Archivo | Dexter RSS feed for this section

¿Qué voy a ver en la temporada 2011/2012?

12 Sep

Como viene siendo habitual en los últimos años, el estreno de la nueva temporada de Sons of Anarchy da el pistoletazo avanzado de salida al curso televisivo estadounidense, aunque el plato gordo no llegue hasta dentro de un par de semanas. Así que va siendo hora de confeccionar el calendario de lo que voy a ver, o al menos empezar a ver, el año que viene. En total, y contando sólo lo que empieza de septiembre a noviembre, salen 48 series a la semana, y eso sin sumar las de otros países ni las que vaya viendo por culpa de las buenas críticas que se les den por la blogosfera. Ni añadir todas las que empiezan en midseason (que me llaman mucho más que las de temporada regular, la verdad), como Smash, Are You There, Vodka? It’s Me, Chelsea o Awake. Pero bueno, enumeremos las de ahora:

Nuevos estrenos:

The Playboy Club (NBC, 19 de septiembre)

Pan Am (ABC, 25 de septiembre)

Suburgatory (ABC, 28 de septiembre)

Homeland (Showtime, 2 de octubre)

American Horror Story (FX, 5 de octubre)

Hell on Wheels (AMC, 6 de noviembre)

Le echaremos un ojo:

New Girl (FOX, 20 de septiembre pero con preair ya rulando)

Free Agents US (NBC, 21 de septiembre)

Whitney (NBC, 22 de septiembre)

Person of Interest (CBS, 22 de septiembre)

Terra Nova (FOX, 26 de septiembre)

Man Up (ABC, 18 de octubre)

2 Broke Girls (CBS, 19 de octubre)

Grimm (NBC, 21 de octubre)

Once Upon a Time (ABC, 23 de octubre)

Allen Gregory (FOX, 30 de octubre)

Nuevas temporadas:

Sons of Anarchy (FX, 6 de septiembre)

Parenthood (NBC, 13 de septiembre)

It’s Always Sunny in Philadelphia (FX, 15 de septiembre)

Archer (FX, 15 de septiembre)

How I Met Your Mother (CBS, 19 de septiembre)

Glee (FOX, 20 de septiembre)

Raising Hope (FOX, 20 de septiembre)

The Middle (ABC, 21 de septiembre)

Modern Family (ABC, 21 de septiembre)

Blue Mountain State (Spike, 21 de septiembre)

The Big Bang Theory (CBS, 22 de septiembre)

Community (NBC, 22 de septiembre)

Parks and Recreation (NBC, 22 de septiembre)

The Office (NBC, 22 de septiembre)

The Mentalist (CBS, 22 de septiembre)

Nikita (CW, 23 de septiembre)

Fringe (FOX, 23 de septiembre)

The Simpsons (FOX, 25 de septiembre)

Family Guy (FOX, 25 de septiembre)

The Good Wife (CBS, 25 de septiembre)

Boardwalk Empire (HBO, 25 de septiembre)

American Dad! (FOX, 25 de septiembre)

The Cleveland Show (FOX, 25 de septiembre)

Being Erica (CBC, 26 de septiembre)

Dexter (Showtime, 2 de octubre)

Hung (HBO, 2 de octubre)

How To Make It In America (HBO, 2 de octubre)

House (FOX,3 de octubre)

The League (FX, 6 de octubre)

Bored to Death (HBO, 10 de octubre)

The Walking Dead (AMC, 16 de octubre)

Chuck (NBC, 21 de octubre)

Abandono:

Hawaii Five-O (CBS, 19 de septiembre)

Anuncios

Tick, tick, tick, that’s the sound of your life running out…

15 Dic

Más finales antes de entrar en midseason, ahora le toca a la quinta temporada nuestro asesino en serie favorito: Dexter. Leyendo blogs y opiniones por ahí se extrae una conclusión bastante obvia: la polémica está servida. Hay gente a la que le gustó y otra que lo detestó. Yo estoy en un punto medio, no me ha parecido tan malo como se comenta por ahí pero tampoco me ha parecido de los mejores. Ya no sólo el último episodio, la temporada entera ha languidecido al lado de la maravilla que tuvimos la suerte y el privilegio de ver el año pasado, pero de ahí a decir “mala” me parece que va un trecho.

Sí me pasó algo raro viendo esta temporada: todo los contaron más o menos ya nos lo habían contado antes. Ya hemos visto cómo Dexter enseñaba su dark passenger a otra persona, ya hemos visto cómo un compañero de trabajo estuvo encima de él y a punto de averiguar su secreto, ya hemos visto cómo Dexter salía de una situación peliaguda cuando su hermana está a punto de cazarle (vale, no tan a punto como esta vez), ya hemos visto a Dexter secuestrado en un season finale, ya hemos visto cómo Dexter se medía en un uno contra uno contra el malo…. Y lo hemos visto otra vez en esta quinta temporada. Eso último clama incluso más al cielo, porque Jordan Chase pierde de calle como villano contra Trinity, y el “tick, tick, tick, that’s the sound of your life running out” no le llega a la suela de los zapatos del “hello, Dexter Morgan” de John Lithgow.

Pero aunque Mr. Chase no me gustara mucho, Lumen sí fue un gran personaje. Su evolución a lo largo de la temporada fue muy interesante, y es posible que afecte mucho más a Dexter en temporadas venideras de lo que pensamos. Al fin y al cabo, si ella fue capaz de librarse de su pasajero matando a todos los que la secuestraron y violaron, ¿por qué entonces Dexter no podría hacer lo mismo matando a quien haya asesinado a su madre y por ende causado el trama que tiene?

Sin embargo, el personaje más misterioso esta temporada ha sido el de la niñera, Sonia, más que nada porque no sé que pensar de ella. Lo lógico sería que si contratas a una actriz medio conocidilla como Maria Doyle Kennedy es que tuvieras algo más importante que un personaje episódico secundario preparado. Esa lógica es la que me dice que esta temporada en realidad sólo ha sido la de su introducción en la serie, y que no será hasta el año que viene cuando veamos la importancia real que tiene en la historia. Estoy bastante seguro de que ella también es una Dexter de la vida, en el sentido de que también tiene un oscuro pasajero igualito al del personaje de Michael C. Hall, o si no, algo muy por el estilo (ya veréis como de aquí a un tiempo me como mis palabras).

Y de la historia de Quinn, pues la voy a obviar completamente, porque odio al tío y quería ver cómo Dexter se lo cargaba. Lo odio de verdad, y creo que tiene mucho que ver con que me es bastante desagradable ver a Desmond Harrington en pantalla. Dicho esto, es hora de despedirnos de Showtime hasta el 9 de enero, con el estreno de la nueva de Californication y los debuts de Episodes y la adaptación de Shameless, que les tengo muchas ganas; y de decirle adiós a Dexter hasta el año que viene, deseandole que coga fuerzas y que nos vuelva a dar una temporada tan grande como la cuarta.

Recuperándonos de cliffhangers tremendos: Fringe y Dexter

29 Sep

Más regresos, y esta vez vamos a comentar dos series cuyos finales de la temporada pasada nos dejaron con la boca abierta, Dexter y Fringe. Las dos acabaron su año con dos cliffhangers que fueron comentados por toda la red, y en el inicio de éste tocaba lidiar con las consecuencias de lo que vimos.

Empezamos por la quinta temporada de la serie de Showtime Dexter. El año pasado esta serie nos dejó varios de los mejores momentos del año, entre ese “Hello, Dexter Morgan” y ver a Rita en la bañera. Como digo, tocaba tratar con las consecuencias de esto último, y así fue en este gran capítulo con el que inauguramos el año.

Vemos como un desconcertado Dexter se autoinculpa de la muerte de Rita, hasta el punto de llegar a marcharse y abandonar su vida. Y es que aunque le cueste reconocerlo, Rita era el pináculo de su humanidad. Una humanidad que parece que no, pero está ahí en pequeñas dosis. Al final, él mismo se da cuenta de ésto al derrumbarse al matar a un imbécil en un baño dejado de la mano de dios, así que vuelve para el funeral y para estar con los suyos. Por cierto, Queen (es mi impresión o ha adelgazado un huevo y se ha puesto muy moreno) cree que el propio Dexter es el culpable de la muerte de su mujer. ¿Acabará descubriendo lo que realmente pasó antes del fatal desenlace provocado por Trinity?

Dexter no es el único que tiene que asumir la nueva situación. Los niños, Cody y Astor (cómo ha crecido esta niña en un año), reciben las noticias después de pasar el día en Disneyworld. Es impagable la imágen de nuestro asesino preferido con un gorro de Mickey y la cara desencajada después de comunicarles las malas noticas. Y bueno, Astor le echa la culpa al principio a éste, pero en el funeral parece que ya lo fue llevando algo mejor.

En la comisaría de Miami Metro la noticia también provoca un gran impacto. Laguerta hace que rechacen el caso por puro miedo y por que sabe que sus detectives no van a ser imparciales a la hora de investigarlo. Pero lo más importante está en la “pareja” Deb-Queen. Cuando esta última se derrumba al limpiar el baño de Dexter de sangre, acaban manteniendo unas relaciones de las que inmediatamente ella se arrepiente, producto de las ganas de sentirse viva ante la perspectiva de la muerte de un ser querido. Veremos cómo afecta esto a su relación profesional.

En definitiva, un muy buen arranque de una temporada que pinta genial.

Fringe acabó su segunda temporada más interesante que nunca, con el secuestro de Olivia en el universo alternativo siendo sustituído por Bolivia.

Este primer episodio de la tercera está situado completamente en ese universo B, como nos indica la cabecera roja. Primer detalle, me gusta muchísimo cómo juegan con el opening según esté situado en un universo u otro, o en un tiempo u otro. Tenemos ya tres diferentes: la normal, la retro y la roja. también molan mucho esos pequeños detalles que se ven en las calles de este mundo paralelo, como los dirigibles o la Estatua de la Libertad de bronce o el hecho de que el viaje turísitico a la Luna sea una realidad.

Walternate intenta imbuír las memorias de la Olivia pelirroja a la nuestra, y vemos como poco a poco ésta va cogiendo los recuerdos y los va usando cómo si fueran propios, lo que nos indica el éxito del tratamiento del Secretario de Defensa B. No sabemos aún con qué fin (aunque me imagino que será para que la falta de la Bolivia original), ni tampoco sabemos cómo se está adaptando Bolivia a nuestro universo, habrá que esperar a episodios venideros para saberlo.

Uno de los problemas de Fringe es su incapacidad para equilibrar los episodios procedimentales como los mitológicos. Los primeros suelen ser aburridos y más de relleno que otra cosa, mientras que es en los segundos donde realmente está la chicha. Esperemos que en esta temporada sepan cómo solucionar este problema, metiendo más elementos del arco argumental de la temporada en la trama procedimental o algo, porque si no, me pensaré incluso en saltármelos y ver sólo lo bueno, que tengo muchas cosas que ver a la semana.

De cabeceras

16 Sep

Hoy vamos con otro de esos posts vagos. Una de las cosas más importantes en el aspecto visual de una serie son las cabeceras. Sirven para dar una idea general de lo que vamos a ver, del tema de la historia y del estilo que tiene, además de, salvo excepciones, presentar los créditos más importantes de cada capítulo. A mí me gusta verlas, aunque si me trago una serie del tirón muchas veces las acabo pasando, supongo que como todo el mundo.

Pero bueno, a continuación cinco cabeceras que me gustan especialmente. Algunas son conocidas, y otras no tanto.

Dexter

La cabecera de Dexter enseña que la vida diaria es más violenta de lo que parece, y que la sangre es más común de lo que pensamos. Jugando con esos primeros planos, hace un buen trabajo a la hora de confundir al espectados y además en explicarnos que Dexter Morgan es un asesino en serie escondido a simple vista.

True Blood

La de True Blood me flipa. Nos da un paseo por algunos de los hechos sociales que han marcado la segunda mitad del siglo XX del sur de los Estados Unidos, para después comparar a la aparición de los vampiros con ellas, nos enseña la influencia que tiene la religión en esa zona y además enseñarnos la alta carga sexual que tiene la serie.

Lucky Louie

La de Lucky Louie es animada, y nos muestra a los personajes, sus trabajos y algunas de las relaciones que hay entre ellos. Me gusta mucho la canción, es alegre y a la vez depresiva, la armónica suena casi como un grito de ayuda.

Doctor Who

La de Doctor Who es probablemente una de las cabeceras más reconocidas en todo el mundo, no en vano lleva desde 1963 siendo igual pero diferente. Quizá la mejor sea la de el primero y la del cuarto doctor. Por cierto, comentar que la Doctor Who theme song es la primera pieza de música completamente electrónica que se vió como música de cabecera de una serie en todo el mundo, y es considerada como una de las mejores piezas de música concreta que existe.

Flight of the Conchords

Esta cabecera nos resume perfectamente lo que es Flight of the Conchords: la historia de dos músicos inadaptados que llegan a Estados Unidos y siguen siendo inadaptados, y además tienen que tocar en sitios bastante cutres. Los saleritos en movimiento son muy monos.

A %d blogueros les gusta esto: