Las marionetas no sólo son para los niños

31 Ago

Terminé anteayer la primera temporada de Mongrels, serie de la BBC Three creada por Adam Miller que se emitió este verano. Son ocho capítulos de media horita que se pasan volando. Trata de la vida en la calle de cinco animales representados por marionetas, que a pesar de estar humanizados en casi todos sus comportamientos, siguen teniendo esos instintos en los que se reconocen lo que son.

Lo que es la serie en sí está bastante bien. Me recuerda a cómo sería Family Guy si la hubieran hecho en Gran Bretaña los creadores de Community, porque sí, a pesar de ser de marionetas es una serie para adultos.

Son seis los personajes. Tenemos a los zorros Nelson y Vince, a la perra afgana Destiny y a su dueño Gary, a la paloma Kali, y por último a mi preferido, el gato persa Marion. Cada uno tiene su personalidad bien definida, que va desde la metrosexualidad de clase media de Nelson hasta el macarrismo malhablado de Vince, pasando por la pijería ególatra de Destiny. Y todos con expresiones y sobre todo acentos distintos, de todas partes de las Islas, aunque ellos vivan en el bajo de un pub del East End londinense.

Una de las cosas que antes saltan a la vista en Mongrels, es la cantidad de referencias por minuto a la cultura popular británica y también, aunque bastante menos, a la norteamericana; superando a Community en este sentido, ya que en la americana tienes a un personaje especializado en ello como es Abed, pero es que aquí son todos y a todas horas. En algún capítulo hasta llega a ser demasiado, y que lo diga yo que me encantan este tipo de cosas… Y a veces lo hacen para meter ejemplos, pero otras es con ánimo de directamente meterse con algo. Tenemos como muestra, en los primeros compases del primer capítulo, como alguien le dice a Marion que es posible triunfar sin testículos, e inmediatamente se cambia la escena a un acto de Michael Bublé. Y lo mejor de todo, muchas veces son los propios implicados los que hacen cameos para reírse de ellos mismos, aunque claro, si no conoces como va el tema en Reino Unido, no los conoces ni de broma. Y por supuesto, ya que vas a hacer este tipo de cosas, las metareferencias no pueden faltar. Chistes en los que se rompe la cuarta pared, sobre cómo cortan arcos argumentales o el uso de clichés riéndose de ellos son muy habituales.

Uno de los puntazos de Mongrels es la capacidad de reflejar las acciones y reacciones diarias de los animales domésticos aun a pesar de estar más que personificados. Cosas tan típicas como el que un perro vaya en coche, que una paloma choque contra un cristal o el miedo a los fuegos artificiales se vuelven muy graciosas sólo por la reacción de los personajes.

Y por supuesto, el mayor punto fuerte de la serie: las canciones. En cada capítulo hay una, integrada en la historia. Casi siempre son sobre temas que en televisión suelen ser muy polémicos, como la pederastia, la religión y la homosexualidad, y son tratados como ellos saben hacerlo, a lo bestia. El resto de la banda sonora también está muy bien, con canciones muy reconocibles que sin embargo en vez de distraer aportan a la historia.

Pues eso, ya sé que está cerca la nueva temporada de televisión y probablemente ya tendréis con qué rellenar el poco hueco que queda, pero si no es así, poneos a verla, que no os arrepentiréis.

Anuncios

Una respuesta to “Las marionetas no sólo son para los niños”

  1. Tati 31/08/2010 a 22:32 #

    Me encanta!!!! Cuando me la dejas?!?!?!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: