Brent vs. Scott

1 Feb

El minuto y cinco segundos (según mi copia) que duró el cameo de Ricky Gervais durante el cold open del S07E14 de la versión estadounidense de The Office ha sido uno de los momentos más sorprendentes del año, tanto por la asombro que nos causó al ser filtrada su aparición pocos días antes y que hubiera sido incluso mayor si no hubiéramos sabido nada (lo que es una pena), como por la inmensa calidad y profundidad que ha tenido.

Tres cuestiones llaman poderosamente la atención al visionar y revisionar y rerevisionar este minuto. La primera y más obvia es la comparación entre versiones, algo que parece que se está poniendo de moda con tanto remake, pero que nunca se había podido hacer tan directamente. Tanto David Brent como Michael Scott eran The Office, los personajes principales, y los pilares sobre los que se sustentaba cada una de las series. Y sí, aunque haya diferencias ocasionadas por la necesidad de adaptar el personaje a otros gustos y por la evolución que se consigue con siete temporadas a la espalda, al final ambos son la casi la misma persona y lo lógico es que lo que ha pasado, que se cayeran genial. Que la escena se sitúe en un ascensor del que Brent sale y en el que Scott entra no hace más que reforzar el simbolismo del relevo en ese papel principal.

El segundo, es la pequeña gran reflexión sobre la comedia actual y la corrección política que quiere dominar sin conseguirlo la creación humorística de hoy en día (sólo hay que ver por ejemplo Louie para darse cuenta de la futilidad del intento). Básicamente, vienen a decir que la gente confunde el aprovecharse de los estereotipos nacionales para hacer reír con el racismo, que realmente ellos solamente buscan divertirse y divertir sin hacer daño a nadie y que nadie se debería sentir ofendido por ello. Y para no dar la impresión de ser simplemente dos personas blancas llorando por los privilegios perdidos, comienzan con un puteo al inglés precisamente a través de esos mismos estereotipos y él tomándoselo con gracia y salero. Inmediatamente después el director de Wernham Hogg pasa a su personaje chino, llamado Ho Li Fuck, para ser dado la réplica por un Michael Scott que se dedica a repetir “I Ping” y al que Brent le devuelve los pongs de una manera impecable, mostrando ambos una gran compenetración y timing perfecto.

Y el tercero, es la referencia a la salida de Steve Carrell de la serie, que por cierto, ya sabemos cuándo va a pasar. Esa pequeña mención de si había trabajos disponibles en la empresa papelera de Scranton es la primera referencia a lo que está por venir en la historia dentro de la serie, pero también nos da la razón por la que se hizo esto ahora y además refuta permanentemente la especulación que hubo al saber la noticia sobre si Gervais podría sustuír a su colega humorista al frente de la oficina (algo que de todas maneras si no recuerdo mal siempre fue negado por todas las partes desde un principio).

Este cameo era probablemente uno de los momentos más esperados desde que hace siete temporadas Dunder Mifflin comenzaba su andadura. Y como veis al menos a mí no me ha decepcionado en absoluto, todo lo contrario: le ha dado una paliza mortal a mis mayores expectativas, y más teniendo en cuenta esa sequía creativa por la que parece estar pasando The Office USA. Para mí, ha sido sin la más mínima duda el minuto de oro de lo que llevamos de 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: