Archivo | Episodes RSS feed for this section

La decepción del año

22 Feb

El primer capítulo de Episodes mostraba potencial sin ser capaz de desarrollarlo, y durante la corta primera temporada que acabó este domingo mantuvo esa misma tónica de quiero y no puedo, consolidando su posición como mi mayor decepción en lo que llevamos de año televisivo.

Y no es porque sea mala, que realmente tampoco lo es o al menos no más que la media; simplemente, cuanto más se supo del proyecto más mala leche e incisividad se esperaba. Sabiendo el tipo de series que se hacen para Showtime y para la BBC Two, todo apuntaba a una crítica bestial al sistema de desarrollo de series de las networks. Sin embargo, se queda a medio camino de conseguirlo.

Esa esperado rapapolvo se quedó simplemente en una mera caricatura extrema de la influencia de las networks en el proceso creativo por el que se rige una serie. Sí, quizá los responsables de Episodes hayan dicho que todo lo que se ve en su serie les pasó a ellos o a conocidos, pero dudo que sea todo por culpa de la misma persona y en el mismo contexto. En lugar de rebajar un poco el tono y hacerlo menos ridículo, todo lo malo de la industria queda representado en Merc, el más que falso (en todos los sentidos) responsable del departamento de ficción de la no nombrada network. Que conste que entiendo a dónde querían llegar con él, pero simplemente no funciona el concentrar la culpa ahí. Si hubieran sacado más a la responsable de comedia, la tía esa que se pasa la vida con cara de culo, la crítica hubiera cumplido el mismo objetivo y la cosa se habría suavizado un poco, sin caer en extremos tontos y sin gracia.

El resto de personajes simplemente no caen bien. Mira que sí me ha gustado Stephen Mangan como Sean y tengo a Tamsin Greig (Beverly) como una crack desde Black Books, pero esta vez los guionistas no han sabido construír personajes a la altura de ellos. Cuando no eres capaz de que el público empatice con las situaciones por las que pasan los protagonistas, tienes que intentar suplirlo con momentos particularmente graciosos o algún tipo de rasgo de personalidad que lo haga especial y que haga que lo quieras ver. El máximo exponente de esto es Gob en Arrested Development, que era un gilipollas integral que si no fuera por las impagables salidas que tenía y la gran vis cómica de Will Arnett no valdría para nada. En cambio, a Sean y Beverly les falta lo primero, y hay bastantes diálogos suyos que más que gracia hacen que los pongamos como un matrimonio que simplemente se cree mejor que todo lo que hay a su alrededor. Aunque mientras escribo esto me estoy empezando a plantear si realmente es una puya a la actitud británica hacia el resto de los países y especialmente hacia Estados Unidos.

Sí está mejor escrito Matt LeBlanc, lo que es lógico ya que él es la estrella indiscutible del show. Los mejores momentos han sido suyos, ha sido el único que provocó un poco de empatía y hasta tuvo ciertos momentos tiernos con sus hijos que lejos de desentonar con el resto de la serie nos hicieron profundizar un poco más en él y mejorar la visión que me había formado de su personaje hasta el momento. Y esto me lleva al mayor problema que tengo con Episodes: ¿es realmente una comedia? Se que han intentado que lo sea, ¿pero realmente lo es? En una sitcom tradicional los momentos tiernos destacan bastante ya sea para bien o para mal, sólo hay que ver la trama de Marshall en esta temporada de How I Met Your Mother. Aquí no chirrió en absoluto, lo que me lleva a pensar que no es una comedia tradicional. Si a eso le sumas que la mayoría de los chistes no funcionan y que el único momento realmente gracioso fue el lanzamiento de botellas de colonia en el season finale, pues se queda en que no es una comedia. Empiezo a pensar que una formato de película en vez de serie le hubiera sentado mejor a la historia, se hubiera condensado mejor la gracia y no hubiera necesitado tantas cosas metidas con algo de calzador. Pero bueno, ahora que “Pucks!” ha sido escogida para serie completa, acabaré viendo la segunda temporada (si hay, que no lo sé) el año que viene, a ver si  mejora algo. A pesar de todo, aún tengo esperanzas.

Anuncios

Episodios internacionales

11 Ene

Había muchas esperanzas puestas en esa coproducción entre Showtime y la BBC llamada Episodes (es la serie perfecta para producir entre estos países, por cierto). Los trailers pintaban bien. Las imágenes promocionales pintaban bien. Los actores pintaban bien. Los guionistas pintaban bien. Pero llegó la hora de la verdad, y la cosa se desinfló un poco. No me malenterpretéis, la serie tiene unos detalles que te si lo piensas bien te dejan a dos velas y tiene muchísimo potencial para convertirse en una de las grande comedias del cable, pero una vez más el hype hizo de las suyas.

Lo peor de todo es que no sé identificar exactamente qué falló. Fue una sensación de que se me quedaba corto para lo que se le prometía. Faltaba mala leche, el oomph, el toque final que distingue una buena serie de una genial. Como digo, quizá sea cosa del hype, de que fue una serie que se vendió como el no va más de la comedia actual, que era para partirse de risa. Y sí, está bien y tiene potencial, pero de momento sólo eso, tiene potencial.

Ese potencial se ve en los detalles. Por ejemplo, la directora de comedia de la agencia representa el toque irónico que tiene la serie. Se supone que en una posición como esa tendría que haber una persona que entendiera el humor y además, que ella misma fuera algo chisposa, pero no, es como el desierto del Gobi: seca y mongola. También tiene finas críticas a la flema y a la fama de estirados de los ingleses, por ejemplo durante la audición del actor original de Lyman’s Boys. O a la frivolidad y lo efímero de la fama, representada en la McMansion con columnas griegas de pega. Ya todo el proceso de cómo se los llevan a Los Ángeles desde Londres tiene su miga, pero una vez que llegan allá es cuando se dan cuenta de que no todo es lo que parecía, y ese proceso de descubrimiento sí merece la pena.

Dicen los críticos, a los que se les envió los siete capítulos que confirman la primera temporada, que según vamos avanzando en la historia la serie va mejorando. Aún sin saberlo, Episodes sí iba a entrar en mi rotación semanal de todas maneras. ¿La ironía de todo? Justo después Showtime estrenó un remake de una producción inglesa, Shameless, de la que hablaremos en la próxima entrada. ¿Habrá pasado Paul Abbot por lo mismo que Sean y Beverly?

¿Qué voy a ver en la midseason 2011?

9 Ene

Hoy domingo empieza la midseason de verdad, así que va siendo hora de darle un repaso a los nuevos estrenos que tengo pensado ver a no ser que haya un cataclismo de proporciones apocalípticas, de echarle un ojo a otras a ver qué tal están, y de repasar qué series de las que ya seguía antes comienzan temporada nueva; todo durante enero y febrero. Por supuesto, este calendario está sujeto a posibles añadidos una vez que la gente vaya hablando de otras series que en principio no tenía pensado ver.

Nuevos estrenos

Episodes (9 de enero, Showtime)

Shameless US (9 de enero, Showtime)

Lights Out (11 de enero, FX)

Spartacus: Gods of the Arena (21 de enero, Starz)

Mr. Sunshine (9 de febrero, ABC)

Le echaremos un ojo

Bob’s Burgers (9 de enero, Fox)

Skins USA (17 de enero, MTV)

Portlandia (21 de enero, IFC)

Nuevas temporadas

V (2ª, 4 de enero, ABC ): Tenéis por aquí mis opiniones sobre el primer episodio de este año.

Hustle (7ª, 7 de enero, BBC)

Californication (4ª, 9 de enero, Showtime)

Shameless (8ª, 10 de enero, Channel 4)

The Ricky Gervais Show (2ª, 14 de enero, HBO)

Parks and Recreation (3ª, 20 de enero, NBC)

Royal Pains (2.5ª, 20 de enero, USA)

Archer (2ª, 27 de enero, FX)

Skins (5ª, 27 de enero, Channel 4)

Secret Diary of a Call Girl (4ª, 27 de enero, ITV)

Justified (2ª, 9 de febrero, FX)

 

A %d blogueros les gusta esto: