La vuelta de los inadaptados

13 Nov

La primera temporada de Misfits fue un sorpresón general para todo el mundo. Nadie contaba conque una serie que básicamente se basaba en el concepto “Skins se mezcla con Heroes” pudiera ser tan grande. Pero lo fue, y las recomendaciones corrieron por toda la blogosfera más rápido que un Bugatti Veyron con el motor de un caza.

El pasado día 11 fue el momento de ver si en la segunda temporada se mantendrían los estándares que esta serie manejó el año pasado. Por lo que parece, así va a ser. Y yo que me alegro.

Como viene siendo habitual en Misfits, en este primer episodio de su temporada de sophomore hemos tenido la parte de monstruo de la semana, que sería la chica esta que compartió estancia en el psiquiátrico con Simon aka Barry y que era capaz de transformarse en cualquier persona al más puro estilo de los shapeshifters de Fringe; pero por otro lado los guionistas han establecido la que será la trama principal de esta nueva entrega y que de paso, sirvió para resolver el cliffhanger con el que acabó el primer año y que presenció la resolución de toda la historia del año provocada por nuestro hombre invisible: el encapuchado misterioso que todo lo ve y todo lo sabe. No pinta mal.

Pero lo más interesante de la temporada una vez más no estará ahí, será Nathan y todo lo que a él le concierne. Las patochadas que suelte y sobre todo su relación con Kelly, que en este episodio inaugural estuvo a punto de consumarse. ¿Se atreverán a emparejarlos definitivamente o nos dejarán todo el año con el “will they, won’t they”? Yo apuesto por lo primero, pero por supuesto lo dejarán para el final. La otra relación dentro del grupo, la de Alisha y Curtis, ya no me interesa tanto y a no ser que los hagan cortar o que metan otra parte oscura en la vida de alguno de los dos no veo como pueden conseguir que me llamen la atención. Pienso que sobre ellos como pareja ya está todo contado.

El humor y el gamberrismo siguen omnipresentes, y esa sensación de poca pasta para sacar los episodios adelante y a pesar de ello conseguir que apenas se note también. Quizá esa sea una de las muchas grandezas de Misfits, junto con el ser de las pocas series capaces de tenerme con una sonrisa en la boca casi de principio a fin. Esta semana me ha pasado, no os lo niego. Y el saber que ya ha sido renovada para un tercer año aún me la amplía más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: