Archivo | Hawaii Five-0 RSS feed for this section

¿Qué voy a ver en la temporada 2011/2012?

12 Sep

Como viene siendo habitual en los últimos años, el estreno de la nueva temporada de Sons of Anarchy da el pistoletazo avanzado de salida al curso televisivo estadounidense, aunque el plato gordo no llegue hasta dentro de un par de semanas. Así que va siendo hora de confeccionar el calendario de lo que voy a ver, o al menos empezar a ver, el año que viene. En total, y contando sólo lo que empieza de septiembre a noviembre, salen 48 series a la semana, y eso sin sumar las de otros países ni las que vaya viendo por culpa de las buenas críticas que se les den por la blogosfera. Ni añadir todas las que empiezan en midseason (que me llaman mucho más que las de temporada regular, la verdad), como Smash, Are You There, Vodka? It’s Me, Chelsea o Awake. Pero bueno, enumeremos las de ahora:

Nuevos estrenos:

The Playboy Club (NBC, 19 de septiembre)

Pan Am (ABC, 25 de septiembre)

Suburgatory (ABC, 28 de septiembre)

Homeland (Showtime, 2 de octubre)

American Horror Story (FX, 5 de octubre)

Hell on Wheels (AMC, 6 de noviembre)

Le echaremos un ojo:

New Girl (FOX, 20 de septiembre pero con preair ya rulando)

Free Agents US (NBC, 21 de septiembre)

Whitney (NBC, 22 de septiembre)

Person of Interest (CBS, 22 de septiembre)

Terra Nova (FOX, 26 de septiembre)

Man Up (ABC, 18 de octubre)

2 Broke Girls (CBS, 19 de octubre)

Grimm (NBC, 21 de octubre)

Once Upon a Time (ABC, 23 de octubre)

Allen Gregory (FOX, 30 de octubre)

Nuevas temporadas:

Sons of Anarchy (FX, 6 de septiembre)

Parenthood (NBC, 13 de septiembre)

It’s Always Sunny in Philadelphia (FX, 15 de septiembre)

Archer (FX, 15 de septiembre)

How I Met Your Mother (CBS, 19 de septiembre)

Glee (FOX, 20 de septiembre)

Raising Hope (FOX, 20 de septiembre)

The Middle (ABC, 21 de septiembre)

Modern Family (ABC, 21 de septiembre)

Blue Mountain State (Spike, 21 de septiembre)

The Big Bang Theory (CBS, 22 de septiembre)

Community (NBC, 22 de septiembre)

Parks and Recreation (NBC, 22 de septiembre)

The Office (NBC, 22 de septiembre)

The Mentalist (CBS, 22 de septiembre)

Nikita (CW, 23 de septiembre)

Fringe (FOX, 23 de septiembre)

The Simpsons (FOX, 25 de septiembre)

Family Guy (FOX, 25 de septiembre)

The Good Wife (CBS, 25 de septiembre)

Boardwalk Empire (HBO, 25 de septiembre)

American Dad! (FOX, 25 de septiembre)

The Cleveland Show (FOX, 25 de septiembre)

Being Erica (CBC, 26 de septiembre)

Dexter (Showtime, 2 de octubre)

Hung (HBO, 2 de octubre)

How To Make It In America (HBO, 2 de octubre)

House (FOX,3 de octubre)

The League (FX, 6 de octubre)

Bored to Death (HBO, 10 de octubre)

The Walking Dead (AMC, 16 de octubre)

Chuck (NBC, 21 de octubre)

Abandono:

Hawaii Five-O (CBS, 19 de septiembre)

Five-0 vs. CBI: whodunit?

13 Abr

Empiezan a ser ya típicas las bromas en las sitcoms estadounidenses sobre The Mentalist y su perfil de audiencia. Que recuerde ahora mismo, tanto Community como 30 Rock se metieron con ella por eso, caracterizándola como una serie para una mujer mayor y aburrida que no tiene nada mejor que hacer un jueves por la noche. Por otro lado, el target de Hawaii Five-0 es totalmente diferente, esta vez la CBS se está dirigiendo a un hombre medianamente joven que quiere ver explosiones y tiros varios, y si de paso cae Grace Park en bikini pues mucho mejor. Y sin embargo a pesar de esa diferencia, lo lógico es compararlas entre ellas. Al final, las dos series son procedimentales policiales que se basan en encontrar al asesino (aunque reconozco que Hawaii Five-0 se intenta salir del molde de vez en cuando), y en una parrilla de series hecha con un poco de cabeza, el resultado de esto es que como muchísimo te quedas con una de las dos.

The Mentalist se basa en dos pilares clave, que son un protagonista carismático que sólo se interesa por los casos más enrevesados que encuentre y un whodunit interesante que cumple con las reglas básicas del juego, aquellas que llevan sin tocarse por lo menos desde el Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle: presentamos a los posibles candidatos a asesino al principio para que el espectador juegue a adivinarlos, metemos un red herring y luego hacemos que haya sido el menos esperado. Y si tenemos a un actor famoso invitados será él o ella, a no ser que se llame Morena Baccarin y haya nacido en Rio de Janeiro. El resto no importa. Ni Red John, que básicamente es una justificación con la que poder decir “sí, esto es una serie, ¿no véis que tenemos un arco argumental del que nos acordamos tres veces al año?” Y por supuesto, los personajes tampoco. Más allá de Patrick Jane no se sabe nada de ninguno hasta la tercera temporada, en la que parece que les están dando cierta profundidad, que realmente es la misma que tiene una piscina de bebés comparada con la fosa de las Marianas. El whodunit es el verdadero sol de The Mentalist, todo gira sobre él, es lo que la ilumina y lo que le da un poco de interés.

Y también es ahí donde radica el mayor problema de Hawaii Five-0. Si te saltas la introducción de los sospechosos no hay whodunit, no hay participación indirecta del espectador en el misterio del episodio, y al final sólo estás viendo un panfleto de cuarenta y cinco minutos sobre las maravillas de Hawaii (muy bonito todo, eso sí) aderezado de vez en cuando con una investigación ayudada por tecnologías imposibles que en el fondo ni te va ni te viene y unos cuantos comentarios patrióticos. Los únicos momentos que dan una mínima esperanza son las minidiscusiones entre Danno y Steve y porque Scott Caan está muy bien, que si no ni eso. Es que no es capaz de interesarme ni en los sweeps, cuando tuvieron creo que cinco o seis actores bastante conocidos como invitados en un sólo capítulo que no supieron usar bien.

Lo peor de todo, es que Hawaii Five-0 viene firmada por quien viene: Roberto Orci y Alez Kurtzman. No sé como después de hacer Fringe les pudo salir esta cosa. Es realmente decepcionante. The Mentalist también es de alguien que ya ha demostrado que es capaz de hacer cosas de calidad: Bruno Heller, padre de Rome. Y se nota, porque dentro de los procedimentales policiales puros que hay en la tele ahora mismo, probablemente sea el mejor. Por esto y por todo, si tenéis que elegir entre ambas para vuestro roster seriéfilo no lo dudéis, quedaros con Patrick y Lisbon.

El evento de Hawaii

21 Sep

Primer día grande de estrenos en las networks estadounidenses en esta temporada 2010/2011, y son tantos que va a haber que agruparlos en una entrada en vez de dedicarles una a cada uno. Decir que si no veis uno en concreto en este post o en los venideros, es que no tengo expectativas sobre él y ni me he molestado ni en verlo. Hoy toca comentar Hawaii Five-0 y The Event. Estes último estaba en la lista de los que más esperaba, faltando sólo ya Luck por estrenar, que a saber cuándo sera, y Lone Star, que irá en el siguiente post. Bueno, vamos al grano.

Empezamos por Hawaii Five-0, remake de la serie casi homónima (cambia el cero por una “o”) de Leonard Freeman que se emitió en la CBS del 68 al 80. Esta vez está desarrollada por Kurtzman y Orci, los mismos de Fringe, y sí, sigue siendo un procedimental puro y duro, típico de la cadena del ojo. Va de un tío de Hawaii al que un terrorista le mata al padre, entonces la Gobernadora le convoca para dirigir una task force que luche contra los criminales más peligrosos de las islas.

Si os digo la verdad, no tenía pensado verla hasta hace muy poco, pero me convenció la lista de nombres conocidos que tiene la serie. Ya os digo, dos de los guionistas de Fringe al frente, y como protagonistas tenemos a Alex O’Loughlin (Kevin Hiatt en The Shield), Scott Caan (Scott Lavin en Entourage) Daniel Dae-Kim (Jin en Lost), Grace Park (Sharon/Eight en Battlestar Galactica), Jean Smart (Martha Logan en 24, Regina Newly en Samantha Who?), y aunque no saliera en el piloto, Masi Oka (Hiro en Heroes). Casi un combinado all-star que tira bastante, y que están bien en sus papeles. La química entre O’Loughlin y Caan es innegable, pero hay un problema general: aunque es difícil hacer olvidar a sus personajes anteriores, todos lo consiguen menos Park y sobre todo Daniel Dae-Kim, y es que Lost realmente aún acaba de terminar y Jin era mucho Jin.

El piloto es bastante pasable. Lo más destacado son todo el eye-candy que hay desperdigado y las escenas de acción. De estas últimas me ha gustado el hecho de que no se recrean en ellas, no hay repeticiones a cámara lenta ni desde otra cámara, nada. Parece como si lo hicieran sin despeinarse, que no les costara el más mínimo esfuerzo. Los diálogos están bien, con algunas frases bastante decentes (para una serie de acción policial, claro, no nos esperemos aquí la profundidad de Mad Men), aunque la historia en sí es bastante predecible.

También me ha gustado el hecho de que mantengan la canción casi original, que es hiperreconocible incluso en España, pero no pega con lo que es la cabecera en sí. Teniendo un aspecto visual con tema tecnológico, si metes como acompañamiento musical algo que suena muy a 70’s pues parece más un video de estos de mashups de openings de series de youtube que algo serio.

Pero bueno, le daremos un par de capítulos a ver cómo evoluciona. Si sigue como en el piloto, bien puede quedar para ver cuando no haya nada más.

Y terminamos con The Event de Nick Wauters para la NBC. Tras ver el piloto, esta serie me ha dejado con sentimientos encontrados. Por un lado, la historia me ha parecido muy interesante y me ha dejado con ganas de más (lo que no es muy difícil, que a mi los rollos de conspiración y todo eso me van mucho), pero por el otro, me ha recordado muchísimo a FlashForward, tanto estilísticamente como en su manera de narrar los hechos, y visto lo visto, eso puede llegar a ser bastante malo.

En The Event, tenemos dos tramas principales abiertas: la desaparición de la novia del prota y la de la base supersecreta de Alaska. De lejos la que más me ha interesado es la segunda, la de la novia al principio me ha parecido un poco insulsa, pero va ganado enteros seguin pasa el capítulo, para llegar a un gran cliffhanger final que relaciona las dos y que deja con muchas ganas de ver el siguiente episodio.

Por supuesto, tiene sus cosas malas. No me gusta el actor que hace de Sean, Jason Ritter, y tiene diálogos que son de risa. Se comenta por ahí de uno en concreto, que es algo así como:

“- He is goint to tell them about the event.”

“- He can’t!”

“- He’s going to.”

Este tipo de diálogos que no aportan mucho sobran, pero no sólo en esta serie, sino en todas. Pero bueno, voy a seguirla con interés, porque en general me ha gustado bastante y con un sólo capítulo me ha enganchado. Esperemos que evolucione bien, y no le pase a FlashForward.

A %d blogueros les gusta esto: