Archivo | Historia de la tele RSS feed for this section

La muerte en directo

24 Mar

No voy a nombrar cuál es para evitar espoilers, pero si habéis visto cierta serie británica el año pasado, igual recordáis un momento en el que el prota se lleva una pistola a la boca y se pega un tiro delante de las cámaras para diversión del personal. Pues resulta que una vez más, la realidad supera a la ficción, y por veinte años de diferencia. No sé si conocéis la historia de Budd Dwyer.

Budd era un político norteamericano perteneciente al Partido Republicano, con una larga carrera como representante del pueblo primero en el Congreso de Pensilvania y más tarde en su Senado. En 1981, consiguió ser nombrado Tesorero de Pensilvania. Larga historia resumida: en 1986 le pillaron aceptando sobornos a cambio de otorgar contratos valorados en 4.6 millones de dólares a una empresa de California. Al Governador de aquel entonces le llegó un informe sobre estos hechos, por lo que el Fiscal General de los Estados Unidos abrió una investigación que efectivamente probó de manera satisfactoria la implicación de Dwyer en la trama. Así que le ofrecieron un trato, si confesaba y testificaba contra los demás implicados, se le rebajaría la sentencia. Él se negó, y acabó siendo pronunciado culpable de todos los cargos de los que se le acusaba.

Ahora bien, las leyes de Pennsylvania tienen truco: hasta que saliera la sentencia, Budd Dwyer seguía siendo Tesorero, y ésta estaba prevista para el 23 de enero de 1987. Así que convocó una rueda de prensa para el día 22 con el objetivo de seguir vendiendo su inocencia y anunciar que, a pesar de todo, él no iba a dimitir. Se le veía nervioso, tenso, pero era algo comprensible teniendo en cuenta todo lo que le estaba pasando en ese momento. Por el resto, era una rueda de prensa normal y corriente para aquellos tiempos. Empezó a leer su discurso, hasta que de repente, se calló unos segundos, miro a cámara y pasó de los papeles que tenía enfrente para decir lo que verdaderamente quería decir:

I’ve repeatedly said that I’m not going to resign as State Treasurer. After many hours of thought and meditation I’ve made a decision that should not be an example to anyone because it is unique to my situation. Last May I told you that after the trial, I would give you the story of the decade. To those of you who are shallow, the events of this morning will be that story. But to those of you with depth and concern the real story will be what I hope and pray results from this morning–in the coming months and years, the development of a true Justice System here in the United States. I am going to die in office in an effort to “…see if the shame[-ful] facts, spread out in all their shame, will not burn through our civic shamelessness and set fire to American pride.” Please tell my story on every radio and television station and in every newspaper and magazine in the U.S. Please leave immediately if you have a weak stomach or mind since I don’t want to cause physical or mental distress. Joanne, Rob, DeeDee – I love you! Thank you for making my life so happy. Good bye to you all on the count of 3. Please make sure that the sacrifice of my life is not in vain.

Extraído de http://en.wikipedia.org/wiki/R._Budd_Dwyer

Cuando terminó de explayarse a placer, entregó a sus ayudantes tres sobres que contenían su nota de suicidio, una tarjeta de donante de órganos y una carta al Gobernador; e hizo esto (cuidado, son imágenes muy pero que muy fuertes). Dicen las malas lenguas que la razón verdadera es, como no, el dinero. Si Budd hubiera sido sentenciado, su mujer no habría podido cobrar los beneficios estatales y su pensión, que parece que ascendía a una buena cantidad y que habiendo muerto él mientras ocupaba el puesto pudo recibir.

El quid de la cuestión es que la rueda de prensa estaba siendo grabada por muchas estaciones locales de televisión para dar la noticia en los informativos de la noche. Por lo tanto la gran pregunta es cómo tratar estas imágenes a la hora de televisarlas. ¿Las emites completas y sin censura, congelas la imagen y dejas el audio, paras todo antes de que pase o directamente no pones nada? Las cuatro opciones fueron utilizadas por otras tantas estaciones diferentes. Esta cuestión llevó a un gran debate sobre qué se puede emitir y qué no, y hasta dónde llega la frontera entre la información y la emisión de imágenes perturbadoras porque sí.

Si fuera a día de hoy, yo probablemente hubiera tomado la opción de congelar la imagen, dejar un audio, y subir el vídeo entero sin censura a la web para que lo vea quien quiera bajo su propia responsabilidad. Ahora, en 1987 no sé que decisión hubiera tomado. Lo que es innegable es que es tanto una escena como un dilema moral dignos de la última temporada de The Wire.

Anuncios

Especial Superbowl XLV (II): Los anuncios

4 Feb

(Este domingo 6 de febrero se disputa el partido más esperado del año, la Superbowl XLV, que una vez más dirimirá el campeón final de la NFL enfrentando al campeón de la Conferencia Nacional, los Green Bay Packers, con los de la Conferencia Americana, los Pittsburgh Steelers. Esa noche Estados Unidos se para completamente, así que para no ser menos y crear algo de ambientillo, pararé yo también las actualizaciones normales y haré este especial. Espero que os guste y… Go, You Packers!)

En la primera parte de este Especial Superbowl comentaba las enormes audiencias que consiguen los programas que se emiten después del partido, así que imaginaros las que puede conseguir el evento por sí mismo. De los veinte programas más vistos en la historia de la televisión estadounidense diez son Superbowls, y se dice que en cualquier momento del partido hay 90 millones de habitantes observando la retransmisión. El récord lo tiene la final del año pasado con una media de 106.5 millones.

Faltaría más, los anuncios que se emiten durante los tiempos muertos y los descansos del partido van a precio de oro, unos tres millones de pavos por treinta segundos de tiempo de emisión. Es demasiado dinero para desperdiciarlo, así que actualmente las empresas que deciden invertir aquí intentan que su anuncio llame realmente la atención, por lo que es el expositiorio ideal para ver verdaderas joyas de la publicidad. Es normal que se contrate a directores de cine de renombre y/o a grandes estrellas para que los protagonicen, con la esperanza de que sirvan para retener la marca anunciante en las memorias de los consumidores. En muchos casos se ha conseguido de sobra, gracias a anuncios que permanecerán en la retina de muchos durante bastante tiempo. He aquí los míos, aunque en bastantes casos los he visto bastante tiempo después de ser emitidos.

10.- Snickers: Game (2010)

En plena fiebre Betty White, Snickers se sacó de la manga el año pasado un anuncio bastante original que incluso fue nominado a un Emmy. En él, se nos quiere vender la capacidad rejuvenecedora y energética de la barrita de chocolate, jugando también un poco con la expresión “You play like my grandma”.

9.- Sony: Future (2001)

Recién puesta a la venta la Play Station 2, Sony fue más allá y emitió su anuncio sobre nada más y nada menos que ¡la Play Station 9!, que por cierto, recuerda mucho a las holobands de Caprica. Situado en un utópico 2078, nos quiere transmitir que es una empresa que desarrolla productos futuristas, y que la Play 2 es uno de ellos.

8.- Audi: The Godfather (2008)

Los anuncios de las marcas europeas de coches son muy dados al combate directo entre ellas, hay miles de ejemplos en youtube de Audi dándole p’al pelo a Mercedes, a Volvo o a BMW, y éstas, por supuesto, le responden. Sin embargo, todos tienen en común el hecho de que suelen exhibir una calidad impresionante. Para la Superbowl la marca de los cuatro anillos no se podía quedar atrás, y presentó el R8 con su propia versión de la escena de la cabeza de caballo de The Godfather metiéndose nada más y nada menos que con Rolls-Royce.

7.- Pepsi: Hendrix (2004)

En este anuncio Pepsi no se corta un pelo en llamar a Coca-Cola el refresco de los pringados y de paso decir que los grandes de verdad beben la marca azul y no la roja. Y para eso, usa al maestro Hendrix y una extraña versión al acordeón de “Purple Haze”.

6.- Nissan: Dream (1990)

El anuncio para el 300ZX, dirigido por Ripley Scott, sólo se emitió una vez porque se le acusó de promover las carreras callejeras. La coña era mostrar el poder de los twin-turbos del coche comparando su velocidad con la de un avión de combate.

5.- Disney: I’m going to Disney World! (todos los años desde 1987)

Este anuncio se emite todos los años desde 1987 (con un parón en 2005) justo después del final del partido, y todos los años es bastante parecido: a uno de los jugadores del equipo vencedor se le pregunta que qué va a hacer ahora y él contesta: “Me voy a Disney World”. Por supuesto, al día siguiente va de verdad, pagado por Disney. Es tan mítico que Bruce Springsteen acabó su acutación del descanso en 2008 de esa manera, y también acaba así el episodio de la Super Bowl de The Simpsons.

4.- Budweiser: Which game? (2000)

Creo que no hace falta decir mucho de este anuncio, todo el mundo está harto de oir el “Wassup?”, que llegó hasta España de la repercusión que tuvo. ¿Os acordáis de Milhouse gritándolo?

3.- McDonald’s: Showdown (1993)

Larry Bird y Michael Jordan jugándose una Big Mac en una pachanga imposible de HORSE. Ya sólo con eso le fue suficiente a McDonald’s para tener un anuncio que será recordado por tener a los dos mejores jugadores de baloncesto de la historia mano a mano.

2.- Coca-Cola (1979)

Este anuncio es tan mítico que se han hecho remakes a cascoporro (con Maradona o con Beckham, por ejemplo), se ha parodiado dos veces en Family Guy y forma parte de la cultura televisiva de Estados Unidos. Lo curioso es que aunque la fama le llegó en la Superbowl, el anuncio ya se había emitido muchas veces antes.

1.- Apple: 1984 (1984)

Era inevitable acabar esta lista con el que se considera uno de los mejores anuncios de todos los tiempos, y que definitivamente puso a Apple en el mapa de la informática a base de poner a caer de un burro a IBM. Dirigido por (cómo no) Ripley Scott, esta adaptación de la novela homónima de George Orwell sirvió como presentación del primer Mac. Fue parodiado en Futurama y en The Simpsons, y sin duda alguna es el anuncio que todo el mundo recuerda cuando se habla de la publicidad en la Superbowl. Realmente, 1984 fue el anuncio que puso en marcha toda esta escalada de calidad creativa en la final de la NFL.

Los diez mejores momentos televisivos de la década

31 Dic

Se acaba el 2010, y con él la primera década del milenio. Y ha sido una década cargada de momentos que quedarán para siempre en las retinas de todo el mundo. Sin más dilación, los que pienso que han sido los mejores que hemos vivido en la televisión mundial (el próximo post será lo mejor del año).

10.- Empieza el primer Gran Hermano (23 de abril de 2000)

Decía Mercedes Milá al comienzo de la gala que había gente que pensaba que Gran Hermano iba a marcar un antes y un después de la historia de la televisión en España. Acertó de pleno, esa primera gala fue el pistoletazo de salida a un cambio radical en el panorama televisivo estatal en el que los realities pasaron a ser los reyes de la programación, invadiéndolo todo hasta el punto de cambiar la idiosincrasia de Telecinco.

9.- El final de The Sopranos (10 de junio de 2007)

Una escena cargada de simbolismos y con un fundido a negro que dejó anodadado a todo el mundo para terminar una de las mejores series de la Historia. Hubo, hay, y habrá muchas discusiones sobre qué significa, pero personalmente yo tengo bastante claro lo que pasó. Este vídeo hay que verlo en youtube, no permite inserción.

8.- La teta de Janet Jackson en la Super Bowl XXXVIII (1 de febrero de 2004)

Nunca una teta había provocado tanto revuelo. El gesto de Justin Timberlake puso patas arriba el sistema de valores estadounidense y con él a todas las capas de la sociedad, que debatieron durante tiempo y tiempo qué hacer con ellos, qué había pasado exactamente y si el “fallo de vestuario” era un montaje o no. Yo me declaro por el sí, por cierto.

7.- El final de Friends (6 de mayo de 2004)

La sit-com más vista en gran parte del mundoterminaba su décima y última temporada con un final feliz. la influencia que tuvo Friends fue, y sigue siendo, enorme. Cosas como el peinado Rachel o jugar al Copas quedarán en el imaginario popular durante mucho tiempo. este también hay que verlo en Youtube, por cierto.

6.- La boda de los Príncipes de Asturias (22 de mayo de 2004)

Boda real = España paralizada. De toda la vida, además. La boda del Príncipe con la periodista divorciada no podía ser la excepción, y más si tenemos en cuenta de que el heredero al trono era uno de los solteros de oro de la realeza europea.

5.- 11 de marzo de 2004

El atentado que cambió el curso de España y la dejó sumida en un shock del que tardaría bastante en recuperarse, y muy probablemente influyó en las elecciones que se celebraron tres días después.

4.- El final de Lost (23 de mayo de 2010)

Lost fue la serie que cambió el juego. Por primera vez, una serie implicó directamente a Internet en sus jueguecitos, y allí las teorías no dejaron de flotar en ningún momento. Fue la primera serie descargada masivamente, e hizo espabilar a las cadenas de televisión a la hora del programar el estreno de sus nuevas series estadounidenses. Por primera vez, para ver un final no hacía falta esperar años, se pudo saber antes el desenlace en España que en la costa Oeste de Estados Unidos. Y vaya desenlace, señores. Polémica servidísima.

3.- Obama gana las elecciones (4 de noviembre de 2008)

Por primera vez una persona afroamericana llegaba a ser el so-called Líder del Mundo Libre. Y además echando a George Bush de la Presidencia. En el momento en el que la CNN anunciaba que según sus proyecciones Barack iba a ser el hombre más poderoso del orbe, el mundo suspiró con alivio al unísono, porque “yes, he could”.

2.- Casillas levanta la Copa del Mundo, y besa a Sara Carbonero (11 de julio de 2010)

El momento cumbre del fútbol español, algo que se llevaba esperando años y años y años, por fin llegaba, la Selección era Campeona del Mundo. El Gol de Iniesta en el minuto 117 desataba la locura de los españoles por todo el mundo, y cuando Casillas levantó la Copa, con él la levantó el país. Y todo rematado con ese beso que parece sacado de una película pastelera de Hollywood, pero que enterneció a 45 millones de personas a la vez.

1.- 11 de Septiembre de 2001

Creo que no hace falta decir nada sobre el atentado que cambió el mundo. Este video es un resumen de la retransmisión de La Primera, pero yo recuerdo verla por Antena 3, narrada a medias entre Matías Prats y el fallecido Ricardo Ortega.

El Generalísimo Francisco Franco aún está muerto

4 Oct

Del Saturday Night Live de la NBC han salido muchos actores y actrices, y muchas historias curiosas. Pero también ha tenido mucha influencia en la cultura popular americana de los últimos 35 años, creando catchphrases que quedarán para la historia por su penetración en el hablar diario de los estadounidenses.

Entre las más importantes, como el “More Cowbell” de Blue Öyster Cult o el “Not!”, está la que sería la primera de todas ellas, aún de cuando el Saturday Night Live no se llamaba Saturday Night Live, el “Generalissimo Francisco Franco is still dead”.

Es 1975, y la muerte del dictador se acerca. En Estados Unidos, hay días que no son muy movidos en cuanto a noticas se refiere, así que los informativos de las networks tienen que rellenar con algo. Y Franco está postrado en cama muy jodido, así que aprovecharon la situación. La NBC estuvo unas cuantas semanas dando informes diarios sobre su salud, por ejemplo.

En 1975 también nace el NBC’s Saturday Night, que hasta 1977 no se llamaría como ahora lo conocemos, Saturday Night Live. Uno de sus puntos fuertes era, y sigue siendo aún hoy en día, la sección llamada el “Weekend Update”, en la que se parodian las noticas más importantes del momento. Es uno de los gérmenes en los que se inspiraría luego The Daily Show with Jon Stewart, por ejemplo. Su primer presentador fue un jovencísimo Chevy Chase, al que ahora podemos ver haciendo de Pierce en Community.

Bueno, pues por fín llegó el 20-N, y el cabroncete se murió. En el siguiente “Weekend Update”, Chase leyó la siguiente cita, pronunciada por Richard Nixon, mientras aparecía en el fondo una foto de Franco y Hitler juntos:

“General Franco was a loyal friend and ally of the United States. He earned worldwide respect for Spain through firmness and fairness.”

A partir de ahí, vino la coña. Cada sábado hasta principios de 1977, la noticia de cabecera del “Weekend Update” sería siempre la misma en diferentes formas y colores: “Generalissimo Francisco Franco is still dead”. Y así hasta hoy en día, el Wall Street Journal usó esta frase como titular en su artículo sobre la Ley de Memoria Histórica de Zapatero, y escuchar esa sentencia pero con una persona diferente es algo realtivamente común, formando una frase hecha para remarcar algo obvio.

A %d blogueros les gusta esto: