Archivo | Cop Rock RSS feed for this section

Los policías cantarines

5 Sep

Probablemente una de las series más raras que haya existido nunca sea Cop Rock. La idea era muy simple: hacemos un musical sobre policías y a ver qué sale. Y, sin querer, les salió una serie totalmente surrealista. True Blood, de la que se dice por ahí que es una comedia disfrazada de drama, en ese sentido se queda en juego de niños comparada con Cop Rock.

Esta serie la crearon William M. Finkelstein y Steven Bochco en 1990. Sí, Bochco, el mismo de otros exitazos policiales como Hill Street Blues, NYPD Blue o L.A. Law. Y aquí se le fue la olla muchísimo durante los once episodios que le dejaron hacer antes de que la ABC la cancelara en su única temporada. Vaya por delante que no le ha llegado a ver nunca, ya que no hay manera de bajarla de Internet y no se ha editado en DVD, pero en Youtube podeis ver bastantes vídeos de las canciones.

Como podéis ver en esos vídeos, las canciones son cuanto menos curiosas. Las letras son muy ñoñas, y los instrumentos salen de los lugares menos insospechados. Y no soy capaz de entender cómo hacían los actores y actrices para no partirse de risa cada vez que grababan una de estas cosas. Os pongo las cinco canciones más graciosas:

5.- Don’t Mess With My Pursuit of Happiness

Esta canción es una joyita, ya empezando por el título, que se puede traducir como “No te metas con mi búsqueda de la felicidad”. Vemos como los policías están haciendo arrestos de ejecutivos blancos por compra de drogas, y todo transcurre con aparente normalidad hasta que uno de ellos empieza a cantar, acusándoles de antiamericanos por interrumpir su búsqueda de la felicidad y diciéndoles que se vayan a arrestar drogadictos y yonkis por ahí, que el paga sus impuestos.

4.- Choose Me

Aquí tenemos a unos agentes que están a punto de entrar de infiltrados para una operación de antivicio. Cuando les están explicando el plan, una de las chicas, que suponemos que se infiltra de prostituta, pregunta si se puede anunciar. Antes de que nos demos cuenta, la sala de operaciones se ha transformado en un puticlub.

3.- You Know You’re The One

En este número, vemos a la Alcaldesa y a un constructor que quiere hacer una cárcel nueva. Éste ofrece un soborno para conseguir construírla, y los dos se enzarzan en una discusión moral con tintes caribeños sobre si la Alcaldesa debería aceptarlo o no.

2.- He’s Guilty

Nos encontramos en un juicio en el que el jurado está a punto de pronunciar su veredicto. De repente, una mesa se transforma en un piano, el jurado en un coro gospel, y el resto ya os lo podéis imaginar.

1.- Be Careful Out There

Ya acabando el roll call (aprendí esta palabra viendo The Wire y no sé como se dice en español), el sargento les dice a los agentes de policía que tenga cuidado en las calles de forma un poco especialita. Impagable el momento en el que el púlpito se transforma en un órgano con la única función de que el cantante haga sus dos solos.

Pues ya véis lo innovadora y radical que era. Tengo la sensación de que lo que le pasó a Cop Rock es que se adelantó 20 años a su tiempo, y que en realidad Steven Bochco era un visionario. Realmente el concepto de la serie no está tan alejado al de Glee, aunque Glee tenga algo más de sentido, ya que están en un club de canto y al contrario que en la serie que tratamos tienen excusa para meter canciones, y ya véis como la de los niños cantores de Ohio es un éxito indiscutible.

A %d blogueros les gusta esto: