Desnudando la vida familiar

18 Sep

Cuando hablé de Louie, comenté que aquella no era la primera incusión en televisión de Louis C.K., que ya había hecho antes una serie para HBO. Esa serie se llamaba Lucky Louie, y hace un par de días que terminé de verla. La única temporada de este show tuvo doce capítulos, mas uno que no se emitió pero que se incluyó en el DVD.

Viendo lo mucho que me gustó la de FX, pues decidí echarle un ojo a esta, y cuando salieron los créditos del último capítulo me quedé con una buena sensación.

La premisa es una de las más típicas entre las sitcoms: familia de clase media o media-baja con unos amigos cuanto menos curiosos, que se ven en situaciones de la vida diaria enfocadas desde un punto de vista humorístico. Esa línea sirve para describir a muchas series, desde Family Matters (Cosas de Casa) hasta Modern Family, pasando por Home Improvement (Un chapuzas en casa), Moesha o The Simpsons, por ejemplo. Pero a pesar de seguir la estructura y de mantener los elementos de las sitcoms tradicionales, tiene una ventaja sobre éstas: emitirse en calbe y no en una network, lo que permite mayor libertad tanto creativa como de temas y recursos a los que se pueden recurrir, y es algo que Louis C.K. aprovecha bastante. El uso de tacos, la presencia de historias que suelen ser espinosas (aborto, drogas) o directamente desnudez frontal masculina total son comunes. Y este es uno de los grandes puntos a favor de a serie y lo que la hace diferente y en un primer momento chocante. Y si digo en un primer momento, es porque luego acaba usando tanto estos recursos que hacen que te acostumbres rápidamente.

Lucky Louie es una serie que empieza muy floja, para ir creciendo poco a poco hasta llegar a unos capítulos finales estupendos. Los primeros episodios te dejan algo volado, pero ves que tiene un potencial que desarrolla completamente en los últimos. Los guiones, aunque con bastantes situaciones tópicas, tienen unos diálogos graciosos e inteligentes, las resoluciones son muchas veces inesperadas aunque lleven al mismo lugar de siempre, los personajes están bien definidos y sobre todo Louie y Kim, los protagonistas, tienen una profundidad poco habitual en el género. Y algo muy importante, la niña no es repelente sin que los guionistas lo quieran, lo es queriéndolo, que parece que no pero hay una gran diferencia.

Tengo la sensación de que si hubiera habido una segunda temporada hubiera sido grandiosa. Mal por los directivos de HBO por cancelarla. Si hubiera sido por audiencias aún bueno, pero no fue así ya que estaba haciendo mejores audiencias en cada capítulo, y además decentillas. Pero hacerlo porque no cuadraba con la imagen e idiosincrasia de la cadena, pues me parece un poco peregrino.

Eso sí, me ha gustado más Louie que Lucky Louie, en la primera se nota más la evolución y sobre todo las tablas en televisión de Louis C.K. Aún así, echadle un ojo a las dos, que no están nada mal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: