Archivo | Mongrels RSS feed for this section

Las marionetas no sólo son para los niños

31 Ago

Terminé anteayer la primera temporada de Mongrels, serie de la BBC Three creada por Adam Miller que se emitió este verano. Son ocho capítulos de media horita que se pasan volando. Trata de la vida en la calle de cinco animales representados por marionetas, que a pesar de estar humanizados en casi todos sus comportamientos, siguen teniendo esos instintos en los que se reconocen lo que son.

Lo que es la serie en sí está bastante bien. Me recuerda a cómo sería Family Guy si la hubieran hecho en Gran Bretaña los creadores de Community, porque sí, a pesar de ser de marionetas es una serie para adultos.

Son seis los personajes. Tenemos a los zorros Nelson y Vince, a la perra afgana Destiny y a su dueño Gary, a la paloma Kali, y por último a mi preferido, el gato persa Marion. Cada uno tiene su personalidad bien definida, que va desde la metrosexualidad de clase media de Nelson hasta el macarrismo malhablado de Vince, pasando por la pijería ególatra de Destiny. Y todos con expresiones y sobre todo acentos distintos, de todas partes de las Islas, aunque ellos vivan en el bajo de un pub del East End londinense.

Una de las cosas que antes saltan a la vista en Mongrels, es la cantidad de referencias por minuto a la cultura popular británica y también, aunque bastante menos, a la norteamericana; superando a Community en este sentido, ya que en la americana tienes a un personaje especializado en ello como es Abed, pero es que aquí son todos y a todas horas. En algún capítulo hasta llega a ser demasiado, y que lo diga yo que me encantan este tipo de cosas… Y a veces lo hacen para meter ejemplos, pero otras es con ánimo de directamente meterse con algo. Tenemos como muestra, en los primeros compases del primer capítulo, como alguien le dice a Marion que es posible triunfar sin testículos, e inmediatamente se cambia la escena a un acto de Michael Bublé. Y lo mejor de todo, muchas veces son los propios implicados los que hacen cameos para reírse de ellos mismos, aunque claro, si no conoces como va el tema en Reino Unido, no los conoces ni de broma. Y por supuesto, ya que vas a hacer este tipo de cosas, las metareferencias no pueden faltar. Chistes en los que se rompe la cuarta pared, sobre cómo cortan arcos argumentales o el uso de clichés riéndose de ellos son muy habituales.

Uno de los puntazos de Mongrels es la capacidad de reflejar las acciones y reacciones diarias de los animales domésticos aun a pesar de estar más que personificados. Cosas tan típicas como el que un perro vaya en coche, que una paloma choque contra un cristal o el miedo a los fuegos artificiales se vuelven muy graciosas sólo por la reacción de los personajes.

Y por supuesto, el mayor punto fuerte de la serie: las canciones. En cada capítulo hay una, integrada en la historia. Casi siempre son sobre temas que en televisión suelen ser muy polémicos, como la pederastia, la religión y la homosexualidad, y son tratados como ellos saben hacerlo, a lo bestia. El resto de la banda sonora también está muy bien, con canciones muy reconocibles que sin embargo en vez de distraer aportan a la historia.

Pues eso, ya sé que está cerca la nueva temporada de televisión y probablemente ya tendréis con qué rellenar el poco hueco que queda, pero si no es así, poneos a verla, que no os arrepentiréis.

El desconocimiento de las series británicas

28 Ago

Me parece que a estas alturas no es ningún secreto el hecho de que soy un enamorado de los programas y de  las series británicas. Me flipa la manera que tienen de desarrollar sus dramas y el toque de humor tan especial que le dan a sus comedias. Además, suelen ser bastante originales en sus planteamientos, en sus estéticas y en sus maneras de contar la historia al espectador. Y no suelen tener ese aire tan industrial que tienen las estadounidenses o las españolas, por ejemplo.

Sin embargo, parece que simplemente un puñado de series, y ningún programa, son las que llegan a conocerse en España, y sólo hay que echarle un vistazo a la blogosfera televisiva en castellano para verlo. Siempre se nombran las mismas series de siempre: Benny Hill, Mr. Bean, las adaptaciones de la BBC de novelas varias, las de Ricky Gervais, Secret Diary of a Call GirlThe IT Crowd, Little BritainSkinsDoctor Who, Torchwood, Misfits, Dead Set, Life on Mars y Ashes to Ashes, últimamente LutherSherlock y probablemente alguna otra de la que me esté olvidando. Quizá sea Casciari el único que habla de alguna más, y gracias a él la grandísima Shameless salió del anonimato. Y me parece una pena, porque hay mil y una joyas desconocidas por ahí.

Así que por eso, por aportar un pequeño grano de arena a la solución de esa carencia y dar a conocer series y programas que me gustan, pos voy a nombrar algunas que pienso que deberían de estar más reivindicados, a ver si alguien lo lee y al menos les echa un ojo. Eso no quita que en algún momento del futuro de este blog (que parece que tiene, me sorprendo a mi mismo con la cadencia de posts que llevo) se vaya a hablar más detenidamente de ellas. Vamos con el Top 9 (porque son las que se me vienen a la cabeza):

9.- Benidorm: Estoy viéndola en estos momentos. Creada por Derren Litten para la ITV en 2007 y sin acabar aún, va de las aventuras en tono de comedia de un grupo de turistas en… justo, Benidorm. Está rodada en España, y aún así, totalmente desconocida.

8.- Sugar Rush, de la que ya hablé hace poco.

7.- Mongrels: De Adam Miller para la BBC, su primera temporada acabó hace dos semanas. Es una comedia de marionetas, y va de la vida de cinco animales callejeros. Es muy bestia y con muchas referencias culturales.

6.- Black Books: De Dylan Moran y Graham Linehan. La echaron en Channel 4 de 2000 a 2004, y tiene tres temporadas. Va del propietario de una librería bastante tarado y antisocial, de su empleado y de la dueña de la tienda de al lado. También comedia.

5.- The Thick of It: 3 temporadas en la BBC desde el 2005, y sigue incluso con película de por medio. creada por Armando Ianucci, nos habla de la vida política del Departamento de Asuntos Sociales del Gobierno de Su Majestad desde un punto de vista satírico.

4.- Spooks: Van ya 8 temporadas desde 2002 de la serie de la BBC creada por David Wolstencroft. En ella vemos las vidas de unos agentes del MI5, uno de los servicios secretos británicos, en su oficina de Londres.

3.- Yes, Minister y Yes, Prime Minister: Son básicamente la misma serie a pesar del cambio de título, y nos habla de los trapicheos políticos que hay en el Gobierno desde el punto de vista de la comedia. Creada por Sir Antony Jay y por Jonathan Lynn para la BBC, se emitió desde 1980 a 1988. Es una de las mejores comedias que ha dado UK, y hasta tuvo videojuegos y todo.

2.- Red Dwarf: 8 temporadas y un especial es lo que estuvo esta serie de la BBC en antena, del 88 al 99. Creada por el dúo Rob Grant – Doug Naylor, es todo un clásico de la ciencia ficción. La historia comienza cuando un accidente en la name homónima mata a toda la tripulación menos a uno y a su gato, conservados en estado suspendido por el ordenador de a bordo.

1.- Top Gear: Dicen que es el programa más visto del mundo, y es, quitando series, mi preferido de calle. Lleva desde 1977 en antena en la BBC, aunque la etapa nueva empezó en 2002 tras unos años de parón, e incluso tiene algunas versiones internacionales. En teoría es un programa de coches, en realidad es un programa de tres colegas de mediana edad (Jeremy Clarkson, Richard Hammond y James May) que se putean un huevo y se divierten jugando con vehículos. Y la identidad del piloto de pruebas, The Stig, es uno de los secretos mejores guarados de Gran Bretaña.

A %d blogueros les gusta esto: