La tribu de los Braverman

19 Sep

El martes arrancó la segunda temporada de Parenthood, cuyo debut, en mid-season del año pasado después de un rodaje y una producción un poco accidentados, sorprendió a mucha gente por lo sólido que fue. Parece que la segunda entrega va a seguir en esa dirección, ya que tuvimos un primer capítulo muy en la línea de lo que vimos la primavera pasada.

Para los que no sepan de qué va, recapitulamos. Parenthood es el segundo intento de adaptar para la televisión la película homónima de 1989 dirigida por Ron Howard. Trata de las historias familiares de los Braverman a dos niveles, la de los patriarcas con sus hijos, y a la vez, la de los propios hijos con sus nietos. Así, tenemos una familia que en realidad son cinco, y las cinco son modelos diferentes de núcleo familiar, unos típicos y otros no tanto.

La temporada empieza con Jasmine y Jabbar en Nueva York y Crosby viajando constantemente para verlos, con Adam tienendo problemas en el trabajo, Kristina enseñando a conducir a Haddie, Julia y Joel teniendo que hablar de sexo con su hija Sarah y este último teniendo que ayudar a Zeek a reparar unas goteras, Sarah la mayor intentando recomponer su vida a través de un nuevo empleo y a Zeek intentando mejorar su conducta hacia Camille y los demás. Son muchas tramas a la vez, así que vamos por partes.

Crosby echa mucho de menos a Jasmine y a Jabbar, eso es algo que nadie duda. Pero ésta decide poner su vida profesional por encima de la personal, haciéndole un feo muy grande al tercer hijo de los Braverman y a Max como daño colateral. Esas prioridades nos hacen intuír que la separación entre Crosby y Jasmine cada día va a ir a más, y aún encima parece que puede haber algo ahí con Gaby, la cuidadora de Max. ¿Habrá rollito, no lo habrá? No sé cuanto me gustaría que pasara, pero sabemos que Crosby es un mujeriego, así que lo veo probable.

Por otro lado, Julia y Joel se encuentran con que a los seis años su hija Sarah ya está haciendo preguntas sobre el tema que todo padre y toda madre teme: el sexo. Joel intenta desviarlas y dejarlo para más adelante, pero Julia, no sin un poco de vergüenza, coge el toro por los cuernos y le explica directamente a la niña lo que hay. Esa niña parece muy espabilada y estoy seguro de que dará bastante juego esta temporada. La familia de Julia siempre fue la que más estuvo en segundo plano, pero esta temporada están intentarlo darle más protagonismo. Aún así, esto sólo está afectando a Joel, que está más tiempo en pantalla gracias al arreglo de la casa de invitados que está llevando a cabo con Zeek, a cambio de restárselo a una Amber que estuvo casi desaparecida en este episodio. De  hecho, hay una metabroma por ahí sobre Joel, cuando el patriarca le dice que nunca la había escuchado decir más de cinco palabras, que fue lo que pasó en la primera temporada.

Y hablando de Zeek, parece que después de las cagadas descubiertas en anteriores capítulos, ha decidido enmendarse y corregir errores para hacer que su matrimonio sobreviva. El “I hear you, I see you” que le da título al episodio es la consecuencia directa. Aún así, se le ve que le está costando. Camille está desaprovechada, como siempre.

Y para rematar, los que fueron los grandes protagonistas de la temporada pasada, la familia de Sarah y la de Adam. Los hijos de Sarah desaparecidos, pero mientras ella busca un nuevo empleo, se le ocurre una idea que parece que tira pa’lante para la empresa de Adam, en la que el jefe (en unas escenas que parece que sacaron de Dirty Sexy Money, por cierto) está bastante encima de él. Así, trabajarán juntos, lo que seguro que va a dar lugar a situaciones tensas. Y Kristina y Haddie conduciendo por ahí da lugar a expresar los temores de la madre por la hija y lo que significa para ambar que la primogénita empiece a manejar coches.

Ha sido un capítulo que ha estado bastante bien, como digo, en la línea de la serie. No soy mucho de dramas familiares, pero el optimismo que en general transmite Parenthood y el tratamiento que se le da a los problemas familiares me llaman mucho la atención. Veremos como se desarrolla la segunda temproada, pero con tal de que mantenga la calidad de la primera me doy por contento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: