Tres chalados en un piso

24 Ene

¿Os acordáis de una serie de tres tipos vestidos de traje llamada Stella que echaban en los principios de Cuatro a las 4000 de la mañana en un bloque de comedia un poco chusco que incluía George and Mildred y Man About The House (Un hombre en casa)? Yo tampoco lo haría, si no fuera por un par de visionarios con buena memoria que la recordaron en los comentarios de uno de los últimos posts del Naranjito Mecánico. En ese momento me dí cuenta de que efectivamente había visto alguna vez algún capítulo suelto de los diez que conforman la única temporada que tiene. De lo que no me acordaba era de lo buena que era.

Como casi todo el humor moderno, el de los chicos de Stella es de ese que o le profesas amor o un odio irracional. No hay termino medio. Sin embargo, aunque no te guste, lo que no se puede decir es que sea un humor vago. Cuando tienes dos personajes que se llaman igual, y en 10 capítulos no haces la mítica de que alguien los confunda por los nombres, es que no quieres resignarte a meter los clichés típicos del género. Pues Michael, Michael y David llevan al extremo eso mismo, la originalidad y el surrealismo puro y duro mezclado con bastante falta del sentido del ridículo y ganas de hacer pasar vergüenza ajena al espectador.

La serie va de tres tipos vestidos siempre con traje y bastante peculiares que viven juntos en un piso, con tres vecinas en el de abajo que tienen pinta de ser como ellos, pero algo más serias. Básicamente, ellos pasan su tiempo persiguiendo las ideas que se les ocurren al principio del capítulo, que suelen empezar siendo una chorradita como mirar el tiempo que hace o irse a tomar un café, y que poco a poco van escalando hasta llegar a un estado de ida de olla total. En ese sentido me recuerda mucho a algunos capítulos de Family Guy o The Simpsons, porque también hacen bastante uso de los cutaway gags tan típicos de la animación estadounidense para adultos.

Una parte importante de la serie son las canciones, de las que suele haber una por capítulo, tan repletas de humor y sarcasmo; pero también la metáfora y la crítica, que muchas veces no es tan velada como podría parecer. Por ejemplo, se usa el bigote postizo para simbolizar las drogas, probablemente la marihuana. Tengo la impresión de que muchas veces es simplemente una vía para rodear la censura de la cadena y de las marcas que se publicitan en Comedy Central, pero aún así son capaces de hacerlo de manera inteligente y graciosa.

Como digo, Comedy Central la canceló al acabar su primera temporada de sólo 10 capítulos. Sé que hiceron luego otra serie llamada Michael & Michael Have Issues en la que David ya no estaba, y que también duro sólo un único año, así que en el próximo parón en Estados Unidos habrá que echarle un ojo. Pero mientras, si aún no habéis visto Stella, lo que es muy posible, no sé a qué esperáis. Y si ya habéis visto toda, siempre podéis buscar los cortos que dieron origen a la serie. La cosa es ver algo de estos tipos, que merecen mucho la pena.

Anuncios

5 comentarios to “Tres chalados en un piso”

  1. Reticle 25/01/2011 a 11:18 #

    Y además en los cortos salen penes on fire!! XD

  2. martinyfelix 25/01/2011 a 15:22 #

    Apuntada queda.

    • fryant 25/01/2011 a 21:12 #

      Ya comentarás que te pareció si la ves al final. 🙂

  3. Pablo ElPrieto 27/12/2012 a 03:19 #

    ¿Alguien sabe dónde se puede encontrar? Vi un capítulo suelto en Cuatro y desde entonces ando buscándola… ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: