Archivo | TVE RSS feed for this section

¡Se sienten, coño!

23 Feb

Sólo hay que echarle un vistazo a cualquier medio de comunicación español cada 23 de febrero para saber la importancia que el golpe de estado de Tejero, Milans del Bosch y compañía tuvo en la historia reciente de este país. Incluso hace un par de años TVE y TVC coprodujeron una miniserie sobre el hecho que se titulaba 23-F: El día más difícil del Rey, seguro que os acordáis de ella. Yo lo hice hace un par de días, y aprovechando una noche en la que ya se me había acabado todo lo que tenía bajado y que está colgada en la web de RTVE, me dispuse a verla de nuevo.

No se puede negar que esta miniserie de dos partes es, al menos, un producto digno, y más si la sometemos a la comparación con ciertas producciones que últimamente se está sacando Telecinco de la manga. La labor de documentación que se puede apreciar durante todo el metraje es magnífica y los decorados y caracterizaciones se ven realistas y están muy bien conseguidos, lo que ya es un gran punto a favor para darle un cierto aire de veracidad al tema (y no, no voy a entrar en si lo que se nos cuenta aquí es verídico o no, que esto es un blog de series y bien que se advierte al principio que es una ficción). Pero la mayor fortaleza de 23-F está en el guión, que es capaz de mantener los momentos de tensión e interesar al espectador sobre unos hechos que, a no ser que seas un anacoreta que ha vivido bajo una piedra durante los últimos 30 años, todo el mundo sabe perfectamente como se resuelven. Ese es el gran obstáculo a la hora de hacer una serie basada en la Historia y no es tarea fácil superarlo, cosa que hace perfectamente 23-F.

Pero por otro lado, precisamente el estar basado en hechos tan recientes permite que no nos tengamos que recrear en las consecuencias del golpe en la vida civil, eso lo tiene todo el mundo en la memoria. Así que tira hacia otro lado, hacia las repercusiones que el éxito del asalto al Congreso tendría en la vida de la familia real y la espada colgada sobre sus cabezas en ese momento que es el exilio, algo que la Reina Sofía ya había vivido en sus carnes tras el Golpe de los Coroneles en Grecia el 21 de abril de 1967. Es un movimiento bastante inteligente que permite subir aún más la apuesta y darle tensión dramática a la cosa. La pena es que no funciona del todo, y la culpa es al 50% de los actores, que no saben transmitirla, y de los diálogos, que son bastante torpes en esos momentos.

Pero donde esta miniserie falla de verdad es en los personajes. Vamos a dejar a parte al típico niño de las series españolas, esta vez representado por Su Alteza Real Felipín de Los Cojones, que más que adorable es insoportable (el personaje). Simplemente no me trago que el Rey sea el paradigma de la bondad y la humildad tal y como parece en la miniserie. Que será rey, pero también es una persona, y que se fume un pitillo a espaldas de la Reina de vez en cuando no es suficiente para darle ese punto de humanidad. Sospecho que ha habido presiones externas para que no se le retratara peor así que tampoco me voy a recrear en el tema, simplemente me quedaré en que no es realista. Eso si, Lluís Homar  hace un gran trabajo con lo que se le da (este tío cada vez que lo veo más me gusta como actor), pero así como en Hispania no tiene a nadie que realmente esté a la altura de su gigante capacidad interpretativa, en 23-F está Emilio Gutiérrez Caba como Sabino “Ni está ni se le espera” Fernández Campo, que sólo con sus expresiones faciales transmite perfectamente una mezcla de preocupación y de engranajes rodando en su cabeza que da a entender mucho más de lo que dicen sus palabras. Juan Luis Galiardo y Pepe Sancho también dan la réplica bastante bien desde el lado de los golpistas.

En definitiva, 23-F: El día más difícil del Rey está bastante bien, pero queda algo empañada por detalles que realmente muchas veces se escapan del guión. Entiendo por qué hizo un 31 y un 35% de audiencia, pienso que se mereció ese éxito. Y realmente, después de Felipe y Letizia, se echan de menos más miniseries de este estilo.

Anuncios

El efecto Águila Roja

26 Ago

Águila Roja me parece una mierda de serie. Empezando ya por el hecho de ver a un ninja en el Siglo de Oro español, pero es que además los efectos especiales son cutres, la historia tiene unos agujeros impresionantes y las actuaciones pues no son muy allá. Empecé a ver la primera temporada en la tele cuando se estrenó, y aguanté creo que cinco capítulos más o menos, antes de que la vergüenza ajena me hiciera dejarla.

Dicho esto, tengo que reconocer algo: Águila Roja, ayudada por El Internado, ha marcado un antes y un después en lo que a series de televisión españolas se refiere, y a pesar de todo, era necesaria una historia como esta para hacer evolucionar a la tele. Sus audiencias han hecho que por fin las cadenas generalistas se replanteen el ir más allá de las series de familias costumbristas, policías, médicos o abogados.

Y ese replanteamiento ha llevado a un cambio claro. Sólo hay que echarle un ojo a las series que están preparando Telecinco y Antena 3 para la temporada que entra, así que echémosselo:

– Telecinco

  • 2055: Serie de ciencia ficción sito en una estación orbital que a la vez es una cárcel (algo que sinceramente no creo que pase a cuarenta años vista). Allí se desarrollará un thriller romántico.
  • Soldados del Desierto o Soldados a secas: Sobre el día a día de un destacamiento militar español en Afganistán. Belén Rueda será la prota.
  • Tierra de Lobos: Un tío llamado Lobo, padre de tres hijas, es el cacique de un pueblo al que llegan dos hermanos atracadores a los que les sale mal un golpe, y que intentarán seducir a dichas hijas. Está ambientada en el siglo XIX, y parece ser que va a tener elementos del western y las pelis de acción para retratar la lucha de clases y caciquismo. Cuenta con María Castro, Nicolás Coronado, Antonio Velázquez y Adriana Torrebejano.
  • Piratas: Rodada en Galicia y ambientada en el siglo XVIII, empieza cuando un noble venido a menos (Óscar Jaenada) conoce a una pirata interpretada por Pilar Rubio. Promete mucha acción y muchos fuegos artificiales.

– Antena 3

  • El Barco: Un buque escuela se encuentra con que después de una gran tormenta, la tierra firme ha desaparecido. Estará Mario Casas. ¿Waterworld meets Gran Hermano?
  • Hispania: Esta es la que a mí me llama más la atención de todas. Cuenta la historia de Viriato, ese héroe lusitano del siglo II a.C que luchó por echar a los romanos y dominó media Península Ibérica. Está ya bastante avanzada y salen Ana de Armas, Antonio Gil, Manuela Vellés, Roberto Enríquez, Juan José Ballesta, Lluis Homar o Jesús Olmedo, entre otros.
  • Bandolera: Va de una escritora inglesa del siglo XIX que viaja a Andalucía en busca de temas para escribir. Allí acabará siendo la líder de una organización que lucha a favor de los jornaleros conocida como la Mano Negra.
  • La Reina del Sur: Coproducida con Telemundo, y basada en la novela de Pérez Reverte, narra la historia de una mujer mexicana que llega a Madrid y se mete en el mundo del narcotráfico. La prota será ¡Kate del Castillo!, sí, Pilar Zuazo en Weeds, y salen también Mónica Estarreado, Nacho Fresneda, Cristina Urgel, Iván Sánchez y Miguel de Miguel.
  • El Tiempo entre Costuras: Basada en la novela de María Dueñas, va de una modista que abandona la Madrid de antes del alzamiento de Franco para irse a Tánger.
  • Después hay dos sitcoms encargadas y alguna miniserie como La Princesa de Éboli, con Belén Rueda (a esta chica no le falta trabajo, no), Eduard Fernández y Hugo Silva, que narra la historia de una mujer avanzada a su tiempo en la época de Felipe II, o Tormenta, dirigida por Daniel Calparsoro y con Patricia Vico, Patricia Montero, Asier Etxeandía y Adam Jezierski, y que va de un experimento en una clase sobre la xenofobia, en los que dividen a los alumnos en nacionales e inmigrantes y los hacen competir por cosas (¿alguien dijo plagio de Die Welle?) .

Como vemos, tenemos de todo: ciencia ficción, ficción apocalíptica, series históricas… Y algunas con, a priori, muy buena pinta. Ahora sólo falta que sean pasables (ya no pido ni buenas).

A %d blogueros les gusta esto: