Archive | Californication RSS feed for this section

Hank Moody y el amor paternofilial

28 Mar

Ayer acabó la cuarta temporada de Californication, y lo hizo con un season finale que por momentos pareció más una despedida y cierre que un continuará. Menos mal que sabemos desde enero que tendrá un quinto año, porque si no hubiera sido un final bastante frustrante.

Desde el punto de vista formal ha sido un episodio bastante raro, que en algunas escenas se ha atrevido a romper ciertos moldes que aún siendo la serie que es parecían inamovibles. Por ejemplo, aunque sí es cierto que Californication usa en extremo el recurso onírico para representar deseos, ansiedades y preocupaciones varias (recordad que la serie empieza con el famoso sueño de la monja y la mamada, al que han vuelto en el penúltimo capítulo), nunca habían tirado de la fusión de metraje como símbolo de evolución de personajes. Sin embargo, también ha tenido otros momentos que resumen perfectamente la esencia de la serie, y estoy mirando en concreto a esa cena de celebración del inicio del rodaje de Fucking & Punching. Fue a la vez trágicamente graciosa, tristemente honesta y visualmente impactante. El problema que tuvo esa escena es que no fue capaz de construir una tensión adecuada a lo que estaba en juego, al momento resolutorio de la temporada entera, una vez que ya estaban sentados a la mesa a pesar de intentarlo con esas conversaciones en el porche de la casa de Stu; y este es un asunto que lleva arrastrando durante toda esta tanda de capítulos: quiere crear un vínculo emocional con el espectador para que a éste le importe algo lo que está viendo sin perder el ritmo rápido que le caracteriza, pero simplemente no puede. Intenta reinventarse, pero sólo recicla cosas ya vistas o directamente las coge de otras series: el “You Can’t Always Get What You Want” de los Rolling Stones se usó de la misma manera como mínimo en House hace ya unos cuantos años, y coche por la carretera recuerda a Six Feet Under una barbaridad.

Así a todo, desde el lado argumental, estos doce episodios no han hecho más que confirmar lo que ya sabíamos: Californication es una historia de amor paternal disfrazada de gamberrismo visual y emocional. Al hacerse Becca cada vez más mayor, Hank puede hablar con ella aún si cabe más de tú a tú, y la chiquilla es al fin y al cabo quien actúa de Pepito Grillo y es ella por quien Moody se plantea lo que está haciendo con su vida, si merece la pena llegar a la autodestrucción total dejándose a su hija por el camino. Es otra cena, esta vez con los cuatro mosqueteros (Karen, Hank, Runkle y Marcy) creo que es en el capítulo diez, en la que definitivamente se explota la sabiduría vital de Becca, y es ella quien trae la nostalgia de tiempos mejores sin dejar de señalar que el cambio es necesario. Pero por supuesto, tanta ida y venida emocional le pasa factura, y cada vez es más clavada a su padre con esa alma atormentada que se refugia en los vicios para escapar de los problemas.

De hecho, en este capítulo final se le pregunta a Hank por qué quiere tanto a Karen, y él contesta que no lo sabe. Mi teoría es que sí, la quiere, pero si no fuera porque es la madre de Becca el escritor no hubiera luchado tanto por ella. Por cierto, la serie casi siempre nos pinta a Moody como culpable de todos los problemas de la relación. Fue agradable ver durante el testimonio de ella en el juicio cómo la abogada le saca los colores y deja caer que igual la rubia también está un poco loca y tiene al menos algo de culpa de lo que hay.

En el otro frente, Marcy, Runkle y su reto de tirarse a 100 mujeres, cada una más trallada que la anterior. Lo del hijo estaba visto en el momento en que se nos dio a conocer que la vasectomía podía no estar bien hecha, no digáis que no. Todo lo que pasó desde ahí hasta el final sólo fueron obstáculos metidos de manera que se pudiera retardar la resolución de esa trama.

En definitiva, una temporada bastante buena a pesar de no llegar a estar por encima de la magnífiquérrima Season 1 y aunque con ella la serie empiece a dar muestras de cierto cansancio. El año que viene podría ser uno perfecto para darle el cierre definitivo sin dejarnos con la típica sensación de serie chicle.

La montaña de mierda de Hank Moody

10 Ene

En los próximos días, entre otras muchas cosas, habrá que analizar todo lo que pasó este domingo, ¿no? Nada más y nada menos que los chicos de Showtime estrenaron dos series y la nueva temporada de la que nos ocupará en esta entrada: Californication. Y no empezó nada mal. Y sí, aunque se filtraran los dos primeros episodios de ésta como de Episodes, para mí sí empezó ayer. Odio ver los preairs.

Pero bueno, al tema. Este año empezamos con Hank saliendo del trullo 72 horas después de haber entrado al final de la temporada pasada, sólo para encontrarse que sus actos a lo largo de este tiempo han ido acumulando un montón de mierda en un cajón que ha acabado por no dar más de sí, y con un poco de ayuda del manager de Mia ha explotado definitivamente. Este primer episodio nos deja claro que Moody, mientras se ve como la comidilla del cotilleo nacional, va a tener que lidiar con algo que hasta ahora, salvo con su familia, le había resbalado bastante: las consecuencias.

La primera y más directa es el cabreo de su familia al enterarse tanto Karen como Becca de que se tiró a Mia en el primer episodio de la serie. Estoy seguro de que el haber sido echado de casa y el haber acabado su relación de esa manera llevará al escritor a su punto más bajo desde el inicio de la serie, incluso más que en la primera temporada. Cómo conseguirá salir ya es otro asunto.

Pero no es la única. Sus problemas con la policía se han agravado, ya no por la hostia que le pega al policía en el season finale del año pasado, si no porque de repente se ve de nuevo en una celda con una acusación de estupro a las espaldas (me acabo de enterar de que se llama así, por cierto). Y esto ya no es una coña que se soluciona con un par de noches en el calabozo, suele haber penas de prisión de meses o años. Estoy seguro de que no acabará yendo a la cárcel, pero el susto no se lo va a quitar nadie.

Ahora, como dice el refrán, cuando Dios cierra una puerta abre una ventana. No todo es malo, todo este escándalo acelera la producción de una película sobre Fucking & Punching, esta vez con él como autor verdadero del libro y del guión subsiguiente en el que tendrá una mayor libertad creativa comparada a la que tuvo en la adaptación de God Hates Us All. Aparte de la pasta que va a ganar, que va a ser mucha, ya le dio una noche de sexo con la prota de la peli, que además es una de las actrices del momento en Hollywood. La recreación de la escena del puñetazo (casi plano por plano, por cierto) que le sirve como autocastigo y a la vez recordatorio, es de lo mejor del capítulo. Además, a Hank siempre le quedará Charlie Runkle, que también tiene un huevo en su plato con el divorcio, con intentar volver a la agencia y con tratar de tirarse a 89 mujeres más antes de morirse.

Eso sí, mientras todo eso pasa, Moody siempre tiene en cuenta a la que es la verdadera prota de la serie aunque tenga menos tiempo en pantalla, Becca. El amor por su hija suele dejarnos los momentos en los que el personaje de Duchovny se desnuda emocionalmente, y este capítulo no fue la excepción. Será interesante ver cómo recupera la correspondencia de ese amor y el perdón de la adolescente rockera mientras intenta salir del pozo de mierda en el que se encuentra ahora mismo.

¿Qué voy a ver en la midseason 2011?

9 Ene

Hoy domingo empieza la midseason de verdad, así que va siendo hora de darle un repaso a los nuevos estrenos que tengo pensado ver a no ser que haya un cataclismo de proporciones apocalípticas, de echarle un ojo a otras a ver qué tal están, y de repasar qué series de las que ya seguía antes comienzan temporada nueva; todo durante enero y febrero. Por supuesto, este calendario está sujeto a posibles añadidos una vez que la gente vaya hablando de otras series que en principio no tenía pensado ver.

Nuevos estrenos

Episodes (9 de enero, Showtime)

Shameless US (9 de enero, Showtime)

Lights Out (11 de enero, FX)

Spartacus: Gods of the Arena (21 de enero, Starz)

Mr. Sunshine (9 de febrero, ABC)

Le echaremos un ojo

Bob’s Burgers (9 de enero, Fox)

Skins USA (17 de enero, MTV)

Portlandia (21 de enero, IFC)

Nuevas temporadas

V (2ª, 4 de enero, ABC ): Tenéis por aquí mis opiniones sobre el primer episodio de este año.

Hustle (7ª, 7 de enero, BBC)

Californication (4ª, 9 de enero, Showtime)

Shameless (8ª, 10 de enero, Channel 4)

The Ricky Gervais Show (2ª, 14 de enero, HBO)

Parks and Recreation (3ª, 20 de enero, NBC)

Royal Pains (2.5ª, 20 de enero, USA)

Archer (2ª, 27 de enero, FX)

Skins (5ª, 27 de enero, Channel 4)

Secret Diary of a Call Girl (4ª, 27 de enero, ITV)

Justified (2ª, 9 de febrero, FX)

 

A %d blogueros les gusta esto: