Archivo | $#*! My Dad Says RSS feed for this section

La mierda de la CBS

11 Mar

Me considero una persona con muchísima paciencia y con un problema bastante grande: cuando empiezo una serie soy incapaz de dejarla. Tiene que ser realmente mala o realmente coñazo, y aún así, veremos si lo hago. $#*! My Dad Says es un ejemplo de esto, es tremendamente horrible y aún así, y a pesar de que cuando la veo no le hago ni puto caso y de que me enteré ayer de que el último capítulo que echaron fue el final de temporada, no la dejo.

Lo que tiene la CBS es que es capaz de lo mejor y lo peor. Recordemos que es la network de The Good Wife, que ahora mismo y hasta que The Chicago Code diga lo contrario es la mejor serie en abierto de Estados Unidos, pero también es la casa de esta mierda pinchada en un palo que no hay ni por donde coger.

Es cierto que desde el piloto, que tuvo que ser sin ningún tipo de esfuerzo uno de los peores de la Historia conocida y por conocer, algo ha mejorado e incluso ha sido capaz de sacarme un par de sonrisillas en algunos momentos determinados; pero eso no quiere decir que sea una serie merecedora de uno de los slots de programación de la network. Es que por mucha audiencia que tenga (que tampoco es que sean un portento de números), si yo fuera un ejecutivo de la cadena la hubiera cancelado al segundo episodio por la pérdida de prestigio que da el tener un engendro como este en la parrilla.

Es que es tan mala que no sé ni por dónde empezar a ponerla a parir. Los actores parecen robots de cartón piedra con el Loquendo instalado y programado para soltar unas cuantas frases. El que hace de Henry se pasa la vida gritando aunque se supone que tenga que susurrar al oído de otro personaje. El que da vida a Vince es la cosa más forzada que he visto en mi vida, y aunque no es capaz de hacer comedia física ni aunque le pongan una pistola en la sien los guionistas siguen intentándolo. William Shatner parece que está ahí por la pasta: suelta sus líneas que como salgan salieron, cobra el cheque al final del episodio y pasa del resto. Y la actriz que interpreta a Bonnie es la única medianamente pasable, y no porque sea especialmente buena, que no lo es. Si estuviera en una serie normal podría ser perfectamente lo peor de ella, pero rodeada de la mierda que tiene esta producción es como una bocanada de aire fresco cuando estas en el vertedero de basuras más grande del mundo.

Más, los chistes no hay por donde cogerlos y están todos enfocados a que The Shat suelte su frase del Twitter, y el resto importa un carajo. Les da igual si no funcionan las coñas basadas en la repetición, los guionistas insisten e insisten e insisten. Las tramas de cada capítulo parecen sacadas del manual para hacer la sitcom más prototípica del mundo. La dirección y la fotografía brillan por su ausencia, en todos los capítulos sin excepción da la impresión que se ha puesto una cámara fija en el centro de la casa y mientras el resto curraba el director y el director de fotografía se fueron a tomar el café. La iluminación parece la de una serie española: cuatro focos tan brillantes que parece que cada uno esté alimentado por su propia central nuclear.

Ahora que lo pienso $#*! My Dad Says tiene que ser la peor serie que he visto en mi vida, creo que incluso las Matrimoniadas de Jose Luis Moreno son mejores. Y que esto haya sobrevivido una temporada entera y veremos si dos y que Lone Star haya aguantado dos capítulos…

Mierda subcontratada

25 Sep

Sorprendentemente, las nuevas sitcoms de CBS y NBC para el jueves han hecho unos datos de audiencia más que decentes, dándole un toque picante a una noche ya de por sí bastante picante en ese sentido.

Y digo sorprendentemente porque los pilotos de ambas son una mierda. Vale, $#*! My Dad Says más mierda que Outsourced, pero ahora mismo son las dos bastante prescindibles.

$#*! My Dad Says es tan tan mala que es que no sé ni por dónde empezar a ponerla a parir.

Veamos, coges un feed de Twitter que es muy gracioso, por lo que tienes ya frases cojonudas. Lo “único” que tienes que hacer es construír una sitcom que gire alrededor de esas frases. Puedes hacerlo de dos maneras, intentando que salgan de manera natural escribiendo situaciones que se den a ello o puedes intentar meter todas las que puedas en veintidós minutos, forzando todo lo que tengas que forzar para hacerla lo más reconocible posible.

Desafortunadamente, el equipo de guionistas de $#*! My Dad Says ha preferido tirar por la segunda opción. Han cogido a William Shatner y lo han convertido en una ametralladora de soltar mierda por la boca, una mierda que pierde la mitad de la gracia cuando ves el contexto en el que está soltado. Además, una de las cosas que le daba fuerza al Twitter era el uso de tacos en el momento justo, y aquí al ser emitida en una network no se pueden usar, así que adiós a la otra mitad.

Pero bueno, si tienes un guión malo, puedes intentar coger a actores decentes para intentar salvar la situación. Pero no, en esta serie todo está todo hiperexagerado. No hay ni siquiera uno por el que puedas decir “bueno, al menos este tío/esta tía lo hace bien”. Es que ni el propio Shatner; la escena del “Where? When? Why?” se debería estudiar en los colegios de interpretación como ejemplo de cómo no sobreactuar. Es que es tan bestial que tuvo que ser a propósito, si no es que no lo entiendo, es que podría colar como escena de una serie española cualquiera.

Lo que tampoco entiendo es el por qué de que la CBS haya cogido esta serie. Bueno, sí, dinero, porque otra cosa no, pero barata debió de ser un rato largo. Y es que quitando minuto y medio en el DMV, toda la serie está situada en el salón de la casa de Ed, el padre. No sé si buscaban cierta sensación de estar viendo teatro o qué, pero si es así deberían ver el capítulo 4 de Psychoville, “David and Maureen”, y tomar notas, libretas enteras de notas.

En definitiva, claro ejemplo de “I watched so you don’t have to”. Es que ni os molestéis.

Pero bueno, vamos al otro estreno, Outsourced, que estuvo algo mejor. No ha sido para tirar cohetes, pero a esta serie le veo el mismo potencial que se le veía a Parks & Recreation en su primera temporada, que era bastante maliña. Ya sabéis, empresa que subcontrata su call center, tío que se va a la India a dirigirlo, choque cultural, etc…

Los personajes parecen interesantes. Me llama mucho la atención la chica que habla bajo, quiero saber más de ella. ¿Por qué habla así? ¿Está avergonzada por ser de casta inferior? ¿Es simplemente muy tímida? También me gusta Rajiv, el Assistant Manager, que parece un cruce entre Dwight Schrute por su ambición y sus planes maquiavélicos y el intento constante de complacer al jefe de Waylon Smithers.

Por otro lado, ya nos han dado a entender que va a haber un triángulo amoroso entre Todd, Asha y Tonya, a través de una simple mirada de medio mala hostia medio celos por parte de la segunda hacia los otros dos cuando estaban hablando en la cafetería, en un recurso que ya empieza a ser habitual en las sitcoms y mockumentarys.

Pero bueno, espero que afinen los diálogos y tengan la misma evolución que la serie de Leslie Knope en vez de caer en los chistes fáciles y borderline racistas. Si lo consiguen, podemos estar ante una muy buena serie, porque ya os digo a pesar de un piloto maliño, el potencial está ahí.

A %d blogueros les gusta esto: