Archive | Fox RSS feed for this section

Hasta que no lo vean mis ojos…

5 Oct

Yo soy el primero que quiero que hagan la cuarta temporada de Arrested Development. Y la peli. Y otra peli. Y ocho o nueve temporadas más. Para mí, es la mejor comedia que se haya hecho nunca de entre todas las que he visto, que son muchas. Pero hasta que no tenga el torrent con el primer capítulo de esa supuesta nueva tanda que van a sacar en 2013, no me lo creo.

¿Por qué? El motivo más contundente es que Jason Bateman (Michael Bluth) lleva diciendo una vez al año por lo menos desde 2008 que al año siguiente se iba a grabar la película, pero que Michael Hurwitz aún tenía que escribir el guión, siendo en verano de 2010 la primera vez que se apunta a la posibilidad de que ya podrían existir al menos unas páginas escritas. Vamos, que es un poco como el cuento de Pedro y el lobo, lo dicen tantas veces que ya no se lo cree ni dios.

Pero bueno, pongamos que sí que haya peli, y que realmente necesiten esos 10 capítulos para explicar dónde se han metido los personajes desde 2006. Ahora mismo, esa hipotética cuarta temporada no tiene network donde emitirse. La opción obvia sería FOX, que fue donde la echaron originalmente, pero hay una razón por la que la cancelaron en su momento, por mucho que nos joda: no veían Arrested Development ni los padres de Michael Cera. La segunda temporada promedió seis millones de espectadores, y la tercera cuatro. La cancelada al tercer capítulo The Playboy Club sacó ayer 3.39 millones, y estamos hablando de 2011. Imaginaros hace cinco años, cuando la fragmentación de las audiencias aún no era tan pronunciada, lo que significaban esos ratings para una serie, sobre todo teniendo en cuenta de que con Kitchen Confidential (cancelada al 4º capítulo ) eran los lead-ins de Prison Break, que en la temporada 2005-2006, la de debut, hizo unos 10 millones de media. Fox dejaba de ganar dinero por todos los lados, por lo que veo imposible que una network se la juegue de nuevo.

Visto esto, la otra opción es el cable, y dentro del cable, la cadena insignia del grupo Fox: FX. Esta opción es más plausible, ya que pega con una programación repleta de cosas cuanto menos curiosas y bastantes bichos raros (Louie, Archer o It’s Always Sunny in Philadelphia), y estoy seguro de que si se están arriesgando a echar la Champions League, se arriesgarán a emitir Arrested Development. Pero siempre está la posibilidad de que por mucho contrato de emisión obligatoria so pena de pagar una millonada pasen de ella, con lo que habría que irse a otras cadenas. Entre las míticas, la HBO no emite prodcutos precocinados y no es el estilo de Showtime. Puede que AMC quisiera, viendo que tiene a un actor de alto perfil como Michael Cera, un seguimiento de culto y una audiencia que puede ser pequeña pero es muy fiel, buscando un muy necesitado golpe a favor en relaciones públicas. El problema es que no tienen un duro.

Si todo falla, siempre quedará Internet. El experimento de Joss Whedon, Dr. Horrible’s Sing-Along Blog, salió muy bien, y quizá puedan tirar ellos también para adelante a ver que pasa. Y si no, está Netflix, que con House of Cards parece interesada en meterse en producción propia, o, por qué no, incluso Youtube, que va a lanzar ahora sus propios canales de televisión. Aquí el problema es que quizá Arrested Development sea demasiado cara para Internet.

Como véis, no veo nada clara la vuelta de Arrested Development y ya no porque no me crea lo que Bateman diga, si no por falta de opciones donde emitirla. Por supuesto, ojalá me equivoque y a principios de 2013 volvemos a escuchar a Ron Howard narrándonos las peripecias de las familias Bluth y Fünke.

Terra Nova, Choconova, Dinonova

27 Sep

Después de tantos problemas y de tantas fechas tentativas de estreno, ayer por fin la Fox ha podido enseñarnos el piloto de Terra Nova, esa serie sobre una familia que viaja en el tiempo 85 millones de años hacia atrás como solución al ocaso de la civilización humana para incorporarse a una colonia de pioneros que tiene que pegarse con los dinosaurios para sobrevivir. Si te gusta la ciencia ficción, la premisa suena cojonuda…

… peeeero probablemente ya habrás visto antes todo lo que esta serie tiene que ofrecer, y seguro que durante este año. Una sociedad distópica trantando de salvarse a sí misma, un foco de atención que cae en una familia que intenta solucionar sus propios problemas y el toque Spielbergiano de los nenés tocando los cojones, con adolescente insoportable y rebelde incluído. Falling Skies much? Y por otro lado, la solución es crear una nueva sociedad en un sitio totalmente implausible, en la que una parte de los colonos se rebela contra el poder establecido empezando una guerra, y en la que hay un componente de misterio fuera de las fronteras del asentamiento inicial. Outcasts much?

Pero bueno, vamos a fingir que nosotros también estamos en otra línea temporal en la que las series de TNT y BBC no han existido. Se nos ha advertido casi desde el principio de los tiempos de que Terra Nova en el fondo no era más que un drama familiar, pero el problema es que una serie así tiene que tener una familia que no sea intercambiable por cinco sacos de sal, que son los que les hacen falta urgentemente. Todos más sosos que el pan blanco, y lo que es peor, clichés puros. Tenemos al Sheriff Carter de Eureka como padre, pero un poco más relajado con las coñitas. A Tyler de V. A la hija nerd y retrasada social. A la madre robo-doctora como dirían en Futurama, que tiene la profundidad emocional de una sardina.

Y luego está la niña pequeña, Zoe. Con ella no es que tenga un problema grave, es más con lo que ideológicamente representa, que es muy sutil pero desde luego está ahí. Siendo esto la Fox, es evidente que no van a permitir que sus series deriven mucho de la postura conservadora oficial, pero lo de Terra Nova es un poco demasiado. En la serie, en el 2149 hay en vigor una prohibición reproductiva al estilo chino que castiga a aquellas personas que tengan más de dos hijos. Zoe es la tercera, y por las miradas y la tensión alrededor de ella, asumo que no fue precisamente buscada. Si tenemos en cuenta la penalización contra la sobrepoblación, las clínicas abortivas deberían de ser comunes, ¿por qué no acudieron a ellas? A no ser que estuvieran en Marte cuando se enteraron del embarazo, la opción que se deja al espectador para inferir es que han preferido arriesgarse a las posibles consecuencias de primar el principio de que el aborto está mal sobre la ley. Cuando unes ese axioma con la familia que ejerce de héroes de la serie y con el paraíso utópico estás relacionando el bien y lo correcto con el paradigma de familia y los valores respecto a la reproducción de la ideología conservadora, y, por consiguiente, el aborto con un mundo decadente y sin futuro. Mmm… no, no me gusta que me intenten comer el coco, y menos a mis no existentes hijos programándola en el primer slot del prime time y anunciándola como para toda la familia.

Clichés, falta de interés en los personajes y manipulación ideológica. Estos son los tres grandes problemas de Terra Nova, y teniendo en cuenta que los efectos especiales son bastante decepcionantes, acaba por convertirse en una serie totalmente prescindible, lo que es una pena, pues a pesar de todo tuvo buenos momentos a nivel de trama. Pero bueno, con un 3.0/8 en las demos, y a cuatro millones de pavos por episodio, ya pueden mejorar a riesgo de irse al tacho a final de temporada.

¿Qué voy a ver en la temporada 2011/2012?

12 Sep

Como viene siendo habitual en los últimos años, el estreno de la nueva temporada de Sons of Anarchy da el pistoletazo avanzado de salida al curso televisivo estadounidense, aunque el plato gordo no llegue hasta dentro de un par de semanas. Así que va siendo hora de confeccionar el calendario de lo que voy a ver, o al menos empezar a ver, el año que viene. En total, y contando sólo lo que empieza de septiembre a noviembre, salen 48 series a la semana, y eso sin sumar las de otros países ni las que vaya viendo por culpa de las buenas críticas que se les den por la blogosfera. Ni añadir todas las que empiezan en midseason (que me llaman mucho más que las de temporada regular, la verdad), como Smash, Are You There, Vodka? It’s Me, Chelsea o Awake. Pero bueno, enumeremos las de ahora:

Nuevos estrenos:

The Playboy Club (NBC, 19 de septiembre)

Pan Am (ABC, 25 de septiembre)

Suburgatory (ABC, 28 de septiembre)

Homeland (Showtime, 2 de octubre)

American Horror Story (FX, 5 de octubre)

Hell on Wheels (AMC, 6 de noviembre)

Le echaremos un ojo:

New Girl (FOX, 20 de septiembre pero con preair ya rulando)

Free Agents US (NBC, 21 de septiembre)

Whitney (NBC, 22 de septiembre)

Person of Interest (CBS, 22 de septiembre)

Terra Nova (FOX, 26 de septiembre)

Man Up (ABC, 18 de octubre)

2 Broke Girls (CBS, 19 de octubre)

Grimm (NBC, 21 de octubre)

Once Upon a Time (ABC, 23 de octubre)

Allen Gregory (FOX, 30 de octubre)

Nuevas temporadas:

Sons of Anarchy (FX, 6 de septiembre)

Parenthood (NBC, 13 de septiembre)

It’s Always Sunny in Philadelphia (FX, 15 de septiembre)

Archer (FX, 15 de septiembre)

How I Met Your Mother (CBS, 19 de septiembre)

Glee (FOX, 20 de septiembre)

Raising Hope (FOX, 20 de septiembre)

The Middle (ABC, 21 de septiembre)

Modern Family (ABC, 21 de septiembre)

Blue Mountain State (Spike, 21 de septiembre)

The Big Bang Theory (CBS, 22 de septiembre)

Community (NBC, 22 de septiembre)

Parks and Recreation (NBC, 22 de septiembre)

The Office (NBC, 22 de septiembre)

The Mentalist (CBS, 22 de septiembre)

Nikita (CW, 23 de septiembre)

Fringe (FOX, 23 de septiembre)

The Simpsons (FOX, 25 de septiembre)

Family Guy (FOX, 25 de septiembre)

The Good Wife (CBS, 25 de septiembre)

Boardwalk Empire (HBO, 25 de septiembre)

American Dad! (FOX, 25 de septiembre)

The Cleveland Show (FOX, 25 de septiembre)

Being Erica (CBC, 26 de septiembre)

Dexter (Showtime, 2 de octubre)

Hung (HBO, 2 de octubre)

How To Make It In America (HBO, 2 de octubre)

House (FOX,3 de octubre)

The League (FX, 6 de octubre)

Bored to Death (HBO, 10 de octubre)

The Walking Dead (AMC, 16 de octubre)

Chuck (NBC, 21 de octubre)

Abandono:

Hawaii Five-O (CBS, 19 de septiembre)

The Chicago Gürtel

11 Feb

No tenía pensado ver The Chicago Code, es más, fuera de un par de menciones sueltas en blogs y las promos de la Superbowl, no sabía casi nada de ella. Y entonces, llegó Sepinwall y su review del piloto, y la curiosidad empezó a picar. ¿Realmente estaba tan bien como Alan nos daba a entender en su post? Respuesta corta: sí. Respuesta larga: sí, veréis…

Ver el piloto de The Chicago Code es como aguantar una somanta de hostias sin poder defenderte: siempre están pasando cosas que impiden enfocarte en pensar qué es lo importante, que evitan una respuesta inteligente a lo que se está viendo en pantalla. Es como intentar competir en los cien metros lisos contra Usain Bolt: siempre va a estar al menos veinte pasos por delante de tí, y tu única opción es intentar correr más rápido sabiendo que no vas a tener éxito. Pam, cabecera, pam, pam, pam, pam, créditos finales. Es tan rápida que los cuarenta minutos que dura se te quedan en cinco relativos. Por supuesto, esto no es nada malo. Gracias a esa velocidad consigue, además de que al acabar te pases cinco minutos con una poker face de aquí a China y luego estés otros cinco pensando en lo que acaba de pasar, ser terriblemente entretenida.

La gran pregunta que surge después del piloto es básicamente saber cuánta importancia tendrá el aspecto procedimental en los siguientes capítulos. ¿Seguirá la estela del mejor drama de network actual, The Good Wife, y su perfección a la hora de conjugar esta ya casi inevitable carga con la serialización; la de Fringe y su irregular integración de la mitología de la serie con la caza del monstruo del episodio o cogerá la vía The Mentalist/Hawaii Five-0 y se olvidará totalmente de que existe una historia más allá del caso de la semana para sólo acordarse de él en el primer y último capítulo de la temporada y durante los sweeps? Siendo esto la FOX y no la CBS, probablemente veamos una tendencia hacia el primer caso que al final se quedará en el segundo. Espero que no sea así, porque si consiguen una buena conjunción de ambos aspectos probablemente por fin veamos una más que decente competencia a la serie de la Florrick, y que entre las dos se haga un retrato de Chicago en la tele que al menos se acerque al que se hizo de Baltimore en The Wire.

No es casualidad que nombre a la serie de la HBO hablando de The Chicago Code, no. Al fin y al cabo, en el piloto pareció que la serie de Shawn Ryan era una especie de reacción tardía desde las networks a la obra maestra de David Simon. The Wire en ningún momento llegaba a mostrar tan a lo bestia una corrupción tan descarada en Baltimore como la que la nueva serie de la FOX nos pretende enseñar en la Ciudad del Viento y por tanto tampoco mostraba su persecución a tan altos niveles, siempre se quedaba un escalón por debajo de los altos cargos más que nada por interferencias políticas, que insinuaban que sí que estaban ahí pero que eran casi intocables (excepción hecha del Senador Clay “Sheeeeeeeet” Davis, claro). En Chicago van a saco. Desde el primer momento nos dicen que el Concejal Gibbons es un sucio corrupto y por qué, y sólo queda destapar las piezas del puzzle y encajarlas.

Para ello, la Superintendente Colvin cuenta en su mano derecha con el detective Jarek “Duro de pelar” Wysocki. Mira que tanto Jennifer Beals como Jason Clarke me pegaban poco en los papeles que interpretan, ella tan joven y él con esa sonrisa de niño que parece que no ha roto un plato pero que en el fondo es un cabroncete. Y sin embargo, a los tres minutos de metraje ya te tienen totalmente ganado. Al que sí que me costó creerme es a Matt Lauria como Caleb, el compañero recién salido de la academia de Jarek, pero es más problema mío que de Matt. Tengo demasiado fresco el final de Friday Night Lights como para ver a este tío en otro papel que no sea el de Luke Cafferty.

En cuanto al nivel estilístico de la serie, destaca por encima de todo una cosa: el uso del narrador en los flashbacks. Normalmente, cuando se recurre a esa opción hay que hacerlo bien, si no corres el riesgo de que quede cutre y sobre todo, vago. En The Chicago Code este problema no existe, está perfectamente utilizado en una manera que recuerda mucho algunas películas como Sin City. Y no es la única influencia del cine, el propio título hace una referencia a la famosa frase de The Untouchables (Los intocables de Elliot Ness): “That’s the Chicago way”.

Pero bueno, obviamente con un sólo capítulo emitido no se puede juzgar a ninguna serie, ni para bien ni para mal. Sin embargo, ésta tiene el potencial para ser el mejor estreno de networks del año y una de las mejores series del momento, así que habrá que seguirle la pista muy de cerca. Al fin y al cabo, that’s the seriéfilo way.

Especial Superbowl XLV (Epílogo): La resaca del día después

8 Feb

(El pasado domingo 6 de febrero se disputó el partido más esperado del año, la Superbowl XLV, en la que los Green Bay Packers se rpoclamaron campeones de la NFL superando, los Pittsburgh Steelers. Esa noche Estados Unidos se paró completamente, así que para no ser menos y crear algo de ambientillo, yo también paré las actualizaciones normales e hice este especial. Espero que os haya gustado y… Go, You Packers!)

Tengo que hacer una confesión. A pesar de todo el pifostio que monté en el blog por la Superbowl, ese fue el primer partido de fútbol americano de verdad que veía en mi vida. Quien lo diría, ¿eh? Y tuve suerte, fue un buen partido con un final bastante emocionante a pesar de todas las cagadas del ataque de los Steelers.

Parece ser que Estados Unidos coincide conmigo. Nada más y nada menos que 111 millones de espectadores de media pusieron la FOX para ver quien era el campeón, con picos de 162.9 millones. Por supuesto, se ha convertido en la emisión televisiva más vista de la historia de ese país tanto en media como en pico, superando en 5 y 9 millones respectivamente los anteriores récords.

Sin embargo, Glee no tuvo tanta suerte, y se quedó en unos un poco decepcionantes 26.8 millones en un capítulo bastante irregular y desde luego de los más disparatados e increíbles (y no precisamente en la acepción buena) que recuerdo. Por cierto, entiendo que los derechos de “Thriller” sean caros, pero ya me explicarán dónde coño metieron entre 3 y 5 millones de dólares, porque salvo en la escena inicial no se notó en ningún momento que hubiera más presupuesto que otras veces.

Pero bueno, dejando los aburridos números de lado, he de decir que flipé con el nivel de realización e infografías que nos enseñó la FOX. Aquello parecía un videojuego más que un partido de verdad. Que si sobreimpresión en el campo con las yardas, el down, relojes varios, tiempos muertos y no se qué más, cuarenta mil estadísticas con significado real y no del tipo “los jugadores del Valencia fueron una media de tres veces al baño cada día de esta semana” al que nos tiene acostumbrados la Sexta… Una delicia de ver y terriblemente fácil de seguir. Además, siendo el fútbol americano un deporte tan parado como es, en ningún momento se hizo lento o desesperante, sabiendo mantener muy bien el ritmo durante los huddles y las pausas. A eso ayudó mucho la calidad de la publicidad, que si bien fue peor de la esperada, fue claramente superior a lo que se ve en el día a día. Aquí tenéis los cinco anuncios que más me gustaron, y por lo que leo en blogs por ahí la elección parece ser bastante unánime.

5.- Best Buy

4.- Coca-Cola

3.- Mercedes

2.- Chrysler

1.- Volkswagen

Por supuesto, un mini-Darth Vader equivale a Epic Win seguro. Y sin decir una sóla palabra. Por cierto, qué casualidad que mis tres mejores sean de coches y dos de ellos de marcas europeas.

En cuanto a la música, no hay nada que no se haya dicho, entre la cagada de Christina Aguilera en el himno nacional y la de los técnicos de sonido y las múltiples de las cuerdas vocales de los Black Eyed Peas en el show del descanso pues se puede decir que no fue muy allá. Y es una pena, porque el espectáculo de luces y color del intermedio fue muy pero que muy bueno, y Usher y Slash estuvieron muy acertados; simplemente falló el plato principal. Una verdadera pena.

Como curiosidad final y ya para terminar la entrada, en el descanso de la Superbowl las chicas de Los Angeles Tempation ganaron su segundo título consecutivo en la Lingerie Bowl 2011 contra las Philadelphia Passion 26-25… Así, por si os interesaba.

Especial Superbowl XLV (III): La retransmisión de la Superbowl

5 Feb

(Este domingo 6 de febrero se disputa el partido más esperado del año, la Superbowl XLV, que una vez más dirimirá el campeón final de la NFL enfrentando al campeón de la Conferencia Nacional, los Green Bay Packers, con los de la Conferencia Americana, los Pittsburgh Steelers. Esa noche Estados Unidos se para completamente, así que para no ser menos y crear algo de ambientillo, pararé yo también las actualizaciones normales y haré este especial. Espero que os guste y… Go, You Packers!)

Después de dos entregas de este especial, ya tenéis una base para imaginaros hasta qué punto es de importante la Superbowl en Estados Unidos. En el mundillo de la televisión también lo saben, por eso la lógica marca que tiene que ser una de las retransmisiones por la que las networks se pelean a muerte. Pero es todo lo contrario, las networks se van rotando según se haya decidido en los contratos de derechos de televisión que se firman cada cuatro años. Quitando la primera vez, en la que la NBC y CBS la echaron a la vez, esas dos cadenas se fueron alternando hasta 1984, año en el que se les unió la ABC. En el 94 la CBS dejó de ponerla, así que repitió la NBC, a la que le había tocado el año anterior. En la siguiente iteración ya entró la FOX, en el 2001 volvió la CBS y en 2003 sería la última vez que la ABC tuvo los derechos. Ahora mismo, la cosa está CBS, NBC, FOX; siendo esta última la afortunada en 2011.

La FOX tiene preparada una megacobertura del partido, que sin importar la cadena se repite todos los años casi sin variaciones excepto en los presentadores, claro. A las 12:00 de la mañana (a partir de ahora siempre es horario de la Costa Este) empieza Road to the Superbowl, un programa en el que repasan las temporadas de los Steelers y de los Packers, que son las dos franquicias que se disputarán el título. Dos horas después, a las 14:00, arrancará el previo, FOX NFL Sunday, presentado por Curt Meneffe acompañado de un huevo y medio de colaboradores, y que tendrá entrevistas, previsiones de apuestas, estrategias de los equipos y todo lo habitual en este tipo de programas.

El partido en sí comienza a las 18:25 aunque la hora oficial de inicio de NFL on FOX sean las 18:00. Esos 25 minutos se van entre la presentación de los equipos, algún espectáculo previo e himnos y patrioteradas varias de esas de las que les gustan hacer por ahí. La labor de comentarlo recaerá principalmente en Joe Buck y el ex-Dallas Cowboy Troy Aikman. En el descanso están los míticos shows (¿os acordáis de cuando Homer tuvo que planificar uno?) con muchos artistas de primel nivel. Este año van los Black Eyed Peas. Sin embargo, cada año va cogiendo popularidad el cambiar en el medio tiempo a un evento por pay-per-view bastante curioso, llamado la Lingerie Bowl. Es la final de un torneo, la Lingerie Football League, en el que varios equipos de mujeres de buen ver se dedican a jugar al fútbol americano en ropa interior para poner cachondo al personal. Sí, eso existe y sí, quién sino los estadounidenses podían inventarlo.

Después de la segunda parte hay una hora de show post-partido, en el que se recogen declaraciones de los jugadores, la reacción en las ciudades en las que las franquicias finalistas están basadas, las celebraciones y todos los típicos tópicos que se esperan después de dirimirse un trofeo tan importante. Al acabar, que suele ser a eso de las 10:30-11:00, ya viene el lead-out, que este año es un capítulo de Glee titulado “The Sue Silvester Bowl Shuffle”.

Retransmisión en España

En España la cosa es mucho más modesta: el partido y ya. La retransmisión empezará a eso de las 00:00 hora española en Canal +, después de El Día del Fútbol (mañana también hay Liga). Durará hasta las 04:30, o eso dicen en la web.

En radio, este año no vamos a poder disfrutar de las idas de olla de Paco González y compañía mientras se emborrachaban. Teniendo en cuenta que su conocimiento del fútbol americano tiende a cero, para ellos el tener que hacer la Superbowl no era más que una excusa para pasar una noche de relax haciendo y diciendo lo primero que se les viniera a la cabeza mientras se tomaban su whiskazos en directo. Al tener la SER un contrato exclusivo con la NFL y habiéndose ido González a la COPE, la retransimisión se queda en el nuevo Carrusel Deportivo con Javier Hoyos al frente. No sé cómo lo harán y les voy a dar el beneficio de la duda, pero les va a ser increíblemente difícil llegar al listón de los pioneros. Y decir eso de unos pavos que literalmente no tenían ni puta idea de qué iba la cosa tiene que dar una buena impresión de la grandeza de aquellas noches.

Especial Superbowl XLV (I): Los episodios post-Superbowl

3 Feb

(Este domingo 6 de febrero se disputa el partido más esperado del año, la Superbowl XLV, que una vez más dirimirá el campeón final de la NFL enfrentando al campeón de la Conferencia Nacional, los Green Bay Packers, con los de la Conferencia Americana, los Pittsburgh Steelers. Esa noche Estados Unidos se para completamente, así que para no ser menos y crear algo de ambientillo, pararé yo también las actualizaciones normales y haré este especial. Espero que os guste y… Go, You Packers!)

Probablemente una de las mejores cosas que le puede pasar a una serie estadounidense es el ser elegida para llenar el hueco que queda después de la Superbowl, la final de la NFL. Aunque normalmente el partido se suele alargar hasta las diez y media u once de la noche en horarios de la costa este, el efecto arrastre de audiencia que deja la Superbowl asegura, salvo excepciones, unos ratings de entre 20 y 40 millones de personas, lo que es una barbaridad teniendo en cuenta que ahora mismo, salvo American Idol, el propio fútbol americano y NCIS, no suele haber audiencias mayores de 16-17 millones en una noche normal.

Este año el honor le corresponde a Glee, la serie del momento para la Fox, que parece que se tirará a la piscina con un episodio especial basado en el Thriller de Michael Jackson. Esto cuadra perfectamente con una de las estrategias a las que se recurre normalmente en estos casos, que es poner alguno de los programas que normalmente atrae mayores audiencias para la cadena, con la esperanza de retener el mayor número posible de público y poder vender paquetes publicitarios durante una hora más a precio de oro, siendo una la mayor noche del año en cuanto a ingresos publicitarios se refiere. Llama la atención el caso de Friends, que tuvo su oportunidad en 1996 y la aprovechó extremadamente bien, sacando casi 53 millones de audiencia, la mayor de la historia en este slot en concreto, récord al que se acercó la premiere de la segunda temporada de Survivor con algo más de 45 millones en 2001, siendo otro caso de este tipo de programación.

Sin embargo, existen también otras estrategias. Por ejemplo, es también bastante habitual ver como se programa un estreno en esa hora para darle una mayor exposición pública. Aunque esto cayó en desgracia después del fiasco en 1995 de Extreme, un programa de aventuras de ABC que se estrenó tras la victoria de los 49ers en la Superbowl XXIX y que a pesar del empuje que significó tener casi 23 millones de audiencia en su primer episodio aguantó sólo siente episodios en el aire por culpa de los bajos números posteriores. Family Guy y American Dad se estrenaron así en la FOX, y el último ejemplo de esto ha sido el reality Undercover Boss, el año pasado en la CBS.

Pero la estrategia más arriesgada de todas la puso en práctica la ABC en 2003 con la serie de J.J. Abrams y Jennifer Garner Alias, tratando de darle un empujón a una serie que siempre tuvo mucho éxito de crítica y un gran seguimiento de culto, pero en lo que fue audiencias siempre anduvo en un pelín más de la justa y necesaria para ir renovanado temporada tras temporada y ya, hasta terminar en 2006 como víctima de la Maldición de Mork y Mindy (ya hablaré de esto un día porque es realmente curiosa). A la cadena propiedad de Disney no le salió muy bien la jugada, consiguiendo sólo 17 millones y reteniendo sólo un 19% de la audiencia del partido, y todo a pesar de cómo empezó el capítulo.

Como os podéis imaginar, no es casual que se eligiera ese episodio (por cierto llamado “Phase One”) para meter una una Garner muy ligerita de ropa. Los capítulos post-Superbowl suelen contener argucias publicitarias varias, normalmente estrellas invitadas o grandes revelaciones, para mantener el interés en una noche en la que todos los ojos están puestos en un balón ovalado. Por ejemplo, el “The One After The Superbowl” de Friends fue una entrega doble en la que salían como actores invitados, entre otros, Julia Roberts, Chris Isaak, Jean-Claude Van Damme y Brooke Shields. O el de House en 2008, “Frozen”, en el que vimos la vuelta de Amber.

Ya véis, la noche de la Superbowl es realmente un también un gran acontecimiento para el mundo de la tele en Estados Unidos, y tengo la sensación de que Glee se acercará fácilmente el domingo a los 35 millones de televidentes, todos pendientes de la que se va a montar en un episodio que costó entre 3 y 5 millones de dólares, el más caro de la historia para uno emitido en este horario tan especial. Seguro que no decepciona.

A %d blogueros les gusta esto: