehículos. Y la identidad del piloto de pruebas, The Stig, es uno de los secretos mejores guarados de Gran Bretaña.

Subidón de azucar

17 Ago

Normalmente soy bastante consciente de cuando no soy el target de una de las series que esté viendo, lo que no quiere decir que no las pueda disfrutar igual. Este es el caso de Sugar Rush, serie producida por la inglesa Channel 4 en 2005 y basada en la novela homónima de Julie Burchill. Son dos temporadas de 10 capítulos cada una, y duran unos 25 minutillos, así que se ve rápido.

Esta serie va de una chica llamada Kim (Olivia Hanillan), de 15 años y lesbiana. Al principio de la serie se muda de Londres a Brighton, donde conoce a Sugar (Lenora Crichlow), que es heterosexual, lo que no impide que nuestra protagonista se enamore perdidamente de ella.

Fuera de los canales dirigidos al público LGBT, como Logo o here!, la temática homosexual pocas veces ha tenido series dedicadas exclusivamente a ella. Y de las pocas que hay, como Queer as Folk o The L Word, la mayoría han sido emitidas en cable. Sin embargo, en Reino Unido es otro rollo. Channel 4 es de las pocas cadenas capaz de tratar estos contenidos abiertamente, haciendo la versión original de Queer as Folk y la propia Sugar Rush. La diferencia es que esta vez, se trata de lesbianas adolescentes, lo que la puso en el punto de mira de varias asociaciones, ya me imagino que sabréis de que palo.

Polémicas aparte, Sugar Rush es una serie bastante pasable. Sabemos que normalmente las series de Channel 4 (Skins, Shameless) son muy potables, y esta no es la excepción. La vuelta de tuerca a la historia típica (persona se enamora de otra, la otra no le corresponde) funciona bien, entretiene y engancha.

Pero lo que hace especial a esta serie, son los personajes. Ninguno es especialmente insoportable, aunque te pueden caer mejor o peor (a mí Saint no me gustaba mucho). Y todos tienen algo que los hace especial, y todos tienen alguna parte de su vida que quieren esconder. Sea el enamoramiento, cuernos, o experimentos vitales, los secretos son parte fundamental de la serie. Mención especial para Matt, el hermano pequeño de Kim, que le da el toque de humor a la serie de una manera muy especial.

No es de las mejores series que ví en mi vida, pero tampoco es de las peores. Si os apetece echarle un ojo en un momento de aburrimiento, cuando no tenéis nada más para ver, esta serie es perfecta.

A %d blogueros les gusta esto: