Amor y muerte en el espacio exterior

21 Ago

De vez en cuando, surge una serie que sabes que no deberías ver, pero la ves igual. La crítica le da palos por todos los lados, la audiencia no responde, pero a tí te resbala, la historia te gusta y la vas a ver contra viento y marea. Esas series no llegan ya a a categoría de placer culpable, es sadomasoquismo puso y duro. A mí me pasa constantemente, y los dos casos más graves que recuerdo han sido Jericho (de la que tengo que hablar un día de estos) y la serie que nos ocupa hoy, Defying Gravity.

Defying Gravity es una coproducción germano-británico-americano-canadiense (qué pro queda) sobre unos astronautas que iban en una única misión en la nave Antares a todos los planetas del Sistema Solar, y mientras eran grabados 24/7 por cámaras y tansmitido en un programa tipo Gran Hermano para todo el mundo. Sin embargo, y para ser una serie de ciencia ficción, la carga culebronil era mucho mayor que cualquiera del género, de hecho la anunciaban como “Anatomía de Grey en el espacio”. Fue emitida hace poco más de un año en BBC, ABC (aunque la hacía la productora de la Fox) y CTV, que pronto la cancelaron, y no sé si al final la llegaron a echar en ProSieben. En el caso de los canadienses, después de sacarla de emisión la pasaron a un canal de cable llamado SPACE y allí acabó con más pena que gloria.

A pesar de todos los palos que se le dieron en su momento, a mí Defying Gravity no me parecía tan mala como se decía. Vale, no era Battlestar Galactica, pero estaba bastante potable. Los efectos especiales estaban bastante bien para el presupuesto que había, y aunque los arcos argumentales de los personajes eran a veces un poco rollo, lo que era la misión en sí y las intrigas que conllevaba entre la gente que la controlaba en tierra era bastante interesante. En lo que eran los personajes en sí, pues había un poco de todo. Había algunos majos, Wass, por ejemplo, y otros totalmente insoportables, como Paula.

A mí personalmente me dió mucha pena que la cancelaran. Y bueno, por lo menos tuve algunas respuestas en una entrevista que dio el creador, James Parriot, en la que explicó como iban a ser las temporadas siguientes. Y bueno, decir que si al final decidís verla después de leer esto, que sepáis que lo hacéis por vuestra cuenta y riesgo, que es una serie que tampoco aporta mucho a pesar de lo que pueda decir yo aquí.

Anuncios

2 comentarios to “Amor y muerte en el espacio exterior”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Mis 7 mejores actuaciones de Glee (hasta el momento) « Diario de un seriéfilo - 30/10/2010

    […] del que no tenía ni idea (y realmente sigo sin tenerla). Y cada vez que veía un episodio de Defying Gravity era imposible no acordarse de este […]

  2. Los fallos de Caprica « Diario de un seriéfilo - 04/12/2010

    […] ni idea de que a pesar de eso la cadena canadiense Space, que ya fue la que en su día terminó Defying Gravity cuando la cancelaron en ABC, ha seguido emitiendo los episodios restantes a ritmo normal, por lo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: