Archivo | Psychoville RSS feed for this section

El manicomio árbol del terror XXI

8 Nov

Aunque haya pasado una semana desde Halloween, seguimos teniendo especiales que nos recuerdan que nunca nos podremos olvidar de las festividades americanas. Ayer cayeron todos los del Domination Animation de la Fox, del que como siempre, hay que destacar el “Treehouse of Horror XXI”, y más porque ya es un clásico que por su calidad. Además, tenía pendiente comentar el especial de Psychoville, así que un par de apuntes rápidos sobre ellos, que me espera el Europa Universalis III.

El especial de Halloween de The Simpsons no fue ninguna maravilla, a pesar de las apariciones de Hugh Laurie y Daniel Radcliffe. Ninguna de las tres historias me recordó la grandeza de los especiales de las primeras temporadas, aquellas que hicieron que los “Treehouse of Horror” se convirtieran en citas ineludibles. Y aún así, fue uno de los mejores de los últimos años.

Del trío de ayer, quizá la más floja haya sido la primera, la de los juguetes. En todo momento me dió la impresión de que a la parodia de Jumanji le faltó algo de chicha. A partir de ahí fue tirando hacia arriba, llegando a un final bastante pasable con la parodia de Twilight, pasando por otra historia que se veía a leguas que también era un homenaje a alguna película, pero no supe reconocer exactamente a cuál.

Eso sí, los puntos álgidos de la noche no estuvieron en las historias en sí, si no que fueron dos momentos puntuales. El primero fue esa imitación de la cabecera de The Office, en la que todos los empleados de Dunder Mifflin son monstruos típicos de Halloween, y el ver a Maggie como Alex de The Clockwork Orange. Adorable.

Psychoville entera podría valer como especial de Halloween. Pero dado que ya la habían echado, pos había que currarse algo nuevo. Y la verdad es que estuvo bien, a pesar de que en dos de las tres historias, la de Mr. Jelly y la de David y Maureen, el final fuera algo apresurado. La primera incluso fue algo predecible, desde el principio te estaban telegrafiando lo que iba a pasar. La mejor de las tres fue sin dudas la de Joy, esa visión de la cabeza de George convertida en Jack O’Lantern fue bastante inquietante. Eso sí, se echó mucho de menos a Robert.

Pero lo más interesante del capítulo fue el final. Cuando ya nadie se lo esperaba, los guionistas se nos sacan de la manga la introducción a la trama principal de la segunda temporada, así como una pequeña pista sobre el futuro de nuestros protagonistas, haciendo que me muerda aún más las uñas esperando a que llegue la primavera de 2011, para saber qué pasó después de aquella explosión en el manicomio dirigido por Edwina Kenchington.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: