EntourBye

13 Sep

Qué media decepción el final de Entourage. Después de tres temporadas (a pesar de que la 7ª me gustó) que no llegaron a la suela de los zapatos de los grandes momentos de la serie de alla por las temporadas 2 y 3, al menos tenía la esperanza de que Doug Ellin, Mark Wahlberg y compañía decidieran currarse un poco el que se supone que es el punto culminante de la serie. Pero no, no cayó esa breva.

Vamos a ver, teniendo en cuenta el tono general de la serie, que no es más que un entretenimiento sin pretensiones ni profundidad en la que absolutamente todo siempre acaba con final feliz, hubiera sido una traición al espíritu de Entourage darle la puntilla a las tramas con otra cosa que no fueran arcoiris y unicornios rosas. Hasta ahí Doug y yo estamos de acuerdo. Mi principal problema está en el cómo se ha llegado a acabar así: dicho simple y llanamente, es todo demasiado fácil. Otros, como Sepinwall, incluso han dicho que es un final vago, y no precisamente vago de impreciso. Yo no quiero usar esa palabra, pero tampoco la veo tan alejada de la realidad.

Yo entiendo que después de ocho años de serie estén todos un poco hasta los huevos. Pero macho, que me cuenten que Turtle se vuelva millonario porque Vince, (¡Vince!) tenga una mente empresarial más lúcida que él y haya comprado las acciones de Avion por la espalda para luego regalárselas… Clama al cielo. Ah, no, espera, que Vince (¡Vince!) en dos capítulos ha conquistado a una superperiodista inglesa que le tenía tirria (¿no es curioso como en Estados Unidos cada vez que se quiere que algún personaje aparente más inteligente que los demás se le ponga acento inglés?) y se casa con ella. Y que Vince (¡Vince!) sea quien arregle todo el desaguisado entre Sloan y E, de una manera muy cuca, sí, tanto que es poco creíble. Y todo esto mientras Scott Lavin tiene por fin su epifanía: no es más que una carga para la serie, y toda esta temporada debería de haberse quedado en casita haciendo encaje de bolillos. Si tenemos en cuenta la tendencia de Entourage de joder lo que estaba bien para luego volver al status quo, sobre todo con las mujeres que aparecen en la vida de los bros, ejecutar así la conclusión de Turtle, Vince y E no da sensación de series finale. Como mucho de un final de temporada en el que sabes que en el próximo capítulo lo que quedó bien volverá hecho una mierda. Han faltado los fuegos artificiales, vaya.

Quiero imaginar que la razón de que haya acabado como acabó es por mostrar una evolución de personajes. Lo mítico de ver como pasan de ser cuatro tíos obsesionados con el sexo, las drogas y el rock and roll a gente responsable que se ha sabido labrar una vida profesional y amorosa de éxito. ¿Sabes que pasa? Ya no me lo creo. Por muy de buen rollo que vengas y por mucho que te vayas de serie para no pensar, lo que no se puede hacer es condensar ocho temporadas en las que no has hecho ni el huevo en este sentido en dos tristes capítulos. No cuela, sorry.

La única trama con una resolución que me ha contentado hasta cierto punto ha sido la de la arroutada de Ari Gold, provocada por su hija y la ópera que le manda escuchar (…). Ari siempre ha sido un personaje mucho más complejo y completo que los demás, y por tanto se merecía una conclusión más compleja y completa que los demás. Sabemos desde un principio que su familia es importante para él, en eso nos han insistido casi hasta la extenuación, por lo que realmente no extraña que él también haya tenido su epifanía y decida dejarlo todo para pirarse por ahí con ellos. Still, me ha quedado claro que su historia ha quedado más enfocada a vendernos la película (literalmente) que a darle un verdadero final, como se ha visto en la escena de después de los títulos de crédito, dejándome un sabor muy agridulce. Pues vale.

Pero bueno, a pesar de todo, voy a echar de menos Entourage. Puede tener mil defectos, puede ser previsible y estática, pero era entretenida como ella sola. Los capítulos se me pasaban en una extenuación, y dudo que en mucho tiempo haya una serie de media hora que sea capaz de llevar el ritmo endiablado que llevaba ésta.

Anuncios

¿Qué voy a ver en la temporada 2011/2012?

12 Sep

Como viene siendo habitual en los últimos años, el estreno de la nueva temporada de Sons of Anarchy da el pistoletazo avanzado de salida al curso televisivo estadounidense, aunque el plato gordo no llegue hasta dentro de un par de semanas. Así que va siendo hora de confeccionar el calendario de lo que voy a ver, o al menos empezar a ver, el año que viene. En total, y contando sólo lo que empieza de septiembre a noviembre, salen 48 series a la semana, y eso sin sumar las de otros países ni las que vaya viendo por culpa de las buenas críticas que se les den por la blogosfera. Ni añadir todas las que empiezan en midseason (que me llaman mucho más que las de temporada regular, la verdad), como Smash, Are You There, Vodka? It’s Me, Chelsea o Awake. Pero bueno, enumeremos las de ahora:

Nuevos estrenos:

The Playboy Club (NBC, 19 de septiembre)

Pan Am (ABC, 25 de septiembre)

Suburgatory (ABC, 28 de septiembre)

Homeland (Showtime, 2 de octubre)

American Horror Story (FX, 5 de octubre)

Hell on Wheels (AMC, 6 de noviembre)

Le echaremos un ojo:

New Girl (FOX, 20 de septiembre pero con preair ya rulando)

Free Agents US (NBC, 21 de septiembre)

Whitney (NBC, 22 de septiembre)

Person of Interest (CBS, 22 de septiembre)

Terra Nova (FOX, 26 de septiembre)

Man Up (ABC, 18 de octubre)

2 Broke Girls (CBS, 19 de octubre)

Grimm (NBC, 21 de octubre)

Once Upon a Time (ABC, 23 de octubre)

Allen Gregory (FOX, 30 de octubre)

Nuevas temporadas:

Sons of Anarchy (FX, 6 de septiembre)

Parenthood (NBC, 13 de septiembre)

It’s Always Sunny in Philadelphia (FX, 15 de septiembre)

Archer (FX, 15 de septiembre)

How I Met Your Mother (CBS, 19 de septiembre)

Glee (FOX, 20 de septiembre)

Raising Hope (FOX, 20 de septiembre)

The Middle (ABC, 21 de septiembre)

Modern Family (ABC, 21 de septiembre)

Blue Mountain State (Spike, 21 de septiembre)

The Big Bang Theory (CBS, 22 de septiembre)

Community (NBC, 22 de septiembre)

Parks and Recreation (NBC, 22 de septiembre)

The Office (NBC, 22 de septiembre)

The Mentalist (CBS, 22 de septiembre)

Nikita (CW, 23 de septiembre)

Fringe (FOX, 23 de septiembre)

The Simpsons (FOX, 25 de septiembre)

Family Guy (FOX, 25 de septiembre)

The Good Wife (CBS, 25 de septiembre)

Boardwalk Empire (HBO, 25 de septiembre)

American Dad! (FOX, 25 de septiembre)

The Cleveland Show (FOX, 25 de septiembre)

Being Erica (CBC, 26 de septiembre)

Dexter (Showtime, 2 de octubre)

Hung (HBO, 2 de octubre)

How To Make It In America (HBO, 2 de octubre)

House (FOX,3 de octubre)

The League (FX, 6 de octubre)

Bored to Death (HBO, 10 de octubre)

The Walking Dead (AMC, 16 de octubre)

Chuck (NBC, 21 de octubre)

Abandono:

Hawaii Five-O (CBS, 19 de septiembre)

Series Minardi: Y nadie se volvió a acordar de ellas (o casi).

31 Ago

¿Os acordaís de la escudería Minardi de Fórmula 1? Minardi estuvo 20 años dando el callo en la máxima competición de la FIA, y quien sabe un poco de de F1 la adoraba, tanto por su encantador cutrerío y falta de medios como por su papel fundamental: formar pilotos que luego saltarían a mejores escuderías para convertirse en grandes del automovilismo. Por Minardi pasaron los Alonso, Webber, Fisichella, Trulli, Verstappen, Alboreto, Zanardi, de Cesaris… Pero a la hora de la verdad, cuando había que demostrar las cosas en la pista, era el farolillo rojo de casi cada campeonato en el que compitió.

En el mundo televisivo también existen las series Minardi. Son las series que en su momento consiguieron una gran aclamación en la crítica especializada, pero que a la hora de medir audiencias normalmente se llevaban el farolillo rojo de la noche, y por tanto, cancelación al canto. En ese momento, la poca gente que las vio las olvida casi para siempre, y en la historia de la televisión no serán más que una nota a pie de página, y eso con muchísima suerte. A todo el mundo se le ocurrirán bastantes ejemplos de estas, pero he decido seleccionar diez que creo que representan mejor que ninguna otra lo que es ser una serie Minardi, sin ningún orden concreto.

The Comeback

The Comeback fue el primer papel de Lisa Kudrow después de Friends, y nada más y nada menos que para HBO, que a pesar de su más que probada solvencia en el drama, es una cadena que en comedia no destaca tanto. Y se ve que los espectadores lo saben, porque a pesar de que esta descorazonadora sátira del proceso de grabación de realities sí que es bastante buena, ya directamente pasaron de darle una oportunidad, y después de una temporada de 13 episodios fue cancelada sin piedad. Y la crítica, aunque al principio estuvo bastante dividida sobre su calidad, al final acabó por aceptarla y ha terminado por convertirse poco a poco en una serie de culto que sigue sin llegar al público, ni al seriéfilo ni al general.

Freaks and Geeks

Esta comedia adolescente es otra serie de culto a la que en el momento no se le hizo ni puto caso, de hecho sólo aguantó 12 episodios en la NBC en la temporada 99-2000, aunque había 18 grabados. Y sin embargo, la crítica la adoró y la adora, hasta el punto de que la revista Time la metió en su lista de los 100 mejores programas de la historia. Como véis en la foto, también fue el pistoletazo de salida de actores que luego se convertirían en tremendamente conocidos, como Jason Segel o James Franco. Ah, y era de nada más y nada menos que de Paul Feig y Judd Apatow…

Party Down

Este es el caso paradigmático de serie Minardi. En su último capítulo, emitido hace algo más de un año, hizo un 0.0 de rating y sólo 74.000 espectadores, que en Estados Unidos, si me apuras, es una cifra que casi se puede considerar como margen de error estadístico. Eso, y que Jane Lynch se fuera a Glee y Adam Scott a Parks & Recreation, selló su destino. Sin embargo, el patetismo de este grupo de actores que mientras buscaban trabajo de lo suyo tenían que currar en una empresa de catering que quedaba en evidencia frente al histrionismo de las personas que les contrataban para sus fiestas acabó por convencer a la crítica, sobre todo en su segunda y última temporada.

Rubicon

A nosotros los seriéfilos nos dolió mucho su cancelación y siempre nos acordaremos de ella, sí. Pero pregunta por ahí a alguien que vea series habitualmente pero que no esté tan metido en el mundillo, y no tendrá ni idea de lo que es Rubicon. Fue el primer fracaso de AMC y la primera cancelación en su época de revientamonopolios HBOenses, y sin embargo cada opinión, entrada de blog y artículo la ponía por las nubes. Y con toda la razón del mundo.

Better Off Ted

La historia de Better Off Ted es bastante curiosa. Cuando debutó ni dios le hizo ni puto caso, hasta el punto de que hubo episodios que tuvieron menos de 2 millones de espectadores, en un país de 300 millones de habitantes. Si para la CW eso ya es un fracaso total, imaginaros para la ABC. Normalmente eso significaría la retirada inmediata de la parrilla, pero llegaron los upfronts del final de la temporada 2008-2009 y milagro, fue renovada para una segunda temporada. Por supuesto, no aguantó, y al 11º capítulo estaba retirada de la parrilla, y se pudo terminar de ver gracias a que se emitió completa en Australia.

Pero a pesar de ser un flop de los grandes en lo que a ratings se refiere, Better Off Ted era una comedia divertidísima, y el S01E04, “Racial Sensitivity”, es uno de los mejores episodios que recuerdo en una comedia desde Arrested Development. Y qué decir de esos falsos anuncios cargados de sarcasmo que se sacaban de la manga en cada episodio, pequeñas joyas en sí mismas.

Terriers

La primera de las cancelaciónes de este año de FX, Terriers es una serie que viéndola semana a semana parece irregular en su calidad, con unas tramas totalmente deslavazadas hasta el punto de que fue considerada una especie de procedimental raro. Pero llegas a los últimos dos o tres episodios y de repente las piezas empiezan a caer en su lugar hasta llegar a un gran final muy emocionante y sobre todo abierto aunque satisfactorio. Una temporadita de 13 episodios que saben a poco para nosotros, pero a demasiado para las audiencias estadounidenses.

Lights Out

La segunda y para mí más dolorosa de las cancelaciones de FX de este año, Lights Out era la historia de Patrick Leary, un boxeador retirado que ante unos problemas económicos acuciantes se ve obligado a volver al ring a pesar de la oposición de su familia. Hubiera funcionado y funciona perfectamente como miniserie, lo que es perfecto teniendo en cuenta que una vez más las audiencias no acompañaron. No es una de las grandes series de la historia, pero sí lo suficiente como para ser uno de los mejores estrenos de la temporada que acaba de terminar, lo que hará aún más dolorosa su inevitable caída en el olvido colectivo.

Kings

Kings es una de esas series increíblemente extrañas que se sacan las networks de la manga cada cierto periodo de tiempo, en este caso la NBC en 2009. Teóricamente, era la adaptación de la historia bíblica del rey David a los tiempos modernos, en un reino ficticio que era como los Estados Unidos actuales, pero bajo una monarquía absolutista que se pasa la vida en guerra con los países vecinos. Fue el primer papel de Ian McShane en televisión después de Deadwood, y cómo no, lo clava.

Siempre se dijo de ella que debería estar en cable y no en network, y yo pienso que efectivamente, así debería de haber sido. Ni el tratamiento de la trama ni los temas subyacentes eran para las grandes masas, y las audiencias se encargaron de demostrarlo: una temporada y al tacho. Una pena, porque era realmente interesante.

Studio 60 on the Sunset Strip

Ya sólo que el nombre de Aaron Sorkin aparezca en los títulos de crédito es una grantía para saber que estás ante una serie muy buena. Y Studio 60 on the Sunset Strip lo es, aunque al final de la temporada y en plena lucha por subir unas audiencias que habían caído en picado considerablemente desde el estreno y que llevo a la NBC a meterla en un hiato de tres meses, se le fue un poco la olla. Los tres episodios de “K&R”, aunque buenos por sí mismos, no pegaban ni con cola con el resto de la serie. Aún así, con las cifras en la mano y con la crisis de la cadena del pavo, hoy en día se hubiera considerado su renovación, pero hace cinco años, y por mucho que doliera, era una cancelación de libro.

Lucky Louie

Ahora mismo Louie C.K. es un respetado cómico con una comedia que es de las mejores que se han visto en muchísimo tiempo, pero por algún lado tuvo que empezar en televisión, y lo hizo en Lucky Louie, su primera serie, para HBO en 2006. Parecía un programa cutre y roñoso, con pocos decorados y pocos personajes, pero era más que suficiente, ya que su gran baza era el guión, un guión constantemente gracioso a la vez que deprimente en el que se empezaba a intuír la grandiosidad que estamos viendo ahora en Louie. Fue cancelada después de una temporada de 13 episodios, de los que sólo se emitieron 12, y aún nadie sabe muy bien el por qué.

Premios Emmy 2011: Mis apuestas

30 Ago

Un año más ya tenemos los Emmy a la vuelta de la esquina, y un año más (ya llevo un año con este blog, que rápido pasa el tiempo) es hora de hacer de Patrick Jane e intentar predecir quienes serán los ganadores de la preciada estatuilla de la mujer alada con un átomo en las manos. En esta ocasión voy a hacer una doble apuesta, por un lado, los que me gustaría que ganaran, por el otro, los que creo que van a ganar. Vamos a ello, pues, ya me diréis qué os parece.

 Me gustaría  Creo que 
 Mejor drama   Friday Night Lights   Mad Men
 Mejor comedia  Parks and Recreation   Modern Family 
 Mejor miniserie   Downton Abbey  Mildred Pierce
 Mejor episodio de serie de animación  Futurama – “The Late Philip J. Fry”  The Simpsons – “Angry Dad: The Movie”
 Actor protagonista de drama  Kyle Chandler (Eric Taylor en Friday Night Lights)  Jon Hamm (Don Draper en Mad Men)
 Actriz protagonista de drama  Connie Briton (Tami Taylor en Friday Night Lights)  Juliana Marguilles (Alicia Florrick en The Good Wife)
 Actor protagonista de comedia  Louie C.K. (Louie en Louie)  Jim Parsons (Sheldon Cooper en The Big Bang Theory)
 Actriz protagonista de comedia  Tina Fey (Liz Lemon en 30 Rock)  Tina Fey (Liz Lemon en 30 Rock)
 Actor protagonista de miniserie  Idris Elba (John Luther en Luther)  Idris Elba (John Luther en Luther)
 Actriz protagonista de miniserie  Elizabeth McGovern (Cora Crowley en Downton Abbey)  Kate Winslet (Mildred Pierce en Mildred Pierce)
 Actor secundario de drama  Peter Dinklage (Tyrion Lannister en Game of Thrones)  Peter Dinklage (Tyrion Lannister en Game of Thrones)
 Actriz secundaria de drama  Margo Martindale (Mags Bennet en Justified)  Christine Baransky (Diane Lockhart en The Good Wife)
 Actor secundario de comedia  Eric Stonestreet (Cameron Tucker en Modern Family)  Chris Colfer (Kurt Hummel en Glee)
 Actriz secundaria de comedia  Sofía Vergara (Gloria Delgado en Modern Family)  Sofía Vergara (Gloria Delgado en Modern Family)
 Actor secundario de miniserie  Paul Giamatti (Ben Bernake en Too Big To Fail)  Paul Giamatti (Ben Bernake en Too Big To Fail)
 Actriz secundaria de miniserie  Maggie Smith (Violet en Downton Abbey)  Melissa Leo (Lucy Gessler en Mildred Pierce)
 Actor invitado de drama  Michael J. Fox (Louis Canning en The Good Wife)  Michael J. Fox (Louis Canning en The Good Wife)
 Actriz invitada de drama  Joan Cusack (Sheila Jackson en Shameless US)  Joan Cusack (Sheila Jackson en Shameless US)
 Actor invitado de comedia  Will Arnett (Devon Banks en 30 Rock)  Matt Damon (Carol Burnett en 30 Rock)
 Actriz invitada de comedia  Gwyneth Paltrow (Holly Holliday en Glee)  Gwyneth Paltrow (Holly Holliday en Glee)
 Mejor guión de drama  Matthew Weiner (Mad Men – “The Suitcase”)  Matthew Weiner (Mad Men – “The Suitcase”)
 Mejor guión de comedia  Louie C.K. (Louie – “Poker/Divorce”)  Greg Daniels (The Office – “Goodbye, Michael”)
 Mejor guión de miniserie  Stephen Moffat (Sherlock:A Study in Pink)  Julian Fellowes (Downton Abbey)
 Mejor dirección de drama  Martin Scorsese (Boardwalk Empire – “Pilot”)  Martin Scorsese (Boardwalk Empire – “Pilot”)
 Mejor dirección de comedia  Pamela Fryman (How I Met Your Mother – “Subway Wars”)  Gail Mancuso (Modern Family – “Slow Down Your Neighbours”)
 Mejor dirección de miniserie  Brian Percival (Donwton Abbey)  Brian Percival (Donwton Abbey)

Momoco

29 Ago

Como sabréis, y si no os lo digo yo, más de una y de dos veces he comentado en este humilde blog mi amor por ese submundo seriéfilo que son los títulos de crédito. Desgraciadamente, en la televisión estadounidense la práctica de hacer un opening decente se va perdiendo, sobre todo en las grandes networks, que ven como los treinta segundos que duran son dos anuncios que dejan de emitir.

Menos mal que nos sigue quedando el Reino Unido. En las Islas los openings siguen predominando como principal carta de presentación de una serie, se sigue buscando llamar la atención del espectador a través de la originalidad en esos segundos que explican a los neófitos qué deben esperar de lo que están a punto de ver. Y dentro de los openings de las series británicas, hay unos que destacan por encima de ellos:

Misfits (Channel 4):

Strike Back Series 2 (Sky UK, Cinemax):

Luther (BBC):

Father & Son (ITV, RTÉ):

Monroe (ITV):

Después de ver los videos, los primero que salta a la vista es que estos openings tienen muchísimo en común. Usan una música que se podría calificar como verdaderos temazos sin excepción, aparece un color principal que eclipsa a todos los demás (Misfits gris, Luther rojo…), combinan a la perfección la utilización de fotogramas de la serie con dibujos y animaciones varias, las fuentes de letra son de apariencia sucia y vasta y casi siempre sans serif… Un montón de elementos comunes que lo primero que nos hace pensar es que son obra de una misma persona.

Y no estaríamos equivocados. Resulta que todos estos openings han salido de las mentes de la agencia Momoco, creada por Nic Benns y Miki Kato. Se han llevado multitud de premios por sus creaciones, hasta el punto de que han servido de espaldarazo para que se atrevieran a poner en marcha su propio proyecto de película, que se verá proximamente en la pantalla grande. Ahora mismo, son una de las agencias de diseño más de moda a nivel mundial, y con una muy buena razón: les sobra talento. Podéis ver todos sus trabajos en este campo en su web oficial, recomiendo echarles un ojo porque no tienen desperdicio.

The Hour no es Mad Men

27 Ago

El 90% de las reviews y comentarios blogueriles que se han leído cuando empezó la ya no tan nueva serie de la BBC, The Hour, que hace un par de días terminó su primera temporada, coincidían invariablemente en una cosa: establecer una comparación con Mad Men basándose simplemente en que ambas están situadas en la misma época, y por tanto, la vestimenta era parecida. Una vez más, el refranero popular es sabio, y cuando dice que no hay que fiarse de las apariencias hay que hacerle caso. Más que nada porque The Hour no es la versión británica de Mad Men, si no que es la versión británica de Rubicon.

La serie de AMC y The Hour tienen paralelos más que evidentes. Ambas empiezan con un asesinato, que es investigado de manera muy sutil por un empleado de tres al cuarto en una gran corporación que resulta ser ascendido a un puesto más prominente en los primeros compases de la serie, y ambas empiezan con un crucigrama como gran primera pista que explosiona en la gran conspiración que sirve de trama principal de cada una de las series, que además se van desvelando con el mismo ritmo que Moussambani en una piscina olímpica.

Por otro lado, el contexto en el que se desarrolla esta investigación, la americana basada en una agencia de análisis de inteligencia y la británica en una especie de informativo, permite expandir, sobre todo a través de los personajes secundarios, la temática de fondo de ambas series, que primariamente es el tratamiento de la información, pero que también es la cuestión moral de si todo vale a la hora de acabar con las amenazas externas a un país determinado. Esto quizá se viera más claramente en Rubicon (es memorable el capítulo en el que tienen que decidir si bombardear y matar a un terrorista a costa de la posibilidad de que hubiera niños en la casa), pero en The Hour este tema actúa como un ruido de fondo constante.

Que me haya tomado el tiempo para pensar esta comparación tiene que decir algo sobre The Hour. Es evidente que es una serie, que a pesar de sus fallos, que los tiene y gordos, he disfrutado muchísimo. Hay una escena en el segundo capítulo que en la que Bel le pregunta a Hector algo así como “How is your copy going?” a lo que él contesta “Swimmingly” y ella le mira divertida diciendo que hace mucho tiempo que nadie usa esa palabra en una muestra de la ironía que rodea a esta serie, ya que está repleta de vocabulario y expresiones que a veces ni existían a finales de los cincuenta. Aún a pesar de eso, The Hour es capaz de crear una atmósfera muy envolvente que unida a lo interesante de la historia, provoca la necesidad de tragarse los episodios cual tripis. Los tres actores principales, Dominic West, Ben Whishaw y sobre todo Romula Garai, que tras ésta serie y The Crimson Petal and The White se está convirtiendo en una de mis actrices británicas preferidas, están muy bien en sus papeles.

Por eso me alegra la noticia de que BBC Two ha decidido darle a The Hour una segunda temporada, a pesar de que el final de la primera hubiera funcionado muy bien como final de serie. Veremos si es capaz de mantener el nivel corrigiendo esos pequeños fallos, pero en principio The Hour será una de mis grandes series para el verano que viene.

La caja de los misterios de J.J. Abrams

9 Ago

Hoy, en vez de escribir yo la entrada, voy a dejar que J.J. Abrams lo haga por mí. Esta es la charla que el creador de Lost impartió para TED, y merece mucho la pena echarle un ojo. Si no entendéis inglés, hay un botón para poner subtítulos en castellano. Enjoy.

A %d blogueros les gusta esto: