Archivo | Being Erica RSS feed for this section

¿Qué voy a ver en la temporada 2011/2012?

12 Sep

Como viene siendo habitual en los últimos años, el estreno de la nueva temporada de Sons of Anarchy da el pistoletazo avanzado de salida al curso televisivo estadounidense, aunque el plato gordo no llegue hasta dentro de un par de semanas. Así que va siendo hora de confeccionar el calendario de lo que voy a ver, o al menos empezar a ver, el año que viene. En total, y contando sólo lo que empieza de septiembre a noviembre, salen 48 series a la semana, y eso sin sumar las de otros países ni las que vaya viendo por culpa de las buenas críticas que se les den por la blogosfera. Ni añadir todas las que empiezan en midseason (que me llaman mucho más que las de temporada regular, la verdad), como Smash, Are You There, Vodka? It’s Me, Chelsea o Awake. Pero bueno, enumeremos las de ahora:

Nuevos estrenos:

The Playboy Club (NBC, 19 de septiembre)

Pan Am (ABC, 25 de septiembre)

Suburgatory (ABC, 28 de septiembre)

Homeland (Showtime, 2 de octubre)

American Horror Story (FX, 5 de octubre)

Hell on Wheels (AMC, 6 de noviembre)

Le echaremos un ojo:

New Girl (FOX, 20 de septiembre pero con preair ya rulando)

Free Agents US (NBC, 21 de septiembre)

Whitney (NBC, 22 de septiembre)

Person of Interest (CBS, 22 de septiembre)

Terra Nova (FOX, 26 de septiembre)

Man Up (ABC, 18 de octubre)

2 Broke Girls (CBS, 19 de octubre)

Grimm (NBC, 21 de octubre)

Once Upon a Time (ABC, 23 de octubre)

Allen Gregory (FOX, 30 de octubre)

Nuevas temporadas:

Sons of Anarchy (FX, 6 de septiembre)

Parenthood (NBC, 13 de septiembre)

It’s Always Sunny in Philadelphia (FX, 15 de septiembre)

Archer (FX, 15 de septiembre)

How I Met Your Mother (CBS, 19 de septiembre)

Glee (FOX, 20 de septiembre)

Raising Hope (FOX, 20 de septiembre)

The Middle (ABC, 21 de septiembre)

Modern Family (ABC, 21 de septiembre)

Blue Mountain State (Spike, 21 de septiembre)

The Big Bang Theory (CBS, 22 de septiembre)

Community (NBC, 22 de septiembre)

Parks and Recreation (NBC, 22 de septiembre)

The Office (NBC, 22 de septiembre)

The Mentalist (CBS, 22 de septiembre)

Nikita (CW, 23 de septiembre)

Fringe (FOX, 23 de septiembre)

The Simpsons (FOX, 25 de septiembre)

Family Guy (FOX, 25 de septiembre)

The Good Wife (CBS, 25 de septiembre)

Boardwalk Empire (HBO, 25 de septiembre)

American Dad! (FOX, 25 de septiembre)

The Cleveland Show (FOX, 25 de septiembre)

Being Erica (CBC, 26 de septiembre)

Dexter (Showtime, 2 de octubre)

Hung (HBO, 2 de octubre)

How To Make It In America (HBO, 2 de octubre)

House (FOX,3 de octubre)

The League (FX, 6 de octubre)

Bored to Death (HBO, 10 de octubre)

The Walking Dead (AMC, 16 de octubre)

Chuck (NBC, 21 de octubre)

Abandono:

Hawaii Five-O (CBS, 19 de septiembre)

Universos paralelos canadienses

30 Dic

Meter en una serie destinada al público femenino viajes en el tiempo ya es una cosa arriesgada. Pero es que este año en Being Erica han tirado la casa por la ventana y han recurrido a universos paralelos y otras cosas que parecen sacadas de las mejores series de ciencia ficción. Eso ya no es arriesgado, es casi un suicidio. Y sin embargo, les ha salido cojonudo en una tercera temporada bastante pasable sabiendo el tipo de serie que es, claro.

Quitando un especial de Navidad que le da la puntilla a la temporada, en general este año ha sido bastante pasable para Being Erica, a pesar de echarle dos huevos y cambiar por completo uno de los pilares de la serie, que es la terapia con Dr. Tom. El pasar a una de tipo grupal es un movimiento cuanto menos curioso, y ha tenido varias consecuencias directas en el desarrollo de la serie. El más evidente es que Dr. Tom echa un paso atrás (a pesar de tener un capítulo centrado en él) en favor de los nuevos compañeros de sesión, destacando uno sobre todos, Adam, y es algo que aún no sé si me gustó mucho.

Entiendo la necesidad de darle un contrapunto masculino a la serie, pero tres novios en tres temporadas igual empieza a ser ya excesivo. No digo que se vaya tirando por ahí a todo lo que se mueve porque evidentemente eso rompería con el personaje construído hasta ahora, pero sí estaría bien ver a Erica manejarse en la soltería por un tiempo. Pienso que sería interesante, y serviría para profundizar aún más en la relación con sus amigas actuales y pasadas, algo que quitando determinados capítulos se toca muy por encima.

Lo que sí se toca en la cantidad justa es la familia de Erica, que había quedado un poco en el ostracismo durante la segunda temporada. Samantha, la hermana, por fin ve una trama para ella, aunque sea tan poco excitante y tan previsible como es. Lenin (no sé a quien se le ocurriría el nombre, pero vaya tela) es un personaje normalucho a pesar de que lo intentan retratar como el no va más de la guaycidad. Después está la historia de los padres, que si se divorcian, que si están juntos, que si no, que si tralarítralará, que si se arrepienten, que si no. Que los dejen en paz ya, que yo quiero ver otras cosas.

Y que decir sobre los colegas, que nos dieron los momentos mas extraños de la temporada. No entiendo cómo pueden basar una subtrama de cabreo y desconfianza en una pareja gay sólo porque uno de ellos le toque una teta a Julianne sólo por curiosidad. No sé si serán las diferencias culturales o si es que al final va a ser verdad que los europeos tenemos una mente más abierta para el sexo que los norteamericanos, pero no es para tanto. Y este es uno de los puntos más débiles de la temporada sin duda ninguna.

Pero bueno, veremos si hay una cuarta temporada, porque el final real de temporada, el del episodio 12, pareció más un final de serie que otra cosa. No sé si será interesante ver a Erica al otro lado de la mesa, porque el pilar de la serie es ver como ella se enfrenta a sus propios demonios, y no que ayude a otros a enfrentarlos. Por cierto, una cosa que me extrañó bastante cuando la leí: la ABC está preparando una adaptación para el público estadounidense. Parece ser que si ven que una serie no está situada en una ciudad de USA les entra urticaria, porque si no no lo entiendo, ni que las diferencias culturales fueran enormes.

Siendo uno de los buenos

3 Oct

Con este post por fin terminamos con el repaso a las nuevas temporadas y estrenos de este año, al menos hasta que vuelvan Caprica y V y/o me dé por ver algo más así porque sí.

Terminamos con el estreno de la tercera de Being Erica, esa serie canadiense que nadie conoce y que es mi placer culpable preferido, y con la vuelta de la primera de The Good Guys después de ese parón al final del verano.

Ya hablé por aquí antes de The Good Guys, comentando lo poco que creo que va a durar en antena y criticando el hecho de que pensaran en meter un personaje femenino extra para atraer audiencias. Lo bueno es que de momento, a ese añadido no se lo ha visto por ninguna parte, aunque supongo que será porque este capítulo 10 ya estaría grabado antes de tomar esa decisión. Y tras verlo, me reafirmo en que no deberían hacerlo, que para culebrón ya tenemos el de Liz y Jack, que ha chupado bastante cámara en este episodio.

En lo que es el capítulo en sí, pues mantiene perfectamente el estilo de la serie, e incluso ha sido algo más gracioso que los últimos que hemos visto antes del parón. Los Georgianos han estado muy bien, y el prestamista hasta daba pena el pobre.

Habrá que disfrutar de esta serie, que está bastante pasable, durante los 8-9 capítulos que nos quedan antes de llegar a los 20 finales y acabe la temporada, porque dudo mucho que tenga una segunda.

Being Erica es una serie bastante curiosa. Ya no sólo por el hecho de mezclar la psicología con los viajes en el tiempo dándole un toque scifi a una tipo de serie que no se caracteriza por sus elementos fantásticos, si no por el tratamiento que se le dan a los problemas de la protagonista, la propia Erica Strange.

En esta tercera temporada los responsables de la serie han decidido jugársela y cambiar uno de los pilares de la serie, que es la terapia que la prota tiene con el Dr. Tom, pasando de ser individual a de grupo. Las implicaciones son bastante grandes y se notan ya en el primer capítulo, ya que Erica a partir de ahora ya no va a ir ni sóla ni sólo a su pasado. Veremos cómo afecta todo esto a la calidad de la serie, pero de momento les ha salido bien, porque este debut de temporada es interesante, aunque sólo sea por la novedad.

Fuera de lo que es la terapia, pues parece que las amigas y la familia de Erica están desaparecidas, aunque supongo que las veremos en algún momento conforme avance el año. En el ámbito profesional, el crear una editorial desde cero no va a ser nada fácil, y puede que Erica tenga que pagar un alto precio personal por ella.

Tengo ganas de ver cómo sigue la temporada. Sé que Being Erica no es que sea una serie que esté destinada a mi ámbito demográfico, pero me parece una serie cuidada y bastante sólida, a pesar de caer en algún cliché o alguna situación bastante previsible en ciertos momentos. Y sí, es ñoña y lagrimera, pero a mí me gusta, qué le vamos a hacer.

A %d blogueros les gusta esto: