Pesimismo soleado

11 Dic

Es un poco una locura teniendo tantas series que ver a la semana y tantas entradas por escribir pendientes, pero esta mañana me decidí a echarle un vistazo a It’s Always Sunny in Philadelphia… y acabé comiendome la primera temporada de una sentada.

Tras ver el primer capítulo, me quede con una sensación en plan “qué mierda es esta que estoy viendo”, pero decidí ponerme el segundo, y ya se sabe, cuando haces pop…

Lo primero que me llamó la atención es que a pesar del título, es una serie muy pesimista. A los protas nunca les pasa nada bueno, más bien todo lo contrario. El cold opening y la cabecera destacan precisamente esto a través de una ironía muy fina: la introducción acaba con frases del tipo “este tío esta muerto” o “Charlie ha sido abusado sexualmente”, justo para pasar, casi sin dar tiempo para acabar la frase, al rótulo del título “It’s Always Sunny in Philadelphia” y a imágenes de la ciudad de la Campana de la Libertad bajo la oscuridad de la noche. Una manera muy sutil de decirnos que Philly está hecha tan mierda como la vida.

Y para dar el punto a esto, los temas que tratan no son precisamente agradables. Aborto, muerte, nazismo, alcoholismo juvenil, el abandono de la tercera edad… No se les escapa ningún tema polémico, y muchos son los típicos en los que la fractura ideológica estadounidense está muy marcada. Sin embargo, aunque no los tratan con respeto, sí lo hacen con mucha gracia y con un humor ácido bastante corrosivo por decirlo suavemente, llegando a veces incluso al gamberrismo.

Los personajes contribuyen a esto: tenemos por un lado a la típica moralista liberal, Sweet Dee, que contrasta con Mac, que es el típico gilipollas que haría cualquier cosa por un polvo; y por el otro a Dennis, un ligón que saber ser encantador y manipulador y que contrasta con Charlie, inepto socialmente y bastante tonto el pobre. Entre los cuatro (que por cierto, llevan un bar irlandés, el Paddy’s), acaban dando un retrato de lo… digamos moralmente estropeada que esta la sociedad actual.

Esta primera temporada, aunque sólo hayan sido siete capítulos y a pesar del shock inicial, no era lo que me esperaba de esta serie. Y sin embargo, no tardó nada en enamorarme. Sé que a partir de ahora sale Danny DeVito haciendo de padre de Dee y Dennis, y sólo espero que el meter una estrella como él en la serie no estropee el balance que consigue en su año de debut.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: