Archivo | Crematorio RSS feed for this section

Arde Valencia

12 Mar

Tuve un pequeño dilema interno sobre si ver Crematorio capítulo a capítulo o pegarme el maratón cuando acabara la temporada, más que nada porque estoy viendo demasiadas series juntas y, sobre todo, porque desde el primer momento me ha dado la impresión de que es una de esas series que se disfruta más cuando recuerdas vivamente los pequeños detalles, algo que cuesta un mayor esfuerzo si ves una entrega a la semana. Sabiendo que estoy escribiendo esto y que la serie sólo lleva un episodio emitido, ya os imaginaréis que lo que he hecho al final.

No recuerdo una serie española que haya tenido tanto hype por parte de la crítica blogosférica como Crematorio. Una vez más, acecha sobre una serie el peligro de las hiperexpectaciones que tan fácil se forman cuando todo el que la ha visto antes de su emisión la pone por las nubes. Afortunadamente, esta vez me congratula poder decir que al menos el primer episodio de la nueva producción de Canal + es capaz de salvar este riesgo cumpliendo lo que se promete.

Crematorio es la historia de un corrupto, uno de los muchos de todos los colores que campan a lo largo y ancho de España. Esa historia está contada en cuatro frentes: el político, el criminal, el familiar y el histórico, valga la rebuznancia. El primero está representado por todos los tejemanejes que el señor Rubén Bartolomeu (interpretado magistralmente por Pepe Sancho) se monta para conseguir meter bajo su bota a la clase política valenciana y que está íntimamente relacionado con el segundo, que por un lado le sirve para ” hacerse respetar” y cumplir sus propósitos, pero que también los pone en peligro por la siempre presente amenaza de las mafias rusas tan genialmente representada en una simple corona de flores.

El lado familiar y el histórico también están enlazados. Por lo que se ve a través de los flashbacks, si la voluntad de su familia se hubiera cumplido el Sr. Bartolomeu (había escrito Rubén a secas, pero es que Pepe Sancho acojona tanto que hasta parece una falta de respeto incluso sabiendo que es sólo un personaje de una serie de televisión) no estaría ahí. Estoy seguro de que imponer sus deseos por encima del de su madre y su hermano no ha sido precisamente un paseo por la playa, y tengo mucho interés por ver cómo continúa esa parte y cómo se relaciona con la familia actual, tan dispar y diferente a lo que vimos en esa villa en el 81.

Ya veis, Crematorio es una serie muy compleja. Y tiene pinta de que la cosa se va a liar más, hasta que de repente todo arda. Porque no, el nombre de la serie no es en vano; el fuego es una constante. Gracias a él, como vemos en los flashbacks, comenzó el ascenso de Bartolomeu y por su culpa va a caer. El crematorio que gracias a él consiguió licencia es algo secundario, realmente nimio e incluso trivial, en sus negocios pero será lo que dé con sus huesos bajo el suelo o en la cárcel, veremos. Como dicen los angloparlantes el diablo está en las cosas pequeñas, y si no que se lo digan a Camps y a sus trajes.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: