Los Reyes Magos en Estados Unidos

29 Dic

Los mejores episodios de Top Gear son aquellos en los que los chicos deciden putearse entre ellos mientras hacen algo que se puede calificar de épico. Los especiales de aventuras (Polo Norte, Bolivia, Vietnam, Sur de EEUU) son el mayor ejemplo de esto, y suelen resultar ser los más divertidos de todos. En estas Navidades han decidido regalarnos no uno, sino dos de este tipo que además sirven de pistoletazo de salida para la temporada 16, y yo, me siento un chico afortunado.

El primero fue un recorrido por la Costa Este de Estados Unidos. Éste no tuvo el tratamiento de minipelícula que se les da normalmente, ni un objetivo predeterminado que le de sentido a la cosa. Y sin embargo, estuvo graciosísimo, con momentos que quedarán para la memoria colectiva de los espectadores de Top Gear.

Empezó con un pequeño viaje a través de una carretera de Carolina del Norte… sólo para darse cuenta de que el límite de velocidad que tenía era ridículo. Después se fueron a Virginia a uno de los primeros circuitos en los que corrió la NASCAR… sólo para que les dijeran que tampoco podían ir rápido. Menos mal que ellos pasaron, porque si no nos hubieramos perdido el festival de derrapes de Clarkson, no se le hubiera jodido el neumático, no tendrían que remover viento y marea para encontrar uno que le valiera al Mercedes SLS AMG, y nos hubieramos perdido al Anciano Alcalde Bailarín. Qué grande era el hombre.

En medio de eso pasamos a las noticias, con incendio de Árbol de Navidad apagado con la bebida energética Pussy (quien le pondría el nombre…). Es ya un clásico para ellos en estas fechas mostrar en esta sección lo que se puede llegar a inventar con un poco de estupidez y mucha falta de visión comercial e intentarlo pasar como regalo navideño. Este año no han decepcionado, y al ya mencionado Pussy se le une el ambientador de bacon en mi Top 10 personal de las gilipolleces más grandes jamás vistas.

Después de más circuíto, pues a pegarle tiros a cartulinas de Stig (normal que lo odien después de lo que les hizo Ben Collins) en una competición a ver quién conseguía el mejor drive-by con armas reales. Impresionante ver al Mercedes SLS AMG con la puerta abierta con metralletas pegando tiros desde el asiento del copiloto.

Una entrevista de la que siempre paso mucho, y para terminar el plato fuerte: una carrera a través de Manhattan en sus tres superdeportivos (la batalla en todos los frentes entre el SLS AMG y el Ferrari 458 Italia empieza a ser ya épica, y no sólo en Top Gear), llamando la atención de todo el mundo mientras se desesperaban por el tráfico y lo laberínticaque se vuelve la isla por culpa de las señales de tráfico. Todo con el objetivo de ser el primero en llegar a una estación de televisión para participar en un programa que no resultó ser el que ellos pensaban.

Ha sido un especial entretenido como sólo lo puede hacer Top Gear, en un escenario casi inmejorable. Pero palidece en comparación con lo que nos tenían preparado para sólo cinco días después.

Esa sorpresa era el especial de Navidad, que ya respondía al formato más clásico de las grandes aventuras de Top Gear: un film entero sin cortes de casi una hora y media de duración sobre su viaje a través de Oriente Medio, con el destino final siendo el Portal de Belén. Quizá sea el más peligroso que han hecho hasta el momento, porque eso de que te dejen en medio de Iraq sin tener ni puta idea de donde estás y después de tenerte montado en el coche en la bahía de carga de un avión haciendo maniobras de aproximación y aterrizaje fallidas con la compuerta abierta tiene que ser para cagarse entero. La cara y el sudor de Hammond, que era el que estaba más cerca de la puerta en ese momento lo dice todo. Me lo llegan a hacer a mí y me da algo.

Pero bueno, ellos ya estaban en Iraq. Y lo primero que hay que hacer es salir de allí, no vaya a ser que haya un atentado o algo, asi que tiran dirección Irán, para descubrir en la frontera que a la BBC no se la deja entrar allí. Así que a Turquía, donde se meten ligeramente antes de intentar atravesar el desierto sirio. Y ahí es donde empieza la verdadera épica de este especial, porque el atravesarlo no es como pasar por el pasillo de tu casa. Que se lo digan a James May, que tuvo que ir al hospital con una brecha en la cabeza después de una ligera amnesia tras una caída contra una roca.

Una vez salido de Siria, breve paso por Jordania antes de atravesar la frontera de Israel, por un motivo concreto y que es una de las cosas más curiosas del especial:  se han atrevido a emitir cómo han engañado a los militares encargados de mirar quien entra al país con unos pasaportes duplicados, porque si les dan los originales con el sello de entrada y salida del país en el que está la ciudad de Palmira, no les dejan entrar ni de coña. Pero la jugada les salió bien, y tras darse un paseíto por los altos del Golán y por el Mar de Galilea con revelación mística de Jeremy Clarkson incluída, por fin llegan a Belén.

Es en esa ciudad donde tenemos la conclusión en un montaje bastante sorprendente en una producción de la BBC, hablando de paz y buenas intenciones para el mundo sobre imágenes del muro que separa Israel y Palestina, diciéndolo todo sin decir nada. Tras eso, la sorpresa final que influirá en el resto de capítulos de Top Gear de aquí a mucho tiempo.

En definitiva, ha sido un especial emocionante y tenso en algunos momentos, pero entretenido como él solo y con unas imágenes espectaculares, muy en la línea de los mejores episodios de Top Gear hasta el momento. Perfecta apertura para una temporada 16 que comenzará regularmente a finales de enero. ¿Se nota que me encanta este programa, no?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: