Archivo | Portlandia RSS feed for this section

La búsqueda del WTF constante

4 Mar

Si habéis leído la entrada que escribí hace seis semanas motivada por el estreno de Portlandia en IFC, recordaréis que me dejó bastante a cuadros, más que nada porque me sentía demasiado joven y alejado de Portland para comprender tres cuartas partes de las referencias que se hacen en la serie o los estereotipos que se intentan representar. Tras acabar su primera y cortísima temporada según estándares estadounidenses, tengo que decir que la cosa no ha cambiado mucho y que sigo sin entender un carallo de lo que nos quieren representar.

Sin embargo, sin haber cambiado, es cierto que la cosa ha mejorado algo. Aunque no los entienda, hay veces que los chistes hacen gracia por sí mismos sin necesitar el contexto portlandiano para reforzarlos, y de este tipo suele haber uno o dos por capítulo. Realmente no merece la pena verlos enteros cada semana sólo para pillar una o dos coñas, si tenemos en cuenta que IFC suele subir los sketches a Youtube. Es mucho más fácil leerse una o dos críticas en cualquier blog estadounidense que siga esta serie e ir a ver las piezas decentes y pasar del resto. De todas maneras, me parece que no soy el único que tiene esa sensación de WTF casi constante. Si vais a la página de vídeos y buscáis el de las Harajuku Girls del capítulo tres, veréis que el comentario mejor valorado dice “What! The Heck! Did I just watched? 7 times…”, lo que me devuelve la fe en mi inteligencia (mal de muchos, consuelo de tontos…).

Aún así, a pesar de todo de vez en cuando Fred y Carrie se marcan uno o dos sketches que son universalmente entendibles, y muchas veces incluso buenos, capaces de críticas sobre la banalidad de la condición humana con algo de gracia y un punto de sarcasmo. Ejemplos de esto serían “Over”, sobre lo efímero de las modas y el elitismo de todos los grupos sociales, o “Did you Read?”, que versa sobre la avalancha de información de hoy en día que llega a impedir situar el foco de nuestra atención en las cosas realmente importantes, la necesidad del hombre por estar encima de sus semejantes y la cultura del pues-yo-más. Para mí, estos dos en concreto son los mejores de toda la serie, y cuando hacen cosas como estas, Portlandia se sale.

A destacar también los actores invitados. Si en el primer capítulo Steve Buscemi había sido lo más destacable de una media hora bastante mediocre, en el resto de episodios la aparición de actrices y actores conocidos siguió subiendo el nivel de una serie que no los necesitaba y que a veces incluso no era capaz de usarlos correctamente. Si el de Buscemi, los de Sam Adams (el alcalde real de Portland, en un gran ejercicio de autoparodia poco visto en política) o los de Aubrey Plaza (adoro a esta mujer) sí estuvieron bien, el de Gus van Sant o Nick Kroll fueron simplemente decepcionantes.

Como veis, Portlandia tiene pinta de ser esa típica serie de o la odias o la amas, más que nada por esa eterna sensación de confusión y ridiculez que destila por todos sus poros, y la confirmación de esto llegará en la segunda temporada que ya ha sido ordenada. Realmente no es ni una serie mala ni la panacea a la sequía cómica que se ha visto este año en la televisión estadounidense, simple y llanamente no es para todos los paladares.

Un retrato de Portland

27 Ene

A lo largo de los siglos XVII y XVIII se puso de moda el personificar a un estado a través de una figura femenina. Así, aunque algunas ya habían nacido antes, figuras como Britannia, Germania, Helvetia o Hispania representaron el espíritu nacional de cada país a lo largo y ancho de Europa y el mundo.

Imitándolas, en 1985 se instaló Portlandia, alegoría de Portland, Oregón. Es una mujer con un tridente que se agacha para recibir a los visitantes, y quiere representar la hospitalidad de la ciudad, que en teoría dio a un movimiento cultural con bastantes influencias hippies. El problema es que Portland se quedó anclada en el tiempo en medio de esa ola intelectual surgida en los 90. O al menos eso nos cuenta Portlandia, la nueva serie de producción propia de IFC.

El primer capítulo de Portlandia empezó bien. Una actuación musical bastante graciosa que me recordó mucho a un capítulo cualquiera de Flight of the Conchords y que además sirvió para presentarnos el hilo conductor de todos los sketches, que es el ridículo a esa cultura retro que según ellos predomina en su ciudad. Después una cabecera muy decente, con un aire bastante huracanado a la de How to Make It in America. Hasta el momento, todo correcto.

Pero después… el horror. Un sketch alargado partido en tres por otras bromas varias, y durante los 20 minutos que duró el episodio el único que fue capaz de sacarme una sonrisa fue Steve Buscemi. Eso ya lo dice todo. La serie está llena de chistes bastante extraños y situaciones un poco gilipollas, como unos tíos jugando a una liga amateur de escondite en una librería o el propio sketch del prota de Boardwalk Empire, en el que unos hippies que no tienen cambio no le dejan irse hasta que no pague con el dinero justo.

Además, los protagonistas y guionistas, que son Fred Armisen (ex-Saturday Night Live) y la cantante Carrie Brownstein me han dejado muy frío. No son nada expresivos, e incluso parece que siempre sueltan los chistes con el mismo tono cambiando simplemente la voz para intentar reflejar el personaje del que estén haciendo en ese momento.

Pero quizá el mayor problema sea yo, y no la serie. Como ya dije alguna vez por aquí yo nací un año después de la aparición de esa estatua, en 1986; así que la década de los noventa para mí significó Dragon Ball, tazos, clases interminables y bajar a la calle a jugar a algo con mis amigos. Soy demasiado joven para recordar las modas que marcaron esa época, y ahora si ahora echo la vista atrás y las miro desde la distancia, probablemente las hubiera odiado bastante. Quizá por ese motivo no soy capaz de encontrar algo con lo que identificarme en este programa de sketches. Eso y que su target está bastante centrado en los ciudadanos de Portland, claro.

¿Qué voy a ver en la midseason 2011?

9 Ene

Hoy domingo empieza la midseason de verdad, así que va siendo hora de darle un repaso a los nuevos estrenos que tengo pensado ver a no ser que haya un cataclismo de proporciones apocalípticas, de echarle un ojo a otras a ver qué tal están, y de repasar qué series de las que ya seguía antes comienzan temporada nueva; todo durante enero y febrero. Por supuesto, este calendario está sujeto a posibles añadidos una vez que la gente vaya hablando de otras series que en principio no tenía pensado ver.

Nuevos estrenos

Episodes (9 de enero, Showtime)

Shameless US (9 de enero, Showtime)

Lights Out (11 de enero, FX)

Spartacus: Gods of the Arena (21 de enero, Starz)

Mr. Sunshine (9 de febrero, ABC)

Le echaremos un ojo

Bob’s Burgers (9 de enero, Fox)

Skins USA (17 de enero, MTV)

Portlandia (21 de enero, IFC)

Nuevas temporadas

V (2ª, 4 de enero, ABC ): Tenéis por aquí mis opiniones sobre el primer episodio de este año.

Hustle (7ª, 7 de enero, BBC)

Californication (4ª, 9 de enero, Showtime)

Shameless (8ª, 10 de enero, Channel 4)

The Ricky Gervais Show (2ª, 14 de enero, HBO)

Parks and Recreation (3ª, 20 de enero, NBC)

Royal Pains (2.5ª, 20 de enero, USA)

Archer (2ª, 27 de enero, FX)

Skins (5ª, 27 de enero, Channel 4)

Secret Diary of a Call Girl (4ª, 27 de enero, ITV)

Justified (2ª, 9 de febrero, FX)

 

A %d blogueros les gusta esto: