Archivo | Secret Diary of a Call Girl RSS feed for this section

La pereza de Hannah/Belle

30 Mar

Cuando se habla de series británicas, es ya casi de manual el mencionar que una de las grandes ventajas de sus temporadas de seis u ocho episodios frente a los doce, trece o veintidós estadounidenses es que se impide un estiramiento innecesario y se apartan tramas que no aportan nada a la historia principal.

Y eso suele ser lo normal, pero por supuesto, como en todo, las reglas tienen sus excepciones, y en este caso hay dos que sobresalen por encima del resto: Hustle y Secret Diary of a Call Girl. Esta última ha acabado su andadura con un series finale que no anduvo muy acertado, al nivel de toda su cuarta y última temporada.

Cuando empezó allá hacia 2007, Secret Diary of a Call Girl no es que fuera la polla en verso alejandrino, pero sí que tenía un punto que hacía que fuera una serie agradable de ver para pasar un buen rato. Sabía jugar muy bien con la rotura de la cuarta pared, era capaz de enganchar al espectador con una combinación única de morbo y comedia y humanizaba pero a la vez frivolizaba con un trabajo que normalmente es visto como un denigrante tabú de las sociedades modernas. Ah, y tenía a Billie Piper.

Tan sólo cuatro años y 32 capítulos después, a la serie se la nota cansada de sí misma, se ha vuelto perezosa. Sí, sigue usando los recursos que usaba al principio, pero ya no es lo mismo. Los personajes, quitando a Hannah/Belle, se han transformado en unos tipos totalmente bidimensionales, buscando un único objetivo y ya. Ben, a pesar de todo lo que pueda decir la prota sobre él, se ha vuelto un gilipollas egoísta. Y los nuevos, Poppy y el detective que no me acuerdo como se llama, directamente no pintan nada de nada en la serie. No aportan un carajo. Aunque hayan querido que el machote sirviera para darle una tercera opción a Hannah al final y para darle algo de emoción a un desenlace que se venía venir desde la mitad de la temporada, realmente hubiera sido lo mismo si no hubiera existido.

De todas maneras, entiendo lo que han querido hacer con ese final. Hay que recordar la trama de la segunda temporada, en la que Hannah/Belle deja su trabajo por culpa de un hombre, Alex, y encuentra la vida de currela de ocho a tres aburrida y rutinaria. ¿Y quien no, hija? De todas maneras, con la decisión que toma en los últimos minutos de metraje de continuar haciendo lo que le gusta, se muestra cierta evolución del personaje, se nos enseña que todo lo que le ha pasado en el campo amoroso la hizo madurar y darse cuenta de que por encima de todo, tiene que seguir con lo que realmente le da placer porque aunque a veces no lo parezca, nadie la va a comprender. Lo único decente del finale, porque lo que es el resto, pues bueno, se han dedicado a cerrar tramas a ritmo de treinta segundos por cada una de las otras dos a parte de la de Belle y fuera. Hasta se han permitido unos momentos de recordatorio sobre lo que se ha visto durante estos cuatro años que más que nostálgico me pareció cutre y ñoño.

Menos mal que se acabó ya, no quisiera imaginarme a dónde hubiera caído si llega a haber una quinta temporada. Si hubieran cerrado del todo en las primeras dos, la cosa hubiera cambiado mucho y Secret Diary of a Call Girl tendría mejor consideración en mi cabeza que con la que se ha quedado al final.

Anuncios

Hacia los fuegos artificiales

9 Feb

Casi cada año se escucha la misma letanía: la temporada de Secret Diary of a Call Girl que acababa de terminar iba a ser la última. Al final, esos rumores siempre se dispersan en cuanto Billie Piper anuncia que ha firmado un nuevo contrato que le hará ganar más dinerito con cada episodio, pero esta vez parece que va a ser cierto y que la cuarta, que empezó la semana pasada, va a ser realmente la de la despedida y cierre.

Si realmente va a ser la última, necesitarán terminarla con unos grandes fuegos artificiales, pero para poder hacerlo primero tienes que ir a comprar la pólvora. El final de la tercera temporada, con esa nota de Ben, parece que da los primeros pasos hacia la tienda, pero en la premier de la cuarta se nos informa de que está ya todo lo necesario adquirido y listo para el montaje. Ahora, ensamblarlo todo correctamente para la gran explosión es responsabilidad del equipo de guionistas.

Siendo Belle/Hannah una experta en llevar una doble vida, lo lógico es que la serie siga una estructura de doble trama por temporada mas el cliente de la semana. Parece que este año no vamos a ver una excepción a esa regla. En la parte profesional, en la que no se ha profundizado mucho en este primer episodio más allá de insinuarnos que cada semana vamos a ver a un cliente más… digamos extraño que el anterior, la detención salida de la nada de Stephanie nos da una pequeña pista de cuál va a ser el futuro más allá del final de la serie de nuestra ninfa de la baja estofa favorita. A pesar de que Belle se resista a ejercer de madame, tiene pinta de ser un mundo aún más lucrativo e igual de glamouroso que en el que está metido ahora, sólo una cosa podría interponerse entre ella y la jefatura de las mujeres de la noche: su vida personal.

Y es que Hannah lo tiene bastante complicado en ese campo. La nota de Ben creó un rastro de caos y destrucción del que ni siquiera un viaje a las Maldivas pudo hacerla escapar, y ahora tiene que tomar una decisión. No nos engañemos, al fin y al cabo la única diferencia entre Secret Diary of a Call Girl y una comedia romántica típica es que esta serie es un poco mucho más subida de tono de lo normal, y me extrañaría mucho que dentro de siete capítulos, cuando acabe la temporada, no acabaran juntos. Pero mientras, el proceso de arrejuntamiento promete ser lo suficientemente duro como para que la prostituta tenga que plantearse ya no sólo la faceta amorosa, sino su paradigma vital completamente. La gracia va a estar en ver si lo aceptará de buenas maneras o se acabará cagando en la puta.

¿Qué voy a ver en la midseason 2011?

9 Ene

Hoy domingo empieza la midseason de verdad, así que va siendo hora de darle un repaso a los nuevos estrenos que tengo pensado ver a no ser que haya un cataclismo de proporciones apocalípticas, de echarle un ojo a otras a ver qué tal están, y de repasar qué series de las que ya seguía antes comienzan temporada nueva; todo durante enero y febrero. Por supuesto, este calendario está sujeto a posibles añadidos una vez que la gente vaya hablando de otras series que en principio no tenía pensado ver.

Nuevos estrenos

Episodes (9 de enero, Showtime)

Shameless US (9 de enero, Showtime)

Lights Out (11 de enero, FX)

Spartacus: Gods of the Arena (21 de enero, Starz)

Mr. Sunshine (9 de febrero, ABC)

Le echaremos un ojo

Bob’s Burgers (9 de enero, Fox)

Skins USA (17 de enero, MTV)

Portlandia (21 de enero, IFC)

Nuevas temporadas

V (2ª, 4 de enero, ABC ): Tenéis por aquí mis opiniones sobre el primer episodio de este año.

Hustle (7ª, 7 de enero, BBC)

Californication (4ª, 9 de enero, Showtime)

Shameless (8ª, 10 de enero, Channel 4)

The Ricky Gervais Show (2ª, 14 de enero, HBO)

Parks and Recreation (3ª, 20 de enero, NBC)

Royal Pains (2.5ª, 20 de enero, USA)

Archer (2ª, 27 de enero, FX)

Skins (5ª, 27 de enero, Channel 4)

Secret Diary of a Call Girl (4ª, 27 de enero, ITV)

Justified (2ª, 9 de febrero, FX)

 

A %d blogueros les gusta esto: